Unas 43 mil familias guatemaltecas están en riesgo por sequía

Canícula de junio se extendió tanto que se unirá a la de agosto, explica el Insivumeh, en un panorama desalentador.

Cantón Valencia, Jutiapa, donde la sequía ha causado estragos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Cantón Valencia, Jutiapa, donde la sequía ha causado estragos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

La extensa canícula afecta particularmente a los municipios de Camotán, Jocotán y Olopa, en Chiquimula, en donde las cosechas se han perdido y la amenaza del hambre comienza a acechar particularmente a las comunidades chortís.


Según la Asociación Indígena Campesina Ch'orti' Nuevo Día, en esos tres municipios las pérdidas en cosechas de maíz y frijol son casi totales. Se estima que más del 90 por ciento de la población  está afectada.

Norma Sancir, de esa asociación, informó que en algunas comunidades de esos municipio han pasado más de 33 días seguidos sin que llueva.

“La mayoría de las personas sembraron en mayo, pero lamentablemente se adelantó la canícula y actualmente las comunidades de los tres municipios que tienen sus siembras en las laderas perdieron totalmente sus plantaciones de maíz y frijol”, señaló Sancir.

La activista indicó que las reservas de alimento de las familias se agotan y lo más crítico podría ser en agosto, porque la gente pensaba tener su primera cosecha ahora.

“Lamentablemente todas las comunidades indican que hasta el momento no tienen apoyo de ninguna institución”, dijo Sancir, y que hace unos días mujeres de las comunidades se organizaron para ir con las autoridades ediles de Camotán para explicar la situación, pero no fueron atendidas.

Otra preocupación es que el quintal de maíz aumente de precio en las próximas semanas. Actualmente cuesta Q150, pero creen que el quintal podría llegar a  Q200.

La misma situación padecen las comunidades de Zacapa, donde se  a inicios de junio cayó la última lluvia.

Los principales cultivos afectados son maíz, con dos mil 900 hectáreas dañadas, y frijol, con 280 hectáreas, lo que significa la pérdida de unos Q8 millones 560 mil, según la Gobernación Departamental.

Autoridades

Manuel Salvador Cordón, gobernador de Zacapa, indicó que se comunicará con el Ministerio de Agricultura, cuyo jefe, Mario Méndez, ha dicho que los más afectados por esta situación son los agricultores de subsistencia e infrasubsistencia, pero esperan que los precios del maíz y frijol no se incrementen.


“El plan que tenemos y que  generalmente usamos es el de alimentos por acciones. Las personas van a tratar de restituir sus cultivos o por hacer algún tipo de trabajo. Se les paga con alimentos”, explicó el ministro.

Méndez informó que 43 mil familias de Chiquimula, El Progreso, Jalapa, Jutiapa, Retalhuleu, Sololá, Suchitepéquez y Zacapa son las afectadas por la falta de lluvias y están en riesgo.

Panorama

César George, meteorólogo del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), comentó que una de las consideraciones a las que se llegó en el último foro centroamericano del clima hace mención que “agosto continuará con un déficit de lluvia en el nororiente y centro del país”.

Le puede interesar: “Hallamos 26 cuerpos, algunos de ellos estaban abrazados entre sí”: la tragedia humana que dejan los feroces incendios forestales en Grecia

El experto agregó que en las previsiones se contemplaba una primera fase de sequía del 10 al 20 de junio y una segunda, del 5 al 15 de agosto; sin embargo, la canícula de junio se ha extendido tanto que se unirá con la de agosto.

El mapa de días sin lluvia que maneja el Insivumeh señala que los departamentos de El Progreso, Chiquimula, Jalapa, Jutiapa y parte de Zacapa ya han registrado entre 17 y 23 días de julio de temporada seca.

Testimonios

Frustración es lo que manifiesta Valdilio Pérez, originario de San Diego, Zacapa, al ver su cosecha perdida. Pérez se dedica a la agricultura desde hace más de 40 años, pero la canícula le dejó pérdidas de Q2 mil, lo que para él y su familia representa  una parte del préstamo que contrajo para la  primera siembra de este año.

“Mi cultivo es la milpa. Perdí más dos manzanas a causa de la falta de lluvia. Es difícil salir adelante.  Por eso pido a las autoridades locales que nos apoyen con semillas y abono para que podamos recuperarnos en la segunda cosecha”, expresó.

Otro afectado es Edvin Alfredo Cordón Guzmán, originario de Jumuzna, Zacapa, quien indicó que el año pasado tuvo cosechas excelentes, contrario a esta temporada.

“Este año la primera cosecha se vio afectada por el clima. Desde junio no ha llovido y eso afectó  la milpa. Hemos gastado en abono y he perdido como Q2 mil 300. Los precios subirán durante este tiempo, esperamos que el Gobierno nos apoye para esta segunda siembra y poder recuperarnos económicamente”, comentó Cordón.

Joel Trujillo, agricultor de San Jorge, expresó: “El clima cálido de junio y julio afectó la primera siembra de maíz, y con esto yo perdí manzanas enteras de cultivo que no dio el brote esperado. Fueron más de Q5 mil perdidos y me duele, me duele porque es dinero que no creo poder recuperar para abastecer a mi familia. Todavía tengo la esperanza de que el clima mejore en los próximos meses”.

Manuel Salvador Cordón, gobernador de Zacapa, dijo que está consciente de los daños que la canícula ha causado, por lo que gestiona acciones con otras dependencias de Estado como el Ministerio de Agricultura, Ganadería  y Alimentación.

Contenido relacionado 

Agricultores guatemaltecos miran a Brasil para combatir sequía

Cinco motivos por los que Ciudad de México puede quedarse sin agua para sus más de 20 millones de habitantes

Época seca agudiza problema de escasez de agua en la capital