Estas son las funciones que tendrá la Fiscalía de Reacción Inmediata que está por crearse en el MP

En la búsqueda de lograr rapidez para atender casos de alto impacto, el Ministerio Público (MP) creará la Fiscalía de Reacción Inmediata, contemplada en el Plan Estratégico 2018-2023, y que pretende cambiar la percepción ciudadana de que las investigaciones son poco lentas y efectivas.

El Ministerio Público impulsa la creación de una nueva fiscalía que atienda con rapidez casos emergentes y de coyuntura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Ministerio Público impulsa la creación de una nueva fiscalía que atienda con rapidez casos emergentes y de coyuntura. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Un diagnóstico interno del MP concluyó recientemente que existe una “percepción de condiciones negativas de funcionamiento” de la institución, que se relaciona con la baja efectividad  para la resolución de casos —4.27 por ciento— en la atención de denuncias y que se convierten en acusaciones ante los juzgados.

Entre las nuevas propuestas del MP para revertir las deficiencias está la creación de la Fiscalía de Reacción Inmediata o de Alto Impacto, la cual funcionará en todo el país y tendrá sus propios fiscales. Además, contará con apoyo multidisciplinario. Se prevé invertir para tal fin Q6.2 millones.

El propósito es reducir los tiempos de llegada de los equipos de investigación del Ministerio Público a escenas del crimen para la oportuna y efectiva recopilación de información y obtención de indicios que faciliten la investigación.

Junto a la implementación de la nueva unidad también se fortalecerá la Unidad de Monitoreo, afirmaron autoridades, para convertirla en “una oficina de interacción a nivel nacional con las sedes fiscales, que recopile información inmediata de los hechos criminales”.

Acciones de la fiscalía

  • Implementación del centro de llamadas para atención de usuarios que brinden información anónima que contribuya a la resolución de los casos. En esta dependencia se invertirán Q600 mil y estará funcionando al final de este año.
  • Promover alianzas estratégicas con empresas telefónicas y medios de comunicación para establecer canales rápidos de comunicación por medio de una línea telefónica de emergencia de cuatro dígitos. Esta línea telefónica funcionaría este año.
  • Creación de un sistema de información integral, con acceso a bases de datos de instituciones del sector seguridad y justicia —Registro Nacional de las Personas (Renap), Organismo Judicial, Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), Policía Internacional (Interpol), Dirección de Análisis Criminal del MP, entro otras—. Implementar este sistema costará Q100 mil y se tiene previsto que funcione hasta finales de 2020.

Propuesta “positiva”

Julio Barrios Prado, exinvestigador de la Fiscalía Especial contra la Impunidad, y Javier Monterroso, exsecretario privado del MP, coinciden en que la nueva unidad fiscal propuesta es una iniciativa “positiva” para atender casos emergentes.

“Es darle especial tratamiento a los casos que generan en la población algún tipo de incertidumbre. Creo que parte del trabajo del Ministerio Público es colaborar con la seguridad efectiva en temas de procesar a las personas que han cometido crímenes sino también el brindar la sensación a la población que se está haciendo algo”, expuso Barrios Prado.

El exfiscal agregó: “Evidentemente ayuda a mejorar la reacción del MP porque ya no son fiscales que están ocupados con infinidad de casos que se les asignan a diario, sino serán fiscales exclusivos a los casos de alto impacto, entonces es positivo”.

Según Barrios Prado, en las fiscalías hay “poca disponibilidad de personal y vehículos” y la inversión de Q6.2 millones refleja que “hay un esfuerzo importante para dotar a esta unidad de recursos, y le daría mayor agilidad al trámite a los casos” de alto impacto.

Monterroso señaló que en casos de alto impacto no se da abasto la fiscalía que corresponde y ha tenido que buscar refuerzos. A propósito, recordó el ataque armado que perpetraron narcotraficantes a la subestación policial de Salcajá, Quetzaltenango, el 13 de junio de 2013, en el que murieron nueve policías. En esa ocasión “se movilizaron investigadores de distintas fiscalías” y la organización para las averiguaciones son más complejas con ese tipo de atención.

“Entiendo que este tipo de fiscales serán para atención inmediata en casos que son urgentes y de coyuntura, es positivo también que se plantee tener registros de Renap, Inacif e Interpol”, expuso Monterroso.

“Lo único que me preocupa es esa facultad que tienen ahí para recibir denuncias anónimas. Esto es una labor propia de entes de Inteligencia, pero a los fiscales no les sirve información anónima porque necesitan justificar la información mediante una cadena de custodia adecuada para llevar los casos a tribunales”, observó Monterroso.

Contenido relacionado:

 Ministro de Salud no respeta amparo provisional de la CSJ, asegura médico

El polémico ascenso de funcionario del Ministerio de Desarrollo Social condenado por violencia

Proponen endurecer castigos a los autores intelectuales de la extorsión

0