Juan Chiroy: La prisión preventiva se ha excedido

El militar junto con ocho soldados espera un debate por su implicación en el enfrentamiento armado el 4 de octubre del 2012 en la Cumbre de Alaska, Totonicapán, donde murieron seis campesinos que protestaban contra el gobierno de Otto Pérez.

El coronel Juan Chiroy Sal lloró en la carceleta de la judicatura al escuchar la resolución de la jueza Claudette Domínguez. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
El coronel Juan Chiroy Sal lloró en la carceleta de la judicatura al escuchar la resolución de la jueza Claudette Domínguez. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El coronel Juan Chiroy Sal lloró dentro de la carceleta y después dijo que no sabía si era de alegría o de tristeza después de escuchar que Claudette Domínguez, jueza de Mayor Riesgo D, le otorgó arresto domiciliario después de estar seis años, seis meses y 16 días en prisión preventiva

Chiroy habló con Prensa Libre en la carceleta del juzgado antes de ser trasladado por última vez a la prisión militar Mariscal Zavala donde ha sido su hogar desde el 11 de octubre del 2012 cuando fue detenido por su participación en el violento desalojo en la Cumbre de Alaska una semana antes que dejó a seis muertos y 34 heridos.

Aquel día, según la acusación, Chiroy estaba a cargo de la Unidad de Seguridad Ciudadana del Ejército, para reforzar a la Policía Nacional Civil en la disolución de una manifestación convocada por los 48 cantones de Totonicapán en la ruta Interamericana para protestar contra la administración de Otto Pérez, con aquel saldo trágico.

En principio Chiroy fue sindicado del delito de ejecución extrajudicial, pero ahora enfrenta cargos por incumplimiento de deberes.

¿Qué dice de la resolución de la jueza?

Estoy muy convencido que el Señor le dio luz a ella para que realmente pudiera actuar apegada a Derecho, apegada a las leyes que están vigentes en el país, en virtud de que realmente la prisión preventiva se ha excedido en todos sus estándares nacionales e internacionales. Nosotros veníamos con la esperanza como lo hice ver que cada lunes era una esperanza para nosotros y se desvanecía los viernes porque el caso no avanzaba y no avanzaba.

¿A quién agradece?

Estamos muy agradecidos primero con Dios a quien nosotros servimos, porque Él nos ha dado el respaldo y el reposo para sobrevivir todos estos seis años en prisión preventiva. Estoy muy agradecido con todas las personas en redes sociales que nos han apoyado en todo este proceso, que lo califico como una injusticia. No sé si estoy contento o triste, pero puedo volver con mis hijos que me han aclamado todo el tiempo. Es un sueño bien difícil.

¿Qué es lo que no olvidará de estar en la prisión?

Realmente la prisión es una prisión. No tiene nombre. El hecho de estar privado de libertad, el hecho de que para salir al baño o para recibir una visita hay que pedirle permiso a un guardia, todo eso, va coartando las libertades. Esto es lo que no voy a olvidar.

Regresa con su familia, aunque no a su hogar, sino que debe guardar arresto domiciliario en la Guardia de Honor.

Sí. Es lo más importante, ya no en prisión.

Antes de estar en prisión ¿qué anécdota recuerda?

El día que salí de mi casa mi hijo tenía un año. Recuerdo que le cambiaba su pañal y le daba su pacha antes de dormirse, yo se lo hacía. Y en un rato me cortaron eso, para mí eso fue lo más terrible, es decir, la separación. Se imaginan a mi hijo cuando se colgaba de la malla y me decía: ‘Papi, no me quiero ir, papi venite conmigo’. Eso me impacta. Pero realmente estoy muy agradecido con el Señor, él ha obrado para bien y para beneficio de la justicia.

La tragedia en la Cumbre de Alaska sucedió el 4 de octubre del 2012. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

¿Qué les dice a otras personas que están en prisión preventiva?

A todas aquellas personas que se encuentran en prisión preventiva de una forma injusta, tal vez se está abriendo la brecha para que encuentren esta ansiada libertad que todo mundo deseamos.

En cuanto a lo hechos, usted ya se refirió que quiere ir a debate, aunque aún está por definirse la calificación judicial debido a una impugnación.

Es cierto. Independientemente de qué delito sea estamos en la disposición de enfrentar el debate en cualquier momento. Ese ha sido nuestro deseo, cerrar este proceso. Clausurar este caso del todo.

El coronel Chiroy junto con su hija Sara y atrás su esposa Andrea Mencos de Chiroy. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Además, en seis años ese proceso ha estado en el Juzgado de Mayor Riesgo B, el Juzgado Sexto Penal, el Juzgado de Sololá y ahora en el Juzgado de Mayor Riesgo A.

Estar de juez en juez me deja inestabilidad. Es una inestabilidad porque en cada judicatura se empieza a conocer el proceso nuevamente y este proceso es grande. Tiene muchas aristas y es bien complejo. Cualquier juzgador que tome este proceso tiene que comprender bien cómo está el historial. Creo que tiene muchos vicios, sobre todo la calificación del delito.

Ya cambió el delito de ejecución extrajudicial por incumplimiento de deberes.

Fue una victoria el cambio de la calificación jurídica porque con artimañas del Ministerio Público y apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) lograron revertir todo esto, pero Dios es bueno. Nosotros esperamos que hiciera La obra. Con esto aprendemos. (En una nota de prensa del 3 de diciembre de 2012, la Cicig informó que brinda apoyo técnico a la Fiscalía en la investigación de este caso).

¿Además del expresidente Otto Pérez, con quienes más compartió en prisión?

Tuve la oportunidad de compartir celda con el general Pérez Molina, con el expresidente Álvaro Colom Caballeros y con Gustavo Alejos -implicado en cuatro casos-. Realmente eran personalidades. Compartimos la misma celda. Definitivamente fueron experiencias nuevas que en la vida cotidiana nunca había enfrentado comunicación con ellos, pero el destino nos llevó a la prisión y ahí nos comunicamos. La relación fue muy cordial.

La jueza lo reintegra al servicio activo.

Como dependemos de un ministerio y un ministro. Entonces será el Ministerio de la Defensa Nacional a través del Estado Mayor el que decide en qué puesto me va a desempeñar. Como estamos en activo, no dependemos si queremos o no, sino de lo que el mando nos designe. Por supuesto que el mando superior va a acatar la orden de la jueza y estaremos disponibles otra vez para vestir de verde pero solo en el departamento de Guatemala.

Contenido relacionado

>Matan a madre de coronel Juan Chiroy Sal

>Cumbre de Alaska: campesinos conmemoran primer aniversario de matanza

>Sala confirma tres delitos a militares

6

301julcifue Cifuentes Hace 5 meses

Chiroy cuánto $oltaste?

Roberto Ximenej Hace 5 meses

¿Y los padres y los hijos de los campesinos asesinados que?
.¿Ya no tienen a sus seres queridos para nunca y justicia menos?

Francisco Franco Hace 5 meses

VIVA LA LIBERTAD DE MI CORONEL CHIROY Y SUS SOLDADOS!!!! YUJU!!!!!!!

Mario Perez Hace 5 meses

la sargento claudette dominguez como buena obediente no deliberante accedió dejar con arresto al ahora predicador del evangelio coronel chiroy quien solo le segó la vida a seis humildes indegenas sololatecos. felicitaciones a la hermana de la coronel dominguez.

Javier Castejon Hace 5 meses

MALDITO ASESINO, HAY QUE BUSCARLO Y A EL Y TODA SU FAMILIA DARLES LO QUE SE MERECEN.

    Francisco Franco Hace 5 meses

    A VOS TE VAMOS A BUSCAR TESORO!!