Giammattei y sector justicia se reúnen para discutir reformas al Sistema Penitenciario

Durante la reunión, se discutió la implementación de los grilletes electrónicos para reducir el hacinamiento que actualmente existe en las cárceles.

Alejandro Giammatti se reunió con el sector justicia para discutir reformas al SP. (Foto Prensa Libre: Alejandro Giammattei / Twitter)
Alejandro Giammatti se reunió con el sector justicia para discutir reformas al SP. (Foto Prensa Libre: Alejandro Giammattei / Twitter)

El presidente Alejandro Giammattei y el vicepresidente Guillermo Castillo, participaron en una reunión con el sector justicia para discutir las reformas al Sistema Penitenciario.

Esta sería la primera reunión en la que los funcionarios participan para evaluar la viabilidad de estas reformas y darle solución a problemas como el hacinamiento en las cárceles.

En esta reunión estuvieron presentes el presidente del Congreso, Allan Rodríguez; la presidente de la Corte Suprema de Justicia, Silvia  Valdés; la fiscal general del Ministerio Público, Consuelo Porras; el viceministro de Gobernación, Gendri Reyes; el director del Sistema Penitenciario; Jorge Flores; el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas; la magistrada de la Corte de Constitucionalidad, Dina Ochoa, entre otros.

Según los datos del SP, actualmente existe 25 mil 484 privados de libertad en las diferentes cárceles del país, esto representa un 300 por ciento de hacinamiento.

Para resolver esto, que según dicen es uno de sus mayores problemas, la mesa discutió la implementación de los grilletes electrónicos en personas con discapacidad, adultos mayores, mujeres en etapa de gestación y personas con enfermedades crónicas.

Las estimaciones del SP es que al implementar esto puedan permitir la salida de 3 mil 328 personas de prisión.

Aunque las prisiones seguirían en hacinamiento, al menos bajaría el número de privados de libertad. El  objetivo del Ministerio de Gobernación es lograr colocar entre 6 y 8 mil grilletes electrónicos, algo que hasta el momento no se ha logrado pese a que el Congreso aprobó una ley para el uso de estos controles en 2016.