Empezó el juicio de la hermana del exdiputado Gudy Rivera por adopciones ilegales de niños

En el Tribunal Sexto Penal comenzó el debate contra Rosalinda Rivera, hermana del exdiputado Gudy Rivera, y a quien el Ministerio Público acusa de haber fraguado adopciones ilegales de menores.

Publicado el
Rosalinda Rivera se cubre el rostro con una agenda, en el comienzo del juicio en su contra. (Foto Prensa Libre: Noé Medina)
Rosalinda Rivera se cubre el rostro con una agenda, en el comienzo del juicio en su contra. (Foto Prensa Libre: Noé Medina)

En la audiencia del inicio del juicio, Rosalinda Rivera, acusada por el Ministerio Público (MP) de gestionar adopciones ilegales de niños, escondió el rostro con una agenda para evitar ser fotografiada, pero no pudo impedir que los testigos que presentó el ente investigador declararan.

Una comadrona, una madre y una médica pasaron al estrado a declarar frente a los jueces del Tribunal Sexto Penal. Algunos testimonios señalan que Rosalinda resguardó niños que no eran sus familiares.

“Ella -Rosalinda Rivera- llevaba a niños a mi clínica en zona 1 de la capital para que los examinará, eran niños en adopción, los examiné y entregué certificado. Ella -Rosalinda Rivera- me dijo que eran menores en adopción y ella me pidió certificados, un procedimiento normal, pero no habitual. Normalmente los padres llevan a sus hijos a examen y no piden un certificado”, expuso la médica.

Según la investigación del MP, Rivera tuvo a niños en una guardería improvisada que funcionó en su casa, en la colonia Quinta Samayoa, en la zona 7. Los menores fueron retenidos y alejados de manera forzosa de sus padres, según las pesquisas.

El caso se descubrió por la investigación que se hizo por la adopción ilegal de Álvaro Suruy, de 4 años, en 2008.

El 8 de mayo de 2008 Rivera fue capturada en su residencia y dentro del inmueble fueron rescatados nueve menores que vivían en condiciones antihigiénicas. En ese operativo participaron más de 25 policías y delegados de la Procuraduría General de la Nación.

La investigación del MP determina que Álvaro Suruy fue separado de su madre, María Suruy, en enero de 2008. Rivera le había dado trabajo en su casa a María y luego la separó de su hijo hasta que lo dio en adopción a una familia en Estados Unidos, de acuerdo con las pesquisas.

El MP sospecha que no fue la única adopción irregular promovida por Rivera, quien buscó en municipalidades cambiar identidades y usó documentos alterados para modificar la identidad de los padres de los menores.

En el caso también están implicados extrabajadores de diversas comunas.

Contenido relacionado:

Gustavo Alejos enfrentará su segundo juicio por corrupción

Magistrados deberán pedir a la CC que les apruebe la prolongación de funciones

Reunión de Dina Ochoa en la Casa Blanca para hablar sobre acuerdo migratorio genera controversia