Estados Unidos revoca visa a magistrada Blanca Stalling y a dos hijos

Por estar involucrada en “casos de corrupción importantes”, Estados Unidos declara no apta para ingresar a su territorio a Blanca Aída Stalling Dávila, magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) separada del cargo.

Blanca Stalling no podrá ingresar a Estados Unidos, debido a que la visa le fue revocada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Blanca Stalling no podrá ingresar a Estados Unidos, debido a que la visa le fue revocada. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Departamento de Estado también revocó la visa a sus hijos Julio Alejandro y Otto Fernando, ambos de apellido Molina Stalling.

Justifica su decisión en la sección 7031 (c) de la Ley de Asignaciones para el Departamento de Estado, Operaciones en el Extranjero y Programas Relacionados, del Año Fiscal 2018, y que queda prolongada por la Ley de Asignaciones Prorrogadas del 2019.

La medida obedece a que Estados Unidos “mantiene su compromiso con la lucha contra la corrupción y la impunidad en Guatemala”, según comunicado de prensa emitido por la Embajada estadounidense.

Agrega que Washington seguirá usando las numerosas herramientas a su disposición para asegurar que los individuos involucrados en corrupción, narcotráfico y otras actividades ilegales no puedan evadir las consecuencias de sus hechos criminales.

La información oficial refiere que en lo que va del año van 150 guatemaltecos a los que Estados Unidos se ha revocado las visas o los ha declarado no aptos para entrar a su territorio. La razón: “Algunos son sospechosos de estar involucrados en hechos criminales, incluyendo narcotráfico y corrupción, entre otras actividades, o son familiares que se beneficiaron en hechos ilícitos.

Delmi Castañeda, abogada de Stalling, señaló que la decisión de revocarle la visa a magistrada separada es “una postura severa para una madre, pero considero que Estados Unidos decide quién entra a su país”.

Castañeda sostiene que “no se le acusa de robar, no se le acusa de pedir dinero, no se le acusa de ofrecer dinero, ni siquiera de ordenarle a un juez, sino únicamente de suplicar a un juez que estudie minuciosamente un proceso”.

Además, lamentó que a Stalling se le “castigue” de esta manera y que no se tome en cuenta “lo que ha hecho por Guatemala”, y que el gobierno estadounidense la “criminalice mediáticamente” cuando no ha sido condenada por un tribunal.

La medida de la revocación de la visa también alcanza a dos hijos de la magistrada separada. De esa cuenta, a esta redacción se comunicó una persona identificada como Julio Alejandro Molina Stalling, quien dijo que él no ha trabajado en el sector público, por lo que el Departamento de Estado de Estados Unidos no puede señalarlo de estar involucrado en corrupción, y por tanto hará las alegaciones que correspondan contra esa disposición.

Proceso en su contra

Blanca Stalling digirió por diez años el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP). Es señalada de supuestamente haber presionado al juez Carlos Ruano para que beneficiara con una medida sustitutiva a su hijo Otto Molina Stalling. Él fue condenado a seis años y tres meses de prisión inconmutables, así como una multa de Q50 mil e inhabilitación para ejercer cualquier cargo público durante cuatro años, por el caso de estafa al Seguro Social conocido como Igss-Pisa/Igss-Chiquimula. Sin embargo, fue beneficiado con medida sustitutiva y goza de libertad condicional.

El primero en conocer el caso de la magistrada separada fue el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, a cargo de Adrián Rodríguez; sin embargo, ella lo recusó al poner en duda su imparcialidad y esto llevó al juez a inhibirse.

El caso pasó, entonces, al Juzgado Octavo a cargo del juez suplente José Alvarado. Stalling alegó que sostenía una amistad con el juzgador -en varias fotografías aparecían juntos-, así logró separarlo del caso.

A raíz de eso, el expediente pasó a manos de la jueza Silvia Morales, titular del Juzgado Noveno. Pero, ella se inhibió aduciendo que dudaban de su imparcialidad.

La audiencia de etapa intermedia aún no se ha llevado a cabo. Esta ha sido suspendida doce veces. El caso ha pasado por cuatro juzgados.

Detención

Stalling fue capturada el 8 de febrero del 2017. Ella intentaba burlar a las autoridades cuando llevaba una peluca roja y lentes oscuros. Sin embargo, fue identificada. Al momento de su detención intentó disparar contra los agentes de la Policía Nacional Civil y trató de suicidarse al momento de su captura. El arma que utilizó era calibre 3.80 y tenía más de 17 municiones.

Guardaba prisión preventiva en Mariscal Zavala, pero el año pasado fue beneficiada con arresto domiciliario por Abelina Cruz Toscano, jueza Décimo Penal, durante una sorpresiva audiencia que se celebró en privado, en agosto pasado.

Noticia en desarrollo

> Juez aplaza hasta febrero la revisión de medidas de Blanca Stalling

>Teme por su seguridad juez que denunció a Blanca Stalling

> Inacif dice que Blanca Stalling está en condiciones para acudir a audiencias