Por qué hay tres mil policías que aún no se incorporan al trabajo

Hace 53 días terminó la preparación de los aspirantes a agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y desde entonces esperan el acto de graduación para integrarse oficialmente a las fuerzas de seguridad. Exministros de Gobernación y expertos en Seguridad advierten que la “tardanza es anormal” y levanta suspicacia el hecho que la cartera del Interior aún no compra armas ni uniformes para los nuevos policías.

La preparación de los aspirantes a agentes de la Policía Nacional Civil dura en promedio 11 meses. (Foto Prensa Libe: Hemeroteca PL)
La preparación de los aspirantes a agentes de la Policía Nacional Civil dura en promedio 11 meses. (Foto Prensa Libe: Hemeroteca PL)

“Pasé las fiestas navideñas en mi casa, esperando que me llamaran, pero aún no me avisan para cuando debo presentarme. Pasé junto a varios compañeros en preparación durante 11 meses y estamos listos para ser policías”, indicó un aspirante que omitió su nombre.

El es parte de los tres mil 174 reclutas de la academia de la Policía que llevan dos meses esperando su graduación para comenzar a trabajar dentro de las fuerzas de seguridad. La falta de planificación en compras y disponibilidad financiera podrían retrasar aun más el proceso de contratación.

Los aspirantes a policías terminaron su preparación en la Academia de la Policía Nacional Civil el 11 de diciembre pasado, y en la actualidad se encuentran en sus hogares a la espera del llamado para presentarse al acto de graduación. Esto implica también la firma de contratos y la entrega del equipamiento necesario para integrarse a la PNC. Por el momento no reciben remuneración alguna.

“Creo que es un tema normal -el atraso en la graduación y contratación- dentro de la gestión de las graduaciones de ese volumen de agentes. Estamos presupuestando todas esas necesidades”, dice el ministro de Gobernación Enrique Degenhart.

Sin embargo dos exministros consultados por Prensa Libre cuentan que regularmente, tras concluir sus cursos, los estudiantes de la Academia son absorbidos.

Degenhart piensa lo contrario. Explica que el retraso tuvo que ver con la falta de disponibilidad presupuestaria debido a la cantidad de nuevos agentes a contratar, algo que los extitulares del Interior, Carlos Menocal y Francisco Rivas, califican como falta de planificación.

Los exministros coinciden en que para graduar nuevos agentes se necesita planificar espacios presupuestarios autorizados por el Ministerio de Finanzas y que ese retraso desde el 11 de diciembre evidencia la falta de programación en la cartera que dirige Degenhart.

Pero el retraso de la graduación no es el único inconveniente. El departamento de adquisiciones de la Policía no tiene registrado en Guatecompras concursos para la compra de armas para los nuevos agentes. Tampoco hay registros de uniformes o transporte para los 3 mil policías que absorberían en este mes.

Se consultó con los departamentos de comunicación del Ministerio y de la Policía Nacional Civil, pero optaron por no responder sobre este tema.

La fuerza de seguridad pública actualmente rebasa los 39 mil elementos asignados a distintas comisarías del país. Cuando es necesario, reconcentran su fuerza operativa en puntos específicos, como el 13 de enero, en el Congreso de la República.

Sin suministros

“Mínimo con un año de anticipación se trabaja la adquisición de armas cortas para los nuevos agentes”, dice el exministro Rivas, quien presidió el acto de graduación de tres mil 978 policías en diciembre de 2017. “Además, se deben comprar radios de comunicación y uniformes; si no se cumplen con esos procesos se corre el riesgo de perder la formación de los más de tres mil aspirantes y difícilmente saldrán  a hacer la labor”, expuso.

Menocal, que dirigió la cartera durante el gobierno de Álvaro Colom, señaló que la compra de armas para nuevos agentes es de “planificación anticipada, porque el proceso en promedio dura ocho meses” por ser adquisiciones complejas y muy técnicas por las especificaciones de un arma. A criterio del exministro esa adquisición se debió hacer el año pasado.

“Lo que se evidencia es deficiencia en planificación para licitar armas, uniformes -gris y negro- y botas. Todo esto debe hacerse mientras los aspirantes estudian. El problema es que si no se tiene el equipo no se pueden sacar a los nuevos agentes a la calle, entonces fallaron en procesos”, criticó Menocal.

Un riesgo es que Gobernación decida graduar a los agentes y que entre ellos se presten las armas ya existentes en la PNC. Pero esto implica un riesgo, según Menocal no es adecuado y en los últimos años se ha evitado esa práctica porque a veces hay confusiones y descontrol para el uso.

La última adquisición de armamento que hizo la PNC para nuevos agentes se efectuó el 13 de noviembre de 2017, consta en Guatecompras, cuando se adquirieron cuatro mil armas por Q19.9 millones. Ese arsenal fue para los policías que se graduaron en diciembre de ese mismo año bajo el mando de Francisco Rivas.

Lea además: Rodas y diputados se enfrascan en guerra verbal

Los aspirantes reciben distintos tipos de entrenamiento, entre ellos defensa personal. (Foto Prensa Libre: Mingob)

En espera

La incorporación de los agentes no solo es ansiada por quienes esperan un trabajo. En su informe de gobierno, el presidente Jimmy Morales anticipó la pronta llegadas de más policías.

“El fortalecimiento de las fuerzas de seguridad civil ha incluido la profesionalización de la PNC, cuya plantilla a agosto del 2018 era de 39 mil 600 elementos, a lo que, debemos sumarle tres mil 174 agentes que se estarán graduando en los próximos días. Esto significa que en los tres años de Gobierno se han incrementado 12 mil 363 agentes de la fuerza policial”, dijo frente al Congreso de la República el 14 de enero.

Lea también: MP abre pesquisa por uso de vehículo asignado a diputado Juan Ramón Lau

“En la academia lo que me dieron durante el tiempo de preparación fue mi alimentación, los uniformes y calzado los compré con mi dinero para poder estar en este curso. Uno sacrifica tiempo y dinero para poder conseguir un trabajo, me decidí a ser policía porque me gusta la profesión y porque es trabajo”, relató de manera anónima otro aspirante a policía.

Otro estudiante explicó sentirse preocupado porque efectuó muchos gastos durante su preparación y no recibió respaldo económico en la PNC.

“La beca a mi promoción no se la dieron y a las anteriores sí les ayudaron con eso, entonces hubo que pasar los 11 meses de prueba sin ningún sueldo o apoyo de la PNC. Tengo un amigo que se graduó en las anteriores promociones y a ellos sí les pagaron la beca de Q800 mensual”, criticó el segundo aspirante que concedió entrevista de forma anónima.

También hay un grupo de oficiales de la PNC que esperan ser ascendidos desde hace 15 meses y aún no se les ha notificado la fecha en que se efectuará el evento.

En julio pasado el ministro de Gobernación durante una citación en el Congreso explicó que cada año en promedio de gradúan tres mil 500 nuevos policías y se estima inversión de Q300 millones.

En promedio un agente de reciente ingreso a la PNC devenga salario de Q4 mil 550. Es decir, que anualmente la policía tendrá que contar con cerca de Q202 millones adicionales para sostener el salario, bono y aguinaldo de estos nuevos agentes.

Datos de las fuerzas policiales

  • En junio del 2016 había 35 mil 468 agentes de la PNC
  • El 16 de diciembre del 2016 se graduaron dos mil 133 agentes.
  • El 18 de diciembre del 2017 otros tres mil 978 policías se graduaron.
  • Hay 39 mil 600 policías de alta.

En el informe anual de Situación de lo Derechos Humanos el procurador, Jordán Rodas, expuso: “Preocupan las condiciones precarias en las que deben prestar su valioso servicio. Es preciso poner atención al desmantelamiento de un esfuerzo sostenido durante años para fortalecer y profesionalizar la Policía Nacional Civil y que se reflejaba en la disminución de los índices de homicidios”.

Más guardias

En julio del 2018 hubo 189 aspirantes a guardias del SP que terminaron su formación -durante cinco meses- para el resguardo de cárceles y reclusos, pero  medio años después no han sido contratados.

El vocero del SP, Rudy Esquivel, explicó: “El terminar el curso de formación de guardia del Sistema Penitenciario no garantiza ser contratado , porque hay que pasar por los procesos de verificación, precontratación y contratación”.

Esquivel expuso que dos aspirantes a guardias fueron excluidos del proceso por presentar documentación falsa.

El vocero del SP explicó que a los 187 aspirantes a guardias se les revaluó las capacidades  y solo 105 son considerados aptos para trabajar.

“Los expedientes de aspirantes a guardias que no han sido considerados como aptos, volverán a ser analizados”; señaló Esquivel.

Las autoridades del SP justificaron que hay retrasos porque la contratación de los guardias lo planificó el director anterior, Juvell Stuardo de León, y el nuevo jefe, Camilo Gilberto Morales Castro, ordenó la reevaluación de los aspirantes.

En la actualidad trabajan en las 21 cárceles del país tres mil 452 guardias y el sueldo neto que devengan es de Q4 mil 211.49, trabajan ocho días seguidos y descansan durante ochos días.

El sueldo base de los guardias es de Q1mil 925 y tienen cuatro bonos que suman Q2 mil 750, pero les descuentan por montepío Q354.75, Impuesto Único sobre la Renta Q12.01 y del seguro social Q96.05.

Contenido relacionado:

Gobierno de Jimmy Morales ha fortalecido la democracia, asegura vicepresidente

40 respuestas a preguntas sobre las elecciones en Guatemala 2019

Médicos analizan acciones ante incumplimiento del incremento salarial

4

Mariano Galvez Hace 7 meses

Algo que hay que investigar es si los salaries de estas personas no estan siendo cargados ya, al presupuesto de la PNC.

LuiS Lllllppp Hace 7 meses

drogas y ejercito es el control qe tienen en la mira este desgobiernonarco

Roberto Ximenej Hace 7 meses

Más pareciera que las nuevas autoridades del la Policía nunca tuvieron la capacitación necesaria y sus patrones no han encontrado la forma de hacer la transa con el equipo que hace falta.

Javier Castejon Hace 7 meses

Una de las posibilidades seria que el ministro Dagenhart les tiene ya preparado un lugar en la provincia para que ayuden al ejercito asesino en el trasiego de drogas , este a sido una parte fundamental de todos los cambios hechos por este monigote en la PNC.