La Rancherita es condenada a 50 años de prisión, por bomba en autobús

El Ministerio Público (MP) pidió al tribunal que Mirna Elizabeth Juárez, alias la Rancherita, cumpla una condena de 50 años de prisión.

PNC acordona el área donde ocurrió la explosión el 21 de enero de 2019 (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
PNC acordona el área donde ocurrió la explosión el 21 de enero de 2019 (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Juárez era quien llevaba el aparato explosivo con el que buscaban infundir miedo al piloto y cobrar las extorsiones a los buses de la ruta 32.

El Tribunal Décimo Penal escuchó los argumentos del Ministerio Público y resolvió que ella y Édgar Danilo Xiloj Rivera cumplan una condena de 50 años de prisión por asesinato en grado de tentativa de tres personas que iban en el autobús.

Según las declaraciones en el juicio contra Juárez y Xiloj, la bomba fue elaborada con gran cantidad de pólvora acomodada en un tubo de plástico de unos 10 centímetros de altura. “El explosivo es de baja potencia”, agregó.

Le acomodaron una mecha y Juárez fue quien la encendió con un cigarro, según otro testimonio que se escuchó en el Tribunal.

Sin embargo, el artefacto explotó en sus manos, lo que provocó la amputación de ambos miembros.  El incidente dejó a otras siete personas heridas.

6

Guimo Golvel Hace 6 meses

A ver si le da tiempo para reflexionar, para ponerse la mano en la conscien… ah, no verdad…

Luis Ochoa Hace 6 meses

la pena para los mareros y sicarios deberian ser coartarles las manos para que nunca vuelvan a causa dolor y luto en las familias, recibió su justo castigo no tener manos ojala que estos 50 años le sirva para reflexionar y la tome de ejemplo otras estupi@s incautas que se meten a las maras

Javier Castejon Hace 6 meses

LA UNICA SENTENCIA PARA LA “RANCHERITA” SI ES QUE SE QUIERE HACER JUSTICIA, SERIA LA PENA DE MUERTE.

Rodolfo Alvarez Hace 6 meses

No es esa POBRE MUJER ( a ella no le importaba lastimar a terceras persona adultos menores a quien fuera) asi que al que al cielo escupe en a cara le cae no me alegro pero por lo menos pasara buen tiempo en la carcel y el resto de su vida sin pintarse las uñas la verdad se lo gano ella solita ( y se ve muy bien gordita alimentada con nuestros impuestos) mejor que le hubiera arrancado la explosion la cabeza

Jose Martinez Hace 6 meses

Para esa pobre mujer si fue pronta la justicia. No justifico sus acciones. Solo digo que nuestra justicia no es ciega.

    Javier Castejon Hace 6 meses

    POBRE MUJER, DEBERIAS DE CONSULTAR A UN PSIQUIATRA DE INMEDIATO.