Blanca Stalling intenta separar a la Cicig de caso en su contra

Después de 11 intentos, Blanca Aida Stalling Dávila, magistrada separada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), volvió a comparecer ante un juez este martes, en una audiencia en la cual intentó separar a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), aunque no tuvo sin éxito.

Blanca Stalling, magistrada separada de la Corte Suprema de Justicia, junto con su abogada Delmi Castañeda. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Blanca Stalling, magistrada separada de la Corte Suprema de Justicia, junto con su abogada Delmi Castañeda. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Durante el año pasado, la audiencia de apertura a juicio y de cumplimiento y revisión de medidas de coerción de Stalling Dávila se aplazó debido a imposibilidad material, es decir, carga laboral por lo que durante más de diez meses se estancó el proceso.

La última vez que el juez Décimo, Víctor Cruz, reprogramó la audiencia fue el 18 de marzo pasado.

Stalling Dávila acudió hoy a la judicatura para una audiencia de revisión de sala, junto con su abogada Delmi Castañeda, quien solicitó que Claudia González, representante de la Cicig fuera separada del caso.

El argumento usado fue que el presidente Jimmy Morales Cabrera anuló el mandato del ente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 7 de enero pasado de forma unilateral.

Lea más: “Tengo fe en el proyecto”: Escuchas implican a Gustavo Alejos en financiamiento a la UNE

González recordó que la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió el acuerdo gubernativo que dio por finalizado el convenio de la Cicig. Entonces el juez Cruz rechazó la petición de Stalling Dávila.

Además, el juez Cruz rechazó que la audiencia de cumplimiento de sala, en donde se discutió si la magistrada separada debe gozar de arresto domiciliario, fuera a puerta cerrada.

La audiencia continuará el día 26, en la cual el juez resolverá la medida de coerción bajo la que debe estar Stalling.

Stalling Dávila fue beneficiada con arresto domiciliario sin pago de fianza por la suplente Abelina Cruz Toscano durante una audiencia sorpresiva y sin acceso al público y periodistas el 16 de agosto del 2018.

Por si no lo vio: Caso contra Thelma Aldana queda bajo reserva

La Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) impugnó y la Sala Primera de Apelaciones Penal anuló la resolución el 28 de septiembre pasado y le ordenó al Juzgado Décimo Penal repetir la audiencia. El argumento de Stalling se centró en supuestos quebrantos de salud.

Procesada por presionar a un juez

La funcionaria fue acusada por el MP y la Cicig de tráfico de influencias y resistencia al arresto. Se le señala de haber presionado al juez Carlos Giovanni Ruano para que beneficiara a su hijo Otto Fernando Molina Stalling con arresto domiciliar cuando estaba por enfrentar un debate en el caso IGSS-Pisa-Chiquimula. Molina Stalling fue condenado a seis años de prisión y con libertad condicional por el Tribunal Undécimo Penal.

De juzgado en juzgado

En total, la etapa intermedia ha sido interrumpida en seis ocasiones. El caso ha pasado por cuatro juzgado diferentes, debido a varios recursos interpuestos por la magistrada y excusas presentadas por los jueces.

Inicialmente el caso fue designado al Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, a cargo de Adrián Rodríguez, pero Stalling lo recusó por dudar de su imparcialidad y esto llevó al juez a inhibirse.

Luego, el caso pasó al Juzgado Octavo, a cargo del juez suplente José Alvarado. No obstante, Stalling logró separarlo del caso alegando que mantiene una amistad con él y que había fotografías de ambos juntos.

El expediente pasó a manos de la jueza Silvia Morales, titular del Juzgado Noveno. Sin embargo, ella se inhibió aduciendo que dudaban de su imparcialidad. Entonces el proceso llegó al Juzgado Décimo Penal, a cargo de Cruz.

Contenido relacionado

>El caso de Blanca Stalling que ha pasado de juzgado en juzgado

>Stalling frena proceso en su contra

>Cómo evalúan los jueces la seguridad que les da el OJ

1

Byron Apen Hace 2 meses

Vieja maldita