Usac asegura que ingreso de nuevos estudiantes está en riesgo al no poder acceder al data center por la toma del campus

La Usac asegura que los trámites en esa casa de estudios se ven afectados por daños en los servidores; mientras que estudiantes también se pronuncian.

Publicado el
USAC
Las actividades en la Usac se ven perjudicadas por la toma de las instalaciones, según las autoridades. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La situación en la Universidad de San Carlos (Usac) continúa complicada por la toma por parte de grupos de estudiantes del campus central y otras sedes de esa casa de estudios.

La inconformidad comenzó luego de la reciente elección de Walter Mazariegos como rector de la Usac, la cual ha sido calificada de ilegal por movimientos estudiantiles.

Pero mientras la situación continúa tensa, la Usac informó que las actividades administrativas también se ven perjudicadas.

En conferencia de prensa este viernes 24 de junio, personal técnico indicó que esta casa de estudios se debe a más de 200 mil estudiantes y “no a minorías politizadas que intentan desestabilizar la institucionalidad de la Usac”.

Agregaron que los servidores valorados en Q5 millones fueron dañados, lo que ocasiona que todos los sistemas de la Universidad estén sin funcionamiento.

Afirmaron que en los últimos días se han criminalizado las decisiones que, el Consejo Superior Universitario (CSU) ha tomado en irrestricto respeto a la Ley Orgánica de la institución y en cumplimiento a los mandatos que la sociedad guatemalteca exige de la universidad.

Según la Usac, poner en riesgo el ciclo académico en curso, bloquear el ingreso de nuevos estudiantes, atentar contra el sistema de becas, desestabilizar los servicios que se prestan en beneficio de la población guatemalteca y arriesgar los salarios de los trabajadores, entre otros, es un atentado contra los derechos de los estudiantes, profesores, administrativos y trabajadores.

Piden el diálogo

Calificaron la situación de ser un atentado contra la Academia., por lo que invitó a que los grupos que tienen tomada la Universidad y sus instalaciones se abran al diálogo.

Señaló que luego de más de 20 días de la toma del campus central y otras instalaciones, las pérdidas académicas, administrativas y financieras afectan a toda la comunidad estudiantil. 

Se insta a los estudiantes, organizaciones y demás instituciones a dialogar y conciliar los puntos necesarios para la liberación de todas las instalaciones de la Usac”, manifestó.

También hicieron un llamado a los estudiantes, organizaciones y demás instituciones a resguardar el patrimonio, mobiliario y equipo, entre otros enseres de cada una de las instalaciones universitarias que están tomadas actualmente.

Indicaron que las medidas de hecho, el daño a la propiedad privada y otros inconvenientes derivados de la toma pueden ocasionar daños irreparables para las instalaciones de la Usac y consecuencias lamentables para la comunidad estudiantil.

“Por ello, se reitera la necesidad del diálogo y respeto a la institucionalidad en resguardo de la sana convivencia universitaria”, afirmaron

Para leer más: Oposición sancarlista no liberará los edificios hasta que se convoque a una nueva elección de rector

Estudiantes de primer ingreso

En la conferencia, también informaron que si bien, los aspirantes de primer ingreso en 2023, a través del Sistema de Ubicación y Nivelación -SUN- sí podrán realizar el proceso de pruebas básicas, no podrán continuar con el mismo, debido a que ninguna de las Unidades Académicas tiene acceso a los portales universitarios para efectuar las Pruebas Específicas como parte de los procedimientos de ingreso a la Universidad.

Esto como consecuencia de no poder restablecer el Data Center del Departamento de Procesamiento de Datos.

Incluso, existe el riesgo de que para el próximo año, la Usac no cuente con estudiantes de primer ingreso en ninguna de las unidades académicas, y por consiguiente no se abran fechas de inscripción de primer ingreso.

Entre las funciones que corresponden al Departamento de Registro y Estadística, están los procesos de inscripción de estudiantes de primer ingreso, reingreso y postgrado, asimismo, gestionar el reconocimiento e incorporación de los profesionales guatemaltecos que obtienen un título universitario en el extranjero a esta casa de estudios superiores. 

Funciones que están suspendidas

Las funciones que se mencionan en el párrafo anterior y otros servicios que brinda el Departamento de Registro y Estadística, quedaron suspendidos de manera presencial desde el 19 de mayo de 2022, cuando fueron tomadas las instalaciones del campus central.

Indicaron que a pesar de esto, se continuó atendiendo de manera virtual hasta el 2 de junio recién pasado, pero a partir del 3 del mismo mes, estos servicios quedaron completamente suspendidos, debido a que el data center de Registro y Estadística dejó de funcionar, derivado de una falla en el data center del Departamento de Procesamiento de Datos.

Esta situación persiste, ya que el jueves 23 de junio, en horas de la tarde, se permitió el ingreso de un profesional del Departamento de Procesamiento de Datos, quien informó que el problema no se resolverá rápidamente, debido a los daños que se observaron. 

Servicios que quedan suspendidos

Según la Usac, no se podrá dar continuidad a la prestación de servicios a 216 mil 282 estudiantes inscritos, quienes están siendo afectados al no poder realizar trámites administrativos, tales como: traslados, carreras simultáneas, cambio de carrera, plan, sede o extensión, equivalencias, entre otros, impidiendo su desarrollo académico.

Asimismo, se corre el riego que más de 10 mil estudiantes, no puedan realizar el proceso de inscripción para el segundo semestre del presente año, afectándolos directamente en la asignación de cursos de semestre y de escuela de vacaciones, exámenes de recuperación, entre otros.

También, se estaría perjudicando a 37 mil 951 estudiantes, pendientes de exámenes generales, debido a que no se les podrá extender la constancia de expediente estudiantil, requisito indispensable para el proceso de graduación.

Además afirmaron que 10 mil 861 estudiantes graduados de pregrado, grado y postgrado estarán siendo afectados por la situación que actualmente atraviesa la Universidad de San Carlos de Guatemala, debido a que no obtendrán el título que los acredita como profesionales egresados de esta casa de estudios.

Le puede interesar: Ni Usac ni PNC saben sobre quién contrató a hombres armados y con pasamontañas en elección de rector

Las anteriores circunstancias antes mencionadas, también les afectarán a los estudiantes para iniciar otras gestiones. Causarían retraso en la entrega de títulos cuyo trámite ya ha concluido en el Departamento de Registro y Estadística y su posterior registro en las instancias correspondientes (SAT, Contraloría General de Cuentas e inscripción en los respectivos colegios de profesionales).

Señalaron incidencia en la pérdida de oportunidades laborales, así como, el otorgamiento de becas y los egresados de la Usac de Guatemala no podrán obtener certificación de título auténtico.

Aunado a lo anterior, aproximadamente 12 mil títulos no podrán ser emitidos en el segundo semestre de 2022.

También estimaron que 10 mil carnés universitarios no podrán emitirse y entregarse a los estudiantes, lo que perjudicará principalmente a quienes deben realizar actividades de extensión (prácticas supervisadas y EPS), debido a que el carné universitario, es un requisito indispensable para ingresar a las instituciones en donde se desarrollan dichas actividades.

Establecieron que los estudiantes serán afectados al no obtener certificaciones de inscripción para realizar trámites en las distintas instancias de la Usac u otros organismos internacionales o de ayudas económicas para becas o bien, realizar trámites para la obtención de visas (México y Estados Unidos de Norteamérica).

La situación también afecta a por lo menos 180 profesionales que han realizado estudios en el extranjero, quienes no podrán ejercer su profesión en el país, debido al retraso en los procesos de incorporación.

Trámites afectados por la situación

Según la Usac, sin el acceso al Data Center de los Departamentos de Procesamiento de Datos y de Registro y Estadística los estudiantes no podrán realizar otros trámites como solicitar cierre de pensum en la respectiva Unidad Académica.

Tampoco podrán realizar el proceso de asignación de exámenes generales, o bien, incorporarse al Programa EPSUM, que año con año tiene cohortes de pre-profesionales de diferentes áreas para poner en práctica los conocimientos adquiridos en distintas comunidades del país, como una forma de establecer la labor de servicio social a la población guatemalteca, la razón de ser la única universidad pública del país.

La falta de estudiantes en el Programa EPSUM conlleva la suspensión de la práctica profesional de los estudiantes y la interrupción del apoyo que la USAC brinda a las diferentes comunidades por medio de este programa.

Fondos sin ejecutar

El Programa EPSUM al no contar con servidores para continuar con el proceso de pago de las ayudas becarias, no ha podido ejecutar Q4 millones 326 mil 750 que benefician a 498 estudiantes que están trabajando incansablemente en los municipios con mayor índice de pobreza y pobreza extrema del país.

Además, de incumplir con los procesos de Supervisión que se deben cumplir como parte del compromiso adquirido ante el Estado.

A decir de la Usac, se ha perdido credibilidad en el pago mensual de las ayudas becarias para los estudiantes que eligen ser parte de los procesos de cambio en las sedes en donde se tiene intervención, toda vez que, no se cuentan con sistemas para la gestión oportuna que permita cumplir con los compromisos adquiridos en los contratos firmados por los estudiantes.

El Programa EPSUM fue reconocido con el Primer Lugar como programa con enfoque social por la Universidad Nacional Autónoma de México -UNAM-. Sin embargo, de no continuar con los procesos que hasta ahora se han iniciado, se perdería la representación en todos los eventos en donde los estudiantes participan de forma continua. Además, se imposibilitaría el acceso a los intercambios internacionales que se han recibido por parte de universidades europeas.

Debido a la imposibilidad de acceder a la plataforma virtual, el Programa EPSUM tuvo que cancelar el Primer Laboratorio de Innovación Social que se tenía organizado con la UNESCO-México, en donde participarían diferentes universidades de ese hermano país, lo que permitiría presentar la vinculación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la USAC priorizó en los proyectos que se realizaron.

Señalaron que es necesario dejar constancia que de no contar con los procedimientos que permitan asignar las ayudas becarias a los pre-profesionales que eligen integrar equipos multidisciplinarios en todas las sedes del país serán afectadas más de 9 millones 711 mil 567 personas.

Pese a estas condiciones, se debe resaltar que los equipos multidisciplinarios integrados por pre-profesionales de las diferentes Unidades Académicas de la USAC continúan trabajando en los 77 municipios en donde se apoyan fuertemente en la estructuración de planes y políticas municipales.

Enfatiza el diálogo

La Usac reiteró el llamado a los estudiantes, trabajadores y organizaciones sindicales universitarias que tienen tomadas las instalaciones del Campus Central y otras instalaciones para que se establezcan las vías de diálogo para abordar la situación actual.

También solicitaron que, permitan el ingreso del personal tanto del Departamento de Procesamiento de Datos, al igual que al personal de informática del Departamento de Registro y Estadística para reparar los daños en los Data Center y restablecer los servicios lo antes posible, toda vez que, con estas acciones se están vulnerando los derechos de estudiantes, docentes y trabajadores administrativos y de servicios.

Lo califica de sabotaje

Marcos Fuentes, jefe del Departamento de Datos de la Usac, calificó de un “sabotaje” lo encontrado en el data center que fue evaluado, tras dejar de funcionar desde inicios de junio.

“Según lo que me comenta el licenciado Cabrera (quien hizo la inspección) quiero manifestar que es de suma importancia para conocimiento de esta dirección que el departamento de procesamiento de datos ha sido saboteado y por lo cual no tenemos el data center. Para nosotros es de mucha preocupación que nuestras instalaciones han sido forzadas y han llegado al lugar donde la Universidad de San Carlos tiene su información almacenada”, dijo.

Estudiantes emiten comunicado

Ante el pronunciamiento de la Usac, estudiantes inconformes con la elección de rector emitieron un comunicado en el que  afirmaron que el jueves 23 de junio, una comisión del Departamento de Procesamiento de Datos de la Administración de la Usac, dirigida por el jefe de procesamiento de datos, Marco Antonio Fuentes, se presentó al campus central para resolver las situaciones relacionadas al sistema SIIF.

Agregaron: “Dichas circunstancias han sido motivo de criminalización por parte del Consejo Superior Universitario, como una política coercitiva contra el Movimiento Universitario contra el fraude electoral con el cual pretenden imponer a Walter Ramiro Mazariegos Biolis como rector de nuestra casa de estudios superiores”.

El comunicado de los estudiantes añade que el sindicato de Trabajadores de la Universidad de San Carlos de Guatemala -STUSC- ha ejercido una labor de diálogo y negociación con quienes sostienen la toma del campus central, logrando establecer un acuerdo entre estos y la comisión de Procesamiento de Datos, a fin de garantizar los intereses de los trabajadores universitarios.

Explicó que la Comisión antes mencionada, violentó el acuerdo alcanzado entre las partes, que priorizaba concluir con el inmediato restablecimiento del sistema SIF, aduciendo que existió sabotaje a los servidores, y señalando una supuesta desconexión de cables e interrupción anómala de la corriente de energía eléctrica de los mismos.

En la bitácora del 5 de mayo del presente año, a cargo de los vigilantes del edificio de Rectoría, el vigilante Melvin Pernillo hace constar que Rony López, jefe del Departamento de Seguridad de la Universidad, ordenó que se le entregaran las llaves del edificio en mención, al grupo de usurpadores que mantenían tomada dichas instalaciones.

Afirma que la toma descrita, que evidentemente “lleva el beneplacito y apoyo de las autoridades universitarias, aconteció con anterioridad a la toma del campus central; por ende, se puede deducir que las anomalías antes señaladas pudieron ser materializadas bajo la dirección y guía de las mismas autoridades que hoy pretenden criminalizar a los universitarios en resistencia”.

“Aclaramos que el técnico Jaime Rafael Cabrera Letona, de la comisión del Departamento de Procesamiento de Datos, solicitó que ingresaran otras dos personas que lo acompañaban y así concluir con el trabajo para el cual se presentó. Lamentablemente, el Ing. Marco Antonio Fuentes ordenó impedir que el personal solicitado por el técnico ingresara”, señalaron.

Enfatizaron que, en ningún momento se evitó, entorpeció o impidió el trabajo de la comisión del Departamento de Datos designada; ello en virtud que comprendemos la necesidad de los trabajadores y respetamos sus relaciones laborales, las cuales también son constantemente atropelladas por las autoridades universitarias.

Lea también: Designación de magistrado titular de la CC por el CSU se da entre enfrentamientos de la PNC y manifestantes

“Rechazamos la criminalización y repudiamos la mala fe con que actúan los miembros que dirigen la comisión antes citada, misma que era conformada por el ing. Marco Antonio Fuentes, el técnico Jaime Rafael Cabrera Letona y un representante del Departamento Jurídico, lic. Rodrigo Orantes, Esto constituye un sucio ardid contra el movimiento universitario que no se pliega a las deleznables directrices de las autoridades de turno, demostrando nuevamente la necesidad de mantener la resistencia en contra del fraude electoral y denunciar públicamente su cobarde actuar”, concluyeron.

 

Qué complicó la situación en la Usac

El recién pasado 14 de mayo, los señalamientos por un supuesto fraude acompañaron las votaciones en la Universidad de San Carlos, que terminaron dejando como ganador y nuevo rector al decano de humanidades, Walter Mazariegos.

La elección se desarrolló sin competencia, ya que los cuerpos electorales que promovían a Jordán Rodas, el candidato opositor, quedaron anulados por una serie de inconsistencias, según el criterio del Consejo Superior Universitario.

Mazariegos fue señalado desde el primer momento de ser “el candidato oficialista”, señalamiento que el profesional descartó y rechazó en todo momento, afirmando que no tiene vínculos políticos de ningún tipo.

La elección estaba prevista para el pasado 27 de abril, pero acciones legales aplazaron hasta el sábado 14 de mayo el sufragio universitario, que se espera dé fin a una tensión político-académica dentro de la universidad pública.

Los antecedentes de la Usac no son los mejores al hablar de sus rectores, ya que sus dos últimos representantes enfrentan proceso penal por el Caso Comisiones Paralelas 2020.