Guatemala, Sacatepéquez y Chimaltenango suman casi el 75% de casos de coronavirus en el país

Tres departamentos, por cercanía, concentran gran cantidad de enfermos de covid y solo en Guatemala tres municipios forman una “onda expansiva de casos”.

Escuintla, San Marcos y Quetzaltenango se convirtieron en focos de transmisión de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Escuintla, San Marcos y Quetzaltenango se convirtieron en focos de transmisión de coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El epicentro de la pandemia del nuevo coronavirus en el país es el área central; los departamentos de Guatemala, Sacatepéquez y Chimaltenango registran más pacientes positivos en su conjunto.

A medida que avanza el virus, los datos arrojan que los contagios se concentran en el departamento de Guatemala, y tres de sus municipios son los más afectados.

Según los datos actualizados ayer por el Ministerio de Salud, en este departamento se reportan 10 mil 159 casos, lo que representa el 68.55 por ciento a escala nacional, por lo que, junto a Sacatepéquez, con 540 personas infectadas, y Chimaltenango, con 316, se convierte en el núcleo de la pandemia.

Esto, debido a la cercanía entre estos.

Hasta ayer, el total de casos en el país era de 14 mil 819, debido a que se agregaron 279; sin embargo, según el Ministerio de Salud, los datos serían sometidos a una auditoría porque se detectó que algunos hospitales no han notificado de manera oportuna y correcta, como lo establece la ley.

Además de los municipios del departamento de Guatemala, hay otros tres con   alta concentración de casos, pero no son considerados epicentro de la enfermedad; sin embargo, se han convertido en focos.

Entre estos, San Marcos, Escuintla y Quetzaltenango.

Para algunos epidemiólogos, una solución sería   tomar acciones concretas en esos lugares, con el objetivo de controlar la expansión del virus.

Los más riesgosos

Los habitantes en riesgo inmediato por la trasmisión masiva se encuentran en Guatemala, Mixco y Villa Nueva, en los cuales residen   2.1 millones de personas.

En opinión del epidemiólogo Arturo Sánchez López, esta situación hace que el resto de las habitantes del departamento de Guatemala esté en “alto riesgo”, porque la capital, Mixco y Villa Nueva funcionan como “una onda expansiva de contagios”.

Según Sánchez López, “salir a los lugares con aglomeraciones es exponerse al contagio”.

Un ejemplo de esa onda expansiva es Carlos Linares Ajcuc, quien reside en la zona 3 de Mixco.

La semana pasada, Ajcuc asistió a un sanatorio porque tenía    dolor   en una pierna, y cree que fue en ese lugar donde se infectó de coronavirus.

“No estoy saliendo porque mi trabajo lo hago en la computadora, desde mi casa —es asesor financiero—. Justo la semana pasada fui al hospital privado. Aunque tomé mis precauciones y medidas de higiene, ahí me contagié”, relató.

Linares Ajcuc se encuentra en un hotel de la zona 10 capitalina, porque lo cubre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). Su vida cambió de la noche a la mañana, aunque su afectación por la enfermedad es moderada.

“Hay días en que tengo fiebres y tos reseca, pero hasta ahí me ha afectado la enfermedad. Los médicos prevén que no será intensa conmigo”, expuso Linares Ajcuc.

El sanatorio al que Linares Ajcuc asistió se encuentra en Mixco y es una prueba de que la vulnerabilidad al virus es alta.

Hasta el 19 de junio pasado, la organización Laboratorio de Datos precisó, de acuerdo con registros del Ministerio de Salud, que el municipio de Guatemala reportó cuatro mil 217 casos; Mixco, mil 179; y Villa Nueva, mil 67 confirmados en lo que va de la emergencia.

Los contagios van en incremento y se han reportado brotes en instituciones gubernamentales.

Ayer, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres confirmó 45 casos   de covid-19 entre su personal, mientras que en el área administrativa del Ministerio de Salud se oficializaron 27 y en la Presidencia,  158.

Medidas específicas

El área central del país, por ser el epicentro de la pandemia de coronavirus, requiere un tratamiento especial, opinan epidemiólogos.

“Las medidas sanitarias en el departamento de Guatemala deben ser más estrictas porque somos la onda expansiva que contagia a los demás departamentos. Estuvo bien haber restringido la movilidad de vehículos por placas pares e impares, pero deberían ser más —drásticas— las medidas. Por ejemplo, limitar el tránsito de personas en mercados y supermercados por el código único de identificación”, expuso Sánchez López.

Ortiz criticó la manera como se ha abordado la atención de los casos desde la llegada de la enfermedad al país.

“Lo que pasa ahora en el área central, y lo señalé desde el principio de la emergencia, acá se hicieron las cosas al revés. En la capital, durante los primeros días, el Gobierno tuvo que haber implementado medidas estrictas para controlar los pocos casos. Si eso se hubiera hecho, ahora no fuéramos en escalada acelerada”, señaló.

Laboratorio de Datos sugiere en un informe a las autoridades del Ministerio de Salud que es necesario “fortalecer el primer y segundo nivel de atención en salud para enfrentar la epidemia, e impedir que los brotes territoriales alcancen el nivel de gravedad   que ya vive la Ciudad de Guatemala y el área metropolitana”.

Esa organización propuso “implementarse este enfoque en la propia Ciudad de Guatemala, en alianza con la Municipalidad de Guatemala, activando los comités únicos de barrio (CUB) y los cocodes urbanos, para organizar e informar a la ciudadanía, para la comunicación y detección temprana de casos, apoyo solidario a las cuarentenas domiciliares de parte de los vecinos y luchar contra el miedo, el estigma y la agresión a los enfermos o personas en cuarentena”.

La sugerencia del Laboratorio de Datos es evitar los brotes masivos en más departamentos.

Escuintla, San Marcos y Quetzaltenango se empiezan a convertir en esos focos.

En Escuintla, según los datos de ayer, se registran 633 casos y la cabecera departamental es la más afectada, con 229 contagios. En San Marcos hay un brote masivo de 647 infectados, y  en Malacatán,  194.

Quetzaltenango, con 485 infectados, tiene un foco en la cabecera departamental, con 150 casos confirmados —datos por municipios al 19 de junio pasado—.