Cicig | Impunidad actual tardaría 15 años en erradicarse

Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), reveló la noche de este jueves que sin ninguna investigación nueva, se necesitarían 15 años para combatir la impunidad que hay del acumulado en homicidios en los últimos años.

Iván Velásquez durante el conversatorio sobre derechos humanos e impunidad. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Iván Velásquez durante el conversatorio sobre derechos humanos e impunidad. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

El jefe de la Cicig participó en el conversatorio ¿Hacia dónde vamos? Nuevas Perspectivas en el cumplimiento de los Derechos Humanos y la lucha contra la impunidad, en donde también asistieron como expositores Emilio Álvarez, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Todd Howland, representante de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Colombia, entre otros.

“Logramos establecer, respecto a la impunidad en homicidios, que en Guatemala se tiene un promedio anual de seis mil homicidios, todo el acumulado que hay pendiente de solucionar en materia de homicidios, sino se hubiera cometido un solo delito de homicidio a partir del 1 de enero de 2016, solo podría solucionarse en el 2031.

“No puede ser un discurso”

El jefe de la Cicig, también mencionó que la lucha contra la impunidad no puede ser solo un discurso, sino que es necesario accionar.

“En la medida en que solo se aplaude o se expresa solidaridad pero no haya compromiso en intervenir para afectar esa impunidad, todo queda reducido a un discurso”, aseveró Velásquez.

Agregó que para que el Ministerio Público pueda abarcar más del 10 por ciento del territorio nacional es necesaria la inversión de más recursos financieros.

“Si en verdad se quiere luchar contra la impunidad tiene que haber unos recursos extraordinarios”, expresó el jefe de la Cicig.

“No hay grandes empresarios en La Línea”

Con relación a qué existen dudas si hay grandes empresarios dentro la estructura denominada La Línea, indicó que “no hay nadie por encima de ley, nadie que comete un delito por una condición especial o de poder, quedará excluido de una acción de la justicia. En esa pequeña modalidad de defraudación aduanera conocida como La Línea, no están grandes empresarios que si los hubiéramos encontrado también estarían sometidos a la acción de la justicia como lo han estado otras personas con mucha influencia en el país”, aseveró Velásquez.

En este contexto mencionó que la participación de la sociedad en el combate a la impunidad es fundamental, porque ella determinará hacia dónde va el país.

Subrayó que lo que se ha hecho en Guatemala con la desarticulación de estructuras criminales de corrupción incrustadas en el Estado, es solo el principio.

“Se necesita que haya una participación siempre activa de la sociedad para impedir que esto pueda retroceder. Todas estas estructuras que han operado en el país no podríamos decir en el momento de hoy que efectivamente están desarticuladas, pero hay unas estructuras muy profundas en la historia del país en las últimas décadas y esas estructuras tienen que ser erradicadas pero para erradicarlas solo la participación de la sociedad va a poder a contribuir para la construcción de una patria para todos”, concluyó el jefe de la Cicig.

El Presidente tiene la voluntad

Con relación a las acciones del presidente Jimmy Morales, el jefe de la Cicig, indicó que se ha mostrado voluntad por parte del mandatario en combatir la impunidad y la corrupción, y aprovechó la oportunidad para mencionar que todos tienen errores pero que se tiene que dar le beneficio de la duda porque no tiene ni un mes de estar en el cargo.

Horas antes, Morales en conferencia de prensa dijo que el futuro económico del Organismo Judicial, Ministerio Público y la Universidad de San Carlos, está en manos del Congreso y la aprobación de más de Q1 mil millones en Bonos del Tesoro, además de una readecuación del actual Presupuesto de Ingresos y Egresos del Estado.