Caso La Línea: Juez anula etapa intermedia para favorecer a importadores

Miguel Gálvez otorga criterio de oportunidad y avala juicios abreviados para el primer grupo de procesados que se beneficiaron al pagar sobornos, conocidos como “colas”, a los integrantes de la estructura de defraudación aduanera. Uno de los importadores conversó con Prensa Libre.

Los primeros importadores que fueron beneficiados con criterio de oportunidad y juicios abreviados en el caso La Línea. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)
Los primeros importadores que fueron beneficiados con criterio de oportunidad y juicios abreviados en el caso La Línea. (Foto Prensa Libre: Kenneth Monzón)

Augusto René Castillo López, un importador de diversas mercaderías desde Estados Unidos, lucía tranquilo y feliz en la sala de audiencias del Juzgado de Mayor Riesgo B. Después de haber solventado el pago de impuestos, fue favorecido con criterio de oportunidad y una condena mínima al aceptar que pagó sobornos a los integrantes de la estructura de defraudación en las aduanas denominada La Línea.

El empresario, dueño de la entidad Castillo Express y presidente de la Asociación de Transportistas de Encomiendas de Guatemala (Ategua), dijo que aprendió la lección. “En 2014 se nos exigía a los importadores los sobornos. Tuve que pagar, pero aprendí, y recomiendo a todos no pagar sobornos”, dijo a Prensa Libre.

Estaba procesado por defraudación aduanera y cohecho activo. Ante el juez Miguel Ángel Gálvez reconoció que pagó Q49 mil por la importación de cuatro contenedores al “hacer uso” de la estructura que supuestamente lideró el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta, Roxana Baldetti.

Castillo López es uno de los importadores que fueron beneficiados después que Gálvez anuló las dos audiencias de etapa intermedia en donde el fiscal Andrei González ya había solicitado abrir un debate. Los procesados ya “tuvieron un acercamiento” para una alternativa judicial, refirió el juez, y pidió disculpas por anular la audiencia y aceptar la nueva acusación que los benefició.

Petición

El fiscal Andrei solicitó criterio de oportunidad por defraudación aduanera debido a que ya solventaron el pago de impuestos y multas que oscilan desde Q10 mil hasta Q150 mil en 2014 y 2015. Por cohecho activo se les ofreció juicios abreviados con la pena de cinco años de prisión, suspendida en una tercera parte por ser cómplices, es decir, la pena de tres años de prisión.

Además, también se ordenó el régimen de prueba de dos años de buen comportamiento en las importaciones, donación de Q5 mil a la entidad Yo’o Guatemala de Purulhá, Baja Verapaz, para la lectura de niños y adolescentes y aprobar dos cursos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Los otros beneficiados

El juez también avaló los beneficios para:

  1. Hugo Jo Hu –pagó Q50 mil de soborno–
  2. Liyun Chen –Q20 mil dio de soborno–
  3. María Olimpia Oliva Vivar –pagó Q15 mil como soborno–
  4. Augusto René Castillo López –pagó Q49 mil como soborno–
  5. Fang Meiyu –pagó Q16 mil de soborno–
  6. Jae Uk An –dio Q20 mil de soborno-

Primer grupo

Gálvez explicó que otros importadores ya se acercaron para salidas judiciales similares, aunque aún están pendiente del pago de los impuestos.

El caso tiene procesados a 30 importadores que pagaron coimas a la estructura.

Entre los procesados está el importador Érick Miau Miau, quien en una escucha telefónica cuestiona el motivo de una llamada para el pago de “colas”. Un vista de aduana le explica que se trata de “la línea”, en donde se le indica el pago de sobornos para ingresar sus productos al país, de ahí se deriva el nombre del caso.

 

Contenido relacionado

0