Inacif dictamina que Blanca Stalling está en condiciones para acudir a audiencias

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) remitió un informe al Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal en el que dictaminó que la magistrada separada del cargo, Blanca Stalling, esta saludable y en uso de sus capacidades mentales para continuar el proceso penal.

La magistrada separada del cargo Blanca Stalling en audiencia.(Foto Prensa Libre: Archivo)
La magistrada separada del cargo Blanca Stalling en audiencia.(Foto Prensa Libre: Archivo)

De acuerdo con Fanuel García, director del Inacif, Stalling está en condiciones físicas y mentales para continuar proceso penal en su contra, con lo cual debería presentarse a la audiencia de etapa intermedia en el proceso penal que se sigue en su contra por los delitos de Tráfico de Influencias y resistencia con agravación específica.


Stalling logró detener el pasado 4 de julio la audiencia de apertura a juicio alegando que tenía quebrantos de salud. Ante esta situación, el juzgado ordenó realizarle un examen médico.

Según García, Stalling presentó ese día un cuadro de diarrea y fue tratada con éxito ese mismo día. “No ameritaba ninguna intervención médica mayor ni ser hospitalizada”, aseguró el director.

> Le puede interesar: Presidente Jimmy Morales reconoce deficiencias de la Policía Nacional Civil

Un dictamen similar hecho por el Inacif fue en torno a Roxana Baldetti, quien se ausentó en el juicio por el caso Lago de Amatitlán por enfermedad y fue trasladada al Hospital Roosevelt, pero días después la entidad certificó que ella ya se encontraba bien de salud.

La audiencia de etapa intermedia está programada para el 30 de agosto en el Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal.

La audiencia de etapa intermedia se ha detenido en seis ocasiones y el caso ha pasado por cuatro juzgado diferentes, debido a varios recursos interpuestos por la magistrada y excusas presentadas por los togados.

El viaje del expediente

Inicialmente el caso fue designado al Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal, a cargo de Adrián Rodríguez, pero Stalling lo recusó por dudar de su imparcialidad y esto llevó al juez a inhibirse.

Luego, el caso pasó al Juzgado Octavo, a cargo del juez suplente José Alvarado. No obstante, Stalling logró separarlo del caso alegando que mantiene una amistad con él y que había fotografías de ambos juntos.

El expediente pasó a manos de la jueza Silvia Morales, titular del Juzgado Noveno. Sin embargo, ella se inhibió aduciendo que dudaban de su imparcialidad.

>Es noticia: Congresistas de EE. UU. piden acciones para esclarecer ataques contra líderes campesinos

Finalmente, la carpeta cayó en el Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal, donde se ventila actualmente el proceso penal.

Stalling es señalada haber presuntamente presionado al juez Carlos Ruano para que beneficiara con una medida sustitutiva a su hijo Otto Molina Stalling, sindicado en el caso de estafa al seguro social conocido como Igss-Pisa.

Ruano entregó como evidencia la conversación que le grabó con ella.

Contenido relacionado

>Riesgo de cooptación acecha en el Consejo de la Carrera Judicial
>Congreso relega agenda de trabajo durante periodo extraordinario
>Porras niega evaluación a trabajo de Cicig, como dijo Degenhart