Los perros que buscarán droga en las correccionales

La PNC apoyó en varios operativos a la SBS con agentes caninos durante las requisas en los centros, para encontrar objetos ilegales y narcóticos.

Los agentes caninos junto a sus cuidadores. Foto Prensa Libre: SBS.
Los agentes caninos junto a sus cuidadores. Foto Prensa Libre: SBS.

Duke, Leyla, Iron y Max son los cuatro agentes K9 que conforman la primera unidad canina que trabajará en las correccionales de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), para asegurar que los menores privados de libertad no tengan drogas, celulares, alimentación que no está permitida o algo ilícito en ninguno de los centros.

Se trata de un pastor alemán, dos belgas malinois y un labrador retriever, que junto a sus técnicos y cuidadores están especializados para tratar temas de niñez y adolescencia con enfoque de derechos humanos de los NNA.

Los K9 asegurarán la protección en los cinco centros que tiene a cargo la SBS: Centro Juvenil de Detención Provisional (CEJUDEP), Centro Juvenil de Privación de Libertad para Varones (CEJUPLIV), Centro de Privación de Libertad para Varones (CEJUPLIV II), Centro Juvenil de Privación de Libertad para Mujeres (CEJUPLIM) y Casa Intermedia (el nuevo modelo de gestión juvenil).

Flor Dolores Hernández, subsecretaria de Reinserción, Resocialización de Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal de la SBS, explicó que los guías que están a cargo de los agentes caninos tuvieron un curso que duró tres meses en la Escuela Centroamericana Canina, pero también están especializados bajo el nuevo modelo de vigilantes con tratamiento juvenil, esta especialización duró un año y fue realizada en Guatemala y Estados Unidos.

Agregó que con el fin de evitar que durante una visita o en una encomienda los menores privados de libertad reciban ilícitos como drogas, celulares, cuchillos, entre otros, porque afecta su proceso de reinserción.

Hallazgo

Hasta la fecha hay una población de 660 menores, 78 mujeres y 582 hombres -quienes la mayoría tiene más de 18 años, aunque ingresaron menores-, en las correccionales y el sábado pasado fue la primera operación de la unidad canina en el centro conocido como “Las Gaviotas”, en donde fueron encontrados 55 gramos de mariguana por lo que las autoridades denunciaron ante el Ministerio Público y PNC su hallazgo e investigan entre el personal cómo ingresó la droga al centro.

“Esto (el hallazgo de droga) aparte de ser un riesgo de seguridad afecta también enormemente el proceso de reinserción que los jóvenes puedan tener”, dijo la subsecretaria Hernández.

Además, resaltó que, desde finales de 2017 los motines en las correccionales disminuyeron porque las autoridades aumentaron los controles de revisión en los centros, ya que, se dieron cuenta que hay padres que consienten el consumo de drogas en sus hijos y son ellos quienes tratan de ingresarlas.

Los caninos realizaron su primer operativo en Las Gaviotas y encontraron gramos de posible mariguana. Foto Prensa Libre: SBS.

“Es muy dañino y para evitar eso, porque al final, no podemos pretender una efectiva reinserción si están consumiendo drogas o licor. Aparte que somos un sistema transparente que evita actos de corrupción. Al momento que se quita la droga se causa una ansiedad que va a provocar inestabilidad en los chicos y es por eso que se fortalecieron los protocolos de seguridad”, dijo la subsecretaria Hernández.

Además, la institución realizará revisiones “sorpresa” porque los operativos los ejecutan conforme a una planificación que está a cargo de la Dirección de Operaciones y Logística de dicha subsecretaria, la cual es la encargada de la seguridad en todos los centros, pero si hay alguna alerta de ingreso de ilícitos lo harán de forma improvisada para atender la emergencia.

En opinión de Byron Titus, sociólogo guatemalteco y director del programa de rehabilitación carcelaria y reinserción comunitaria de Massachusetts, Estados Unidos, explicó que la implementación de unidades caninas en cualquier institución es un complemento si se realiza de forma profesional.

Los K9 fueron dados en usufructo indefinido a la SBS por medio de la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA) de la Policía Nacional Civil (PNC), ya que, el donante fue la embajada de Estados Unidos.

“Nosotros estamos encargados del cuidado y la atención oportuna de los caninos. En cuanto a la alimentación, su mantenimiento y citas con el veterinario eso corre a cuenta de la embajada por medio de SGAIA de PNC”, indicó Hernández.

Cárceles con unidad canina

En las prisiones muy pronto serán implementada la unidad canina de K9 para evitar el ingreso de drogas, celulares, armas, entre otros. Carlos Morales, portavoz del Sistema Carcelario, señaló que por el momento están a la espera de que se concrete la donación de entre tres o cinco agentes por parte de la embajada de EE. UU.

Además, entre los planes está elaborarles un “área especial en Fraijanes”, porque, aunque ya tenían dos caninos fueron jubilados porque cumplieron con su tiempo de servicio.

Titus resaltó que los K9 son unidades fundamentales en el sistema penitenciario y explicó que en Massachussets tienen colaboración con refugios de perros locales y los seleccionan para educarlos, entrenarlos y ponerlos a trabajar.

Además, tiene un área en donde los privados de libertad se ganaron el privilegio por mérito para cuidar y trabajar con los perros, pero su adiestramiento está a cargo de personal especializado.

“Ahora mismo se están entrenando una nueva promoción, que probablemente se gradúan en diciembre, especializados en salud porque detectarán fiebre y otros síntomas”, indicó.