Julio Ligorria señala que no hay objetividad del fiscal que está a cargo de la investigación en su contra

El exdiplomático afirmó que es inocente, nunca ha sido prófugo de la justicia y siempre ha intentado resolver su situación legal.

Julio Ligorria fue embajador de Guatemala ante Estados Unidos. Foto Prensa Libre: Cortesía
Julio Ligorria fue embajador de Guatemala ante Estados Unidos. Foto Prensa Libre: Cortesía

Julio Ligorria Carballido, exembajador de Guatemala ante Washington, Estados Unidos, explicó que la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP), no busca ser garante de averiguación de la verdad en la investigación que tiene abierta en su contra y esta es una de las razones por las que pidió que, el fiscal Carlos Vides sea separado de su caso.

“Estoy solicitando que los releven de la responsabilidad, porque quiero que se rescate la objetividad que debe privar este tipo de casos, porque no he obtenido ese tipo de objetividad de la FECI”, apuntó.

El exdiplomático es un consultor político internacional con más de 25 años de experiencia. Durante la administración del Partido Patriota (PP), fue nombrado como embajador de Guatemala ante Washington DC en septiembre de 2013 y en noviembre, 2015, dejó el cargo.

“Averiguar la verdad en mi caso no les interesa. Ellos tienen una investigación abierta desde hace ya casi tres años y usted puede ver que en últimos 20 meses después que, la FECI fue notificada en agosto de 2018 sobre la negación de solicitud de extradición que solicitaron, prácticamente inmovilizó la investigación porque no existe caso abierto y no hay ninguna acción en beneficio de averiguar la verdad”, afirmó.

La investigación de la FECI y la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) señalan al antiguo embajador de haber gestionado aportes ilícitos para la campaña del PP.

Ligorria agregó que, el delito de financiamiento electoral ilícito por el cual se le acusa, fue modificado a financiamiento electoral no registrado y según indicó, han preguntado a la FECI para saber que harán con ese “tema”, porque a su parecer tienen que desestimar el primer delito porque el segundo no le aplica en ninguna circunstancia y es retroactivo.

“Quiero tratar con un nuevo fiscal y de manera muy transparente resolver mi situación porque ya no tiene sentido”, acotó.

Además, agregó que ha insistido mediante sus abogados resolver su situación, pero no ha recibido ninguna respuesta por parte de la fiscalía. Resaltó también que la orden de detención en su contra fue ejecutada en Madrid, España, pero la FECI mantiene vigente la orden internacional para impedirle su movilidad hacia otros países, lo cual calificó como un acto “claro a la violación de sus derechos”.

“Durante estos tres años he guardado discreción y respeto por la autoridad judicial, esperando a saber cuáles eran las acciones, el proceso, qué oportunidades me daban para defenderme, pero no he tenido ni una sola oportunidad para defenderme. No nos han pedido primera declaración, nunca hubo una sola acción, lo que si hubo fue mucha desinformación, mucha agresión pública por parte de los fiscales”, afirmó.