Capturan a “El Mago”, cómplice en el rescate de Anderson Cabrera del Hospital Roosevelt

El pandillero David Alexander Pablo García, alias “El Mago”, fue capturado mientras se conducía en un pick-up en la ruta que conduce a San Martín Jilotepéque, Chimaltenango.

Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, alias Liro Boy o Chatia, fue un integrante de la pandilla Salvatrucha. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, alias Liro Boy o Chatia, fue un integrante de la pandilla Salvatrucha. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

El hombre tenía vigente una orden de captura por el delito de asesinato, informó la Policía Nacional Civil.
Según el vocero de la PNC, Pablo Castillo, Pablo García es un peligroso pandillero de la Mara Salvatrucha sindicado de participar en al menos 21 asesinatos, entre ellos los de dos policías.


Pablo García presuntamente participó en la balacera que dejó siete muertos el pasado 16 de agosto de 2017 a las afueras del Hospital Roosevelt y sirvió para que Anderson Cabrera, líder de la clica Vatos Locos, de la Mara Salvatrucha (MS), escapara de sus custodios mientras se realizaba exámenes médicos.
El día del atentado la policía capturó a cinco presuntos cómplices de Cabrera que participaron en el rescate, uno de ellos confesó que les pagaron Q200 para participar en el ataque.

Perfil criminal

Anderson Cabrera, alias “Liro Boy”, fue condenado en 2013 a 162 años de prisión por asesinato, conspiración para asesinato, asociación ilícita y exacciones intimidatorias. Según se comprobó, fue quien coordinó desde la cárcel El Boquerón la muerte de cinco comerciantes a quienes su grupo extorsionaba, en la colonia 4 de Febrero, zona 7. Sentencia que cumplía cuando fue rescatado.
La Fiscalía determinó que Cabrera Cifuentes ordenaba el cobro a cada comercio que operaba en el área bajo su dominio, y quien no pagaba era asesinado.
La información de las autoridades precisa que el grupo Vatos Locos tenía control total y cobraba Q200 de extorsión a tortillerías, panaderías, carnicerías y farmacias.
A través de escuchas telefónicas los investigadores supieron que Anderson Cabrera mantenía el control de su grupo aun estando preso en El Boquerón. Otros miembros y colaboradores de la pandilla le llevaban chicharrones, carne, leche en caja y otros productos.
El Little Boy organizaba churrascos dentro del penal de máxima seguridad. Incluso, en una ocasión hubo una llamada que él hizo a alguien de su grupo para agradecer las 15 libras de carne que le llevó, y para presumir detalles de la actividad que hizo ese día en la cárcel.

Suicidio

Cabrera estuvo prófugo de la justicia por poco más de un año, hasta que fue copado por las autoridades en un operativo el pasado 4 de Octubre de 2018, en la manzana 33, lote 13 y sector 3 de la colonia Mirador de la Cruz, zona 18 capitalina. Al verse rodeado por la policía el pandillero se suicidó, según la versión oficial.

Contenido relacionado

>Juez acepta que Roxana Baldetti comparezca por videoconferencia en caso RIC
>Accionan contra ley que mueve los días de asueto para fomentar el turismo
>Juez aplaza hasta febrero la revisión de medidas de Blanca Stalling

Los comentarios están cerrados.

1