Jary Méndez: “La integración de la nómina de candidatos a magistrados de salas de Apelaciones siempre ha sido complicada”

El próximo 23 de septiembre se tiene previsto que la comisión de postulación de magistrados para Corte Suprema de Justicia y la de Apelaciones entreguen las nóminas de candidatos a esos cargos, en el primer caso sería una lista de 26 personas y en el segundo, 282.

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Veláquez, junto a la decana Jary Méndez en la conferencia: “Lucha contra la corrupción" del 26 de febrero el 2016. (Foto Prensa Libre: Tomada de unis.edu.gt)
El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, Iván Veláquez, junto a la decana Jary Méndez en la conferencia: “Lucha contra la corrupción" del 26 de febrero el 2016. (Foto Prensa Libre: Tomada de unis.edu.gt)

La decana de la facultad de Derecho de la Universidad del Istmo, Jary Leticia Méndez Maddaleno, dio una entrevista a Prensa Libre en la que explica su propuesta para evitar que abogados vinculados al narcotráfico o crimen organizado se postularan a una magistratura de la CSJ o de Apelaciones.

La abogada, quien ha estado en tres procesos de postulación de Corte Suprema de Justicia, salas de Apelaciones y de fiscal general y que ahora integra las dos comisiones por ser decana, comenta que la integración de las listas de candidatos a cortes de Apelaciones siempre ha sido difícil, debido a la cantidad de expedientes que se presentan.

La profesional del Derecho pidió tanto para ella como para el resto de comisionados un voto de confianza, ya que a su consideración han trabajado con transparencia.

¿Qué buscaba su propuesta que no fue aceptada en la Comisión?

Esa polémica ya se cerró porque ya se votó en la comisión, pero vale la pena aclarar que no era vedar el derecho a nadie de participar, sino establecer de acuerdo con lo que establece la Ley de Comisiones de Postulación, elevar el perfil de los funcionarios que vamos a elegir.

La idea era intentar, tal como se hizo para fiscal general, si se revisa en el perfil está puesto el tema, no hubo ninguna oposición, fue un planteamiento que se hizo y por una propuesta de perfil que nos dio en su momento el Movimiento pro Justicia y que se sometió a discusión para ir en la misma línea. La idea no era dejar a nadie fuera, el ejercicio de la profesión es liberal y todos tienen el derecho de defensa, pero la idea era tener dentro de las expectativas de la población un parámetro o un requisito como lo fue en el perfil de fiscal general.

¿Cree que era posible implementar la propuesta?

Cada comisión lo decide y tal como se hizo para fiscal general pudo haber sido una posibilidad, pero entiendo que la comisión votó y como cuerpo colegiado se tomó esa decisión porque no se aprobó por un número de votos y se respeta lo decidido.

¿En qué otras comisiones se pusieron en marcha propuestas como la suya?

Yo solo recuerdo en la de fiscal general, como no participe en la de contralor General de Cuentas desconozco si se colocó ese punto. Antecedentes en esa línea creo que no hubo en las comisiones de hace cinco años. Cada comisión establece el perfil con base a las características y los requisitos que dice la Ley de Comisiones de Postulación que va estableciendo varios méritos éticos, profesionales y académicos y que se discuten a juicio de la comisión cuáles serían esos estándares o ese perfil. Y Cuando hablamos de un perfil para cualquier puesto se establece el ideal que uno esperaría y es como una orientación a la hora de emitir el voto. Darle prioridad a los candidatos que tienen ciertos requisitos y que cumplan ciertas cualidades, ese es el espíritu y no vedarle ni despreciar el trabajo profesional de nadie, todos lo trabajos son respetables y ejercer el derecho de defensa también lo es.

¿Debido a que no fue aprobada, qué otro mecanismo podría aplicarse para que no se postulen abogados cuestionados?

Yo creo que cada comisionado tendrá que hacer su evaluación, porque la Ley y la Constitución, y dentro de la comisión de postulación, se decía le va dando a uno la orientación, pero al final cada uno de nosotros tendrá que valorar a la hora de discernir o inclinarse por un candidato u otro.

¿Qué diferencia habría en el proceso si primero se integra la lista la Comisión de Postulación de Apelaciones?

No hay ninguna incidencia, la Ley y la Constitución establecen que las comisiones son simultáneas. Yo considero que por el tema de los tiempos y la cantidad de participantes quizá conviene tener más días para continuar con la votación de los postulantes de magistrados de salas, porque estamos hablando, por decir, para Corte Suprema de Justicia sobre 300 y para salas de Apelaciones, unos mil 300 expedientes, es una cuestión más de tiempo, no veo otra incidencia.

¿No afectaría ese conflicto de interés el “yo te elijo para que me elijas”?

En este caso tal y como están los tiempos creo que va a ser difícil que pueda darse, hay que votar, y prácticamente viene una después de la otra, porque terminamos de votar en Corte Suprema e inmediatamente empezamos a votar por salas. Creo que va a ser difícil que se dé -ese mecanismo de elección- y considero que hay que pensar en los tiempos y número de expedientes.

¿Cómo ve este proceso de postulación comparado con los otros en los que usted ha participado?

Acá tenemos la dificultad que la convocatoria reduce los tiempo, y tenemos que cumplir con el plazo, es un imperativo legal, constitucional y eso lógicamente hace que el manejo de los tiempos sea más complicado y que tengan necesariamente que suprimirse elementos sugeridos por la Comisión. Por ejemplo, las entrevistas y pruebas psicométricas, pero es por razón el tiempo, creo que las cosas se están haciendo bien y hay compromiso de cumplir con el plazo, se ha respetado la publicidad, ha habido un debate con todos los comisionados. Desde mi punto de vista creo que vamos bien con el compromiso de cumplir lo que la Constitución y la Ley nos manda.

¿Ve algún avance o retroceso en el proceso de postulación?

Yo creo que en ambas comisiones, al contrario, veo un esfuerzo grande por cumplir, una cosa muy concreta son las extendidas horas que contiene el horario y el compromiso de muchos comisionados de atender el compromiso y eso es muy importante porque muestra un compromiso de servicio al país. Lo que siempre he dicho cuando sale la oportunidad es que hay que dar un voto de confianza para mis colegas comisionados por el trabajo que se hace y yo sí creo, y hablo por todos, y lo que veo es que hay compromiso de cumplir, hay propuestas.

En estas comisiones he visto que hay personas que llevan propuestas y eso también denota que la gente se ha llevado el tiempo de estudiar y de proponer y eso construye, eso es rescatable y es interesante que ha pasado en este proceso, yo, de momento, pido el voto de confianza, vamos haciendo todo contra reloj, pero se ha tratado de cumplir con los plazos y establecer elementos de elegir a los mejores, porque apreciamos la justicia y todos tenemos un anhelo de mejorar el sistema de justicia.

¿Cómo evitar las influencias que puedan afectar negativamente el proceso de postulación?

Creo que los medios de comunicación tienen un papel fundamental, ante la duda, de presenciar todas las sesiones, eso facilita que los medios y la sociedad civil ejerzan ese papel de vigilancia con objetividad, porque muchas veces los señalamientos se hacen de personas que tal vez nunca llegan o solo van 10 minutos, en cambio he visto a los periodistas y entidades de la sociedad civil que sufren con nosotros, la transparencia y la publicidad son parte de los beneficios o de las consecuencias que la ley de Comisiones de Postulación ha traído para ayudar a que estos procesos tengan esa fiscalización pública y que cuando hay influencias se pueden evidenciar, entonces los medios de comunicación pueden hacer una labor importante.

¿Es visible la división de algunos decanos con los abogados de la postuladora?

Yo diría que uno puede coincidir en algunas ocasiones en opiniones expresadas por los magistrados o los representantes del Colegio de Abogados, y en otras no, eso es natural, pues al final la libertad de pensamiento de eso y la libertad ideológica puede hacer que en unas ocasiones se pueda percibir una cierta unidad de criterio, pero si uno observa en algunas veces se coincide y en otras no. Yo creo que el grupo de decanos en general no tiene que votar siempre en un mismo sentido, sino que algunas veces yo he coincidido con algunos representantes del Colegio de Abogados y otras no, y en otras, con los magistrados.

¿Considera que la integración de la nómina será complicada?

Siempre es complicado, porque vamos a votar 37 personas y ya eso da la pauta que va a ser complicado, pero si hay mejores postulantes que cumplan los requisitos va a facilitarse más. Pero por la cantidad de expedientes, al menos la más compleja, va a ser la de magistrados de Apelaciones, porque ya por número estamos hablando de 37 comisionados por alrededor de mil 300 expedientes y eso no va a ser sencillo.

¿Considera que en el seno de la postuladora se dan presiones para que sea elegida una persona determinada?

Yo considero que no, debemos guardar nuestra independencia y transparencia y será muy difícil que haya presiones porque la publicidad y la transparencia en cuanto las sesiones son públicas y evidenciaría cualquier tipo de expresión que pueda darse, sería como muy evidente, yo no me atrevería a decir que pudiera pasar, por lo menos yo no he sufrido ningún tipo de presión.

Contenidos relacionados

> Red de corrupción del Rey del Tenis habría alcanzado a magistrados

> El Rey del Tenis admite compra de apartamento

> Regalo del Rey del Tenis destapa vicios en postuladoras

0