Policía apuesta por perros terapéuticos para personas con alguna discapacidad

Perros, delfines, caballos y otros animales ayudan a las personas a superar traumas y problemas emocionales.

El programa se pondrá en marcha después de junio. Foto Prensa Libre: Mingob.
El programa se pondrá en marcha después de junio. Foto Prensa Libre: Mingob.

Los perros a lo largo de la historia han brindado ayuda al ser humano, por ejemplo, como guías para las personas que padecen de ceguera o de deficiencia visual grave, o en terapias asistidas en donde apoyan a que desvanezcan problemas emocionales. Desde hace algunos años tomó mayor relevancia que se usen animales para que las personas puedan superar traumas y problemas físicos.

El Ministerio de Gobernación busca implementar un programa de apoyo y seguimiento a la recuperación de personas que presentan algún tipo de discapacidad, así como también que brinden apoyo a policías que padecen algún trauma a consecuencia de ejercer su labor, o que lo padecen después que se jubilaron.

Pablo Castillo, portavoz de la cartera del Interior, explicó que en el programa tienen previsto instruir a perros Labradores y Golden Retrievers, que dentro del trabajo policial y en todas las áreas “presentan resultados positivos en versatilidad”.

Agregó que los guías de los perros serán capacitados para el trabajo específico de tratamiento con personas discapacitadas, el cual será encaminado desde la forma de hablar hasta efectuar la terapia con acompañamiento del personal del área de salud especializado en el mencionado tema.

“Los canes serán entrenados de manera que podrán interactuar con personas discapacitadas, sin presentar ningún riesgo, ya que, tendrán tolerancia a la sensibilidad”, resaltó. No obstante, para que el plan esté en marcha está un poco lejano, debido a que las autoridades planifican que inicie después que finalice en junio próximo el curso básico de especialización de Comando de Operaciones Antinarcóticas (Coan).

Lea también | Verificamos por usted: ¿Es oficial lo que publican los perfiles de redes sociales institucionales?

El cuso inició el mes pasado y dura tres meses. Además, 74 policías, 21 mujeres entre los agentes, están en el proceso de desarrollar habilidades de comunicación para cuando deban argumentar ante un Tribunal su actuación policial en operativos antinarcóticos, conforme a teoría y técnica de oratoria forense.

Gobernación no amplió detalles sobre a qué personas con discapacidad va dirigido y tampoco cuál es la demanda que podrían tener cuando inicie el programa. Sin embargo, Castillo dijo que el personal policial capacitará a los guías caninos acompañados de personal sanitario.

Gobernaión pondrá el programa en marcha hasta en el segundo semestre de 2021. Foto Prensa Libre: Mingob.

Terapia asistida

Luchi de León, directora del programa de terapia asistida con animales de la clínica Mind, explicó que los animales no sanan como se ha creído por mucho tiempo, sino más bien son utilizados como una herramienta de trabajo que facilite ciertas experiencias para que abra paso al aprendizaje de los objetivos de trabajo clínico sean más fáciles.

“Tanto el animal como la persona que está trabajando en el contexto clínico deben estar formados para esto, no es que cualquier animal o persona vayan a lograr que la práctica clínica suceda. Es muy diferente ir a jugar con un perrito a ir a una terapia asistida con perros. (…) Lo que hacemos nosotros en la práctica clínica con el perro, es el animal que utilizamos como un recurso terapéutico, es que creamos ese entorno para que todos los elementos de aprendizaje que necesitamos faciliten la experiencia y el aprendizaje”, señaló de León.

No obstante, recalcó que debe existir formación, estructura y no es solo así de tener a un animal que ayudara a una persona, porque eso sería un error. El profesional que debe estar a cargo es un psicólogo especializado en análisis aplicado de la conducta y con formación en adiestramiento canino, para que pueda comprender lo que sucede en el lenguaje del animal y facilitar nuevos aprendizajes.

Lea también | Porras: “La Corte no es ni de izquierda ni de derecha”

Señala que de forma ideal los perros deben ser seleccionados desde que son cachorros para formarlos y educarlos para los contextos clínicos, por ejemplo: que estarán rodeados de personas, que deben ser amigables, trucos y habilidades específicos para darle acompañamiento a las personas que asistirán.

Además, explicó que existen otras ramas de intervenciones asistidas y son los perros de trabajo, en donde se agrupan a los lazarillos, caninos señal, de movilidad reducida, entre otros, y tienen una metodología de selección más rígida porque estarán en las calles y serán los ojos de las personas, por ejemplo.

De León mencionó que en Chile fue puesto en marcha un modelo piloto de perro de contención emocional y acompañamiento a menores de edad víctimas de delitos, pero de forma especial de violaciones sexuales, y su tarea es generar un vínculo entre el pequeño y el perro para que cuando deba declarar en su proceso legal disminuya los niveles de ansiedad y se evite la revictimización.

“Es importante que las personas que estén involucradas en este trabajo deban estar preparadas, porque se ha comercializado la idea de que solo meter al perro hace la diferencia, esto no es verdad. Si fuera cierto todas las personas que tenemos mascotas no tendríamos problemas emocionales. (…) Es importante que las personas que hagan este proceso lo entiendan y estén formadas para ejecutarlo para que faciliten estas oportunidades de aprendizaje”, resaltó.

Mejoran la calidad de vida

La utilización de diversos animales como delfines, caballos, gatos y perros con fines terapéuticos reporta beneficios físicos, psicológicos y sociales cuando interactúan con los seres humanos, porque permite mejorar o mantener la calidad de vida de las personas, concluye el artículo Terapia asistida con animales como fuente de recurso de tratamiento rehabilitador.

Lea también | Policías Municipales: ¿Cuáles son las funciones y su límite?

El estudio resalta que en los años 50 se usaban perros de asistencia, pero con el transcurso de los años algunos canes fueron entrenándolos para alertar a personas con discapacidades auditivas. Su uso se fue diversificado que ahora existen animales de asistencia que son capaces de dar avisos cuando alguien está teniendo ataques epilépticos, presenta altos niveles de glucosa en la sangre, entre otros.

Además, destaca que desde el punto de vista psicológico los perros tienen una actitud afectiva y de gran apego hacia los humanos, sin juzgarlos. Son lúdicos, afectivos, fieles, juguetones y mientras se acarician se regula la tensión arterial, la frecuencia de respiración y los latidos cardiacos.