Aberrante ley mordaza contra los periodistas

Opinión

Los repudiables dictadores asesinos de periodistas cuyo único delito fue informar al pueblo en épocas tenebrosas, con la macabra complicidad de esbirros, funcionarios, terroristas y agentes matones secretos, serán  siempre  condenados humana y moralmente por los guatemaltecos y marcados para toda una vida en las páginas negras de la historia patria.