Jueces de Paz suplentes temen contagios de coronavirus por escasa protección

La Asociación de Jueces y Magistrados consideró contraproducente que los juzgados retomaran sus labores, debido al contacto que mantienen entre los jueces, personal jurisdiccional y los usuarios que se presentan a las judicaturas.

Publicado el
La Torre de Tribunales luce casi vacía por las restricciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
La Torre de Tribunales luce casi vacía por las restricciones. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Los jueces de Paz suplentes temen contagiarse del nuevo coronavirus por la escasa protección que les ha brindado por el Organismo Judicial (OJ), porque aseguran que solo les han dado cinco mascarillas y cinco pares de guantes como parte de su equipo de bioseguridad para atender las diligencias judiciales a las que deban asistir.

“No se nos ha proveído de todos los insumos necesarios para estar en la primera línea e impartir justicia en este estado de Calamidad. La justicia no se no puede interrumpir, entonces la Corte Suprema de Justicia (CSJ) nos debe proveer de los insumos para salvaguardar nuestra integridad”, denunció uno de los jueces suplentes que pidió anonimato por temor a repercusiones laborales.

El juzgador además afirmó que han asignado dinero de sus ingresos personales para comprar insumos higiénicos como gel antibacterial, alcohol, cloro, entre otros para mantener las medidas sanitarias y evitar el contagio del virus.

Los jueces suplentes son quienes relevan a los jueces titulares de Paz cuando piden licencias por enfermedades crónicas, permisos laborales, vacaciones o también apoyan durante emergencias nacionales como la del nuevo virus.

Dichos juzgadores tienen competencia mixta como desde conocer faltas hasta juicios civiles de determinadas cuantías, además realizan exhibiciones personales y las videoconferencias en las cárceles. Los juzgados de Paz están abiertos al público los 365 días del año y las 24 horas.

La Asociación de Jueces y Magistrados advirtió el pasado 24 de abril que, el sistema judicial ya enfrenta el primer caso de exposición directa “bastante probable” del covid-19 en un juez y su personal auxiliar, por lo que está en cuarentena la jueza Diana María Escobar González y su equipo de trabajo.

Asimismo, el juzgador agregó que otro juez que realizó una exhibición personal a un paciente del Hospital de Salud Mental Dr. Federico Mora, también está aislado y en cuarentena por prevención, ya que al siguiente día que realizó la diligencia en el lugar, fueron confirmados los casos de contagio en el centro hospitalario.

No obstante, Mario Siekavizza, portavoz del OJ, afirmó que solo la jueza y su equipo jurisdiccional están en cuarentena y no hay ningún otro juez. Además, añadió que, a los juzgadores los han dotado de insumos como alcohol, cloro, mascarillas, guantes y sanitizados sus lugares de trabajo para evitar la propagación del coronavirus y que trabajen en un lugar seguro.

Preocupaciones

Belgica Deras, presidenta de la Asociación de Jueces y Magistrados, explicó que tanto los jueces de Paz suplentes como los jueces han expuesto sus preocupaciones, ya que sienten que los dejan desprotegidos. Además, añadió que, debido a la emergencia, la demanda de juzgadores se agravó aún más y no existe la capacidad para atender todos las solicitudes.

“Cuando se solicita juez de Paz para ejecutar las videoconferencias en las cárceles, tenemos que esperar para que termine de cubrir la diligencia en otro tribunal o juzgado. La escasez de juzgadores es fuerte para cubrir las emergencias”, indicó Deras.

Además, explicó que, aunque el OJ ha procurado enviar insumos higiénicos a todos los jueces y juzgados, pero no cuentan con toda la capacidad ya que los juzgadores se han quejado ante la Asociación por la falta de insumos.

Los magistrados de la CSJ acordaron que los juzgados Civiles, de Trabajo y Previsión Social debían retomar sus labores a partir del pasado 28 de abril por turnos y para conocer asuntos constitucionales y de carácter urgente, luego que fueron suspendidas por la pandemia.  Además, también promovieron que los juzgadores el teletrabajo, cuando puedan evitar llegar a trabajar a las judicaturas.

Esta decisión fue considerada por la Asociación de Jueces y Magistrados como “contraprudecente” porque no solo están expuestos los equipos jurisdiccionales, sino también los usuarios al contagio del nuevo coronavirus. “En tal sentido, les patentizamos desde ya nuestro apoyo incondicional y muestras de solidaridad, clamando a Dios para que su salud no se vea afectada”, expresó la asociación en un comunicado.

No se dan abasto

Carmen Aída Ibarra, directora ejecutiva del Movimiento Pro-Justicia, explicó que por medio de conversaciones que ha sostenido con jueces, sabe que los juzgadores suplentes no tienen la capacidad para atender toda la demanda de diligencias que existen, además que no pueden tomar sus vacaciones o licencias porque no hay nadie en ese momento que los releve.

“Según nos enteramos, hay un número bastante limitado de jueces suplentes que no alcanzan para llenar las necesidades que requieren una población total de jueces”, advirtió Ibarra.

Además, resaltó que por procesos administrativos en los nombramientos de jueces suplentes se ocasionan retrasos en la administración de justicia, ya que al faltar jueces hay lentitud en el engranaje del sector justicia.

“Hay un retraso en los diferentes juzgados, esto no solo son los de Paz o de Primera Instancia o en los de Turno, porque sino hay un adecuado número de personal los procesos se retrasan”, añadió.

Carlos Guerra, presidente del Consejo de la Carrera Judicial (CCJ), explicó que en total de jueces suplentes de Paz hay 24 y durante la emergencia están priorizando las solicitudes para atenderlas todas.

“Ellos están para cubrir desde videoconferencias hasta diligencias en juzgados y no tenemos un banco para cubrir a 500 jueces, se hace lo que ha disponibilidad alcance”, indicó Guerra, quien será relevado de su cargo por Elia Perdomo, jueza del Tribunal  B de Mayor Riesgo, este 29 de abril.