Alto Comisionado de DDHH preocupado por ataques a periodistas

Durante una visita a Guatemala Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, vio preocupante los ataques contra periodistas.

Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su visita a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Oacnudh)
Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su visita a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Oacnudh)

El Alto Comisionado, ayer, concluyó su visita al país y a través de un comunicado informó sobre los resultados de las reuniones y dio a conocer algunos temas que le preocupan.

Entre esos temas citó amenazas a periodistas que se dedica a investigar casos de corrupción, particularmente a nivel local. “Además, estamos dando seguimiento a las preocupantes informaciones sobre ataques contra periodistas que encuentro muy inquietantes”, indicó Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado en el comunicado.

Agregó: “Pude conocer a un grupo de periodistas, muchos de los cuales han investigado casos de corrupción, particularmente a nivel local. Me han informado detalladamente sobre las amenazas que enfrentan y que reciben incluso a través de las redes sociales”.

También dijo estar angustiado por la violencia que afecta a la sociedad guatemalteca. “Visible no solamente en el alto número de muertes violentas que aquejan a jóvenes en particular, sino también en la enraizada violencia sexual y de género cometida en contra de mujeres y niñas”, aseveró.

Por último, enfatizó que es obligación del Estado prevenir y perseguir estos crímenes violentos.

Hechos recientes

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), la semana pasada, resolvió que existe una violación de los derechos humanos a la libertad de expresión y libre acceso a las fuentes de información por parte de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia (SCSPR).

La resolución se origina de una denuncia contra la Secretaría por supuestamente haber violado la libertad de expresión de periodistas, reporteros y la población en general, por medidas adoptadas por el Organismo Ejecutivo en materia de comunicación.

La denuncia refería que la Presidencia no brindaba posturas oficiales, información, ni agenda de las actividades del presidente Jimmy Morales y del vicepresidente Jafeth Cabrera.

La PDH resolvió que sí existió violación a la libre expresión y libre acceso a fuentes. La magistratura de conciencia señaló como responsable al secretario de Comunicación Social de la Presidencia, José Alfredo Brito Ralón.

En la resolución, ordena la inmediata cesación de las restricciones de información del Ejecutivo, “sin dilación”.

“Que no debe existir ninguna represalia en contra de los periodistas y reporteros nacionales e internacionales, derivado de la denuncia anónima presentada ante la institución del procurador de los Derechos Humanos”, refiere la resolución.