La muerte y la inseguridad se transportan en autobús en Guatemala

No tienen hora, ni día, ni ruta. Pero la muerte y la inseguridad, que se transporta en autobús en Guatemala, tiene atemorizada a la población. Más de 70 personas han sido asesinadas este año en diversos ataques a este servicio.

Los capitalinos aún demandan un mejor transporte público, según la encuesta. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los capitalinos aún demandan un mejor transporte público, según la encuesta. (Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A diario en el país centroamericano, considerado como uno de los más violentos de América Latina, son asaltados unos 200 autobuses con resultados fatales.

El asedio es continuo, pero se acentúa durante el mes de julio por el pago del bono 14 a los empleados públicos y privados, periodo que también aprovechan las pandillas para exigir una extorsión extra al transporte público de pasajeros.

Los guatemaltecos están en alta vulnerabilidad al trasladarse en autobuses porque estos no cuentan con ningún tipo de seguridad. Y solo la semana pasada se registraron al menos cuatro ataques al transporte con saldo de al menos cinco víctimas mortales y varios heridos.

El martes último, un grupo de supuestos delincuentes asaltó una camioneta en la ruta al Pacífico de Guatemala, pero uno de los pasajeros no se intimidó. Sacó su arma de fuego y provocó la muerte de dos de ellos.

Según relató el chófer, que evitó identificarse, eran cinco los sujetos que desenfundaron sus armas y gritaron “este es un asalto”.

Esta es una muestra de como muchas veces los victimarios van en el mismo autobús y aprovechan la soledad en las carreteras para cometer los atracos.

Lea también | Conozca los operativos que activó la Diaco y cuáles son las sanciones

Ese mismo día, la Policía Nacional Civil (PNC) capturó a cuatro personas que asaltaban, con pistola en mano, otro autobús en la ruta hacia el municipio de Santa Elena Barillas, al sureste de la capital,

“Es un problema serio para los más de ocho millones de guatemaltecos que utilizan el transporte público en el país”, sostiene Edgar Guerra, de la Defensoría de los Usuarios del Transporte Público de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

La institución registra en lo que va del 2019 al menos 73 muertos y 77 heridos en ataques al transporte en el país centroamericano. Y con las cifras en la mano Guerra exhorta a las autoridades policiales a que pongan atención y redoblen la seguridad al transporte para contrarrestar estos hechos delictivos.

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), Pablo Castillo, reconoce que el pago del bono 14 genera “mucha incertidumbre” en el tema de seguridad en Guatemala.

Sin embargo, asegura que la institución, que cuenta con más de 42 mil agentes para proteger a los más de 17 millones de habitantes, mantiene patrullas en las carreteras y cercanías de los bancos y comercios, no solo como prevención, sino también para combatir la criminalidad.

El jueves fue asesinado el chófer de un autobús en el municipio de San Pedro Ayampuc, ubicado al norte de la capital guatemalteca. Su unidad de transporte se dirigía por el kilómetro 18.5, desde ese sector hacia la capital, cuando unos desconocidos dispararon en su contra.

El conductor, identificado como Erick Douglas Pérez, de 37 años, recibió múltiples impactos de bala en la región del cráneo. Uno de los últimos ejemplos de esta tragedia.

Guatemala ha avanzado en la última década en materia de seguridad, ya que de una tasa de 46 asesinatos por cada 100 mil habitantes la ha reducido a 22.

No obstante, todavía figura entre los diez países más violentos de América Latina, donde el primer lugar lo ocupa Venezuela con una tasa de 81.4 homicidios.

Contenido relacionado:

> Violencia en transporte público en Guatemala dejó esta cantidad de muertos y heridos
> Esta unidad concientiza a pilotos de buses guatemaltecos y pide a usuarios denunciar abusos en carretera
> Ataques simultáneos en carreteras dejan cuatro muertos y varios heridos