Testigo revela cómo el Barrio 18 asesinó a Bernardo Licardi, asesor de Gobernación

No fueron uno ni dos intentos, fueron cuatro veces las que pandilleros del Barrio 18 intentaron ejecutar a Rafael Bernardo  Licardi López, un asesor del Ministerio de Gobernación (Mingob) que implementaba programas para la prevención de la violencia en la colonia El Limón, zona 18.

Archivado en:

Barrio 18gobernación
Las penas impuestas por el tribunal van de los once a los 108 años de prisión para los nueve procesados por haber participado en diferentes grados en el asesinato
Las penas impuestas por el tribunal van de los once a los 108 años de prisión para los nueve procesados por haber participado en diferentes grados en el asesinato

En el cuarto y último intento los pandilleros lograron matar a Licardi López, quien se había convertido en un objetivo lucrativo, ya que se ofrecía hasta Q100 mil por su ejecución, según la declaración de un testigo protegido presentado ayer, durante el juicio en contra de uno de los involucrados en el crimen.


El testigo, un exlíder del Barrio 18 identificado como A, dio cuenta al Tribunal que Licardi López se  convirtió en una persona incómoda para la pandilla en la zona 18, porque mientras los criminales reclutaban menores para cobrar extorsiones e involucrarlos en sicariato, el asesor impulsaba proyectos de reinserción juvenil que tenían éxito.

Lea también | Ataque iba contra pandillero hermano de líder del Barrio 18

 Mientras el testigo protegido narraba detalles de ese 21 de mayo del 2012, cuando murió  Licardi López, Lusvin Armando Cuté Franco, que supuestamente participó en la vigilancia de la víctima, escuchaba el relato en la carceleta del Tribunal de Mayor Riesgo A que lo procesa.

 Protección divina

Para las pandillas el asesor del Mingob representaba una competencia. Mientras ellos le ofrecían una vida de crimen a los niños, él los incluía en programas y actividades que los alejaban de la violencia que todavía impera en El Limón, zona 18. Paradójicamente fue un menor quien lo mató.
En esa colonia el control lo ejerce hasta ahora la clica Solo Raperos, del Barrio 18, que hace seis años lideraba el testigo protegido A desde el Preventivo de la zona 18.
Sin embargo, ejecutar a Licardi López no fue una decisión que tomó una persona, fue desde la Rueda del Barrio, una especie de consejo criminal que controla las células del Barrio 18 desde la cárcel de máxima seguridad Fraijanes 2 y el sector 11 del Preventivo de la zona 18.

 “Se había intentado matarlo —a Licardi López — en 2008, 2009 y 2010”, recuerda el testigo protegido. “Él estaba acompañado de Dios”, agrega, al recordar cómo se salvó, incluso, de un ataque directo en mitad de una procesión de Semana Santa del 2009 en una de las calles de El Limón.
El testigo reveló que la muerte de Licardi López llevó al menos 10 años para poder ejecutarse, ya que él también andaba armado.
“A un principio él estuvo con una pandilla, los wifes, del lado de la 55, y él andaba con ellos a quienes les pasaba fusiles y nosotros conseguíamos  armas de otros calibres que nos pasaba la Policía Nacional Civil, pero con el tiempo él quiso retirar a los jóvenes de las pandillas”, señaló el testigo.
Agregó: “Cuando empezamos a crecer en la pandilla del Barrio 18, Licardi López intentó hacer un grupo para que no se metieran a pandillas”.
Continúa:  “Después Licardi López nos echaba a la Policía, nos organizaba allanamientos a nuestras casas, incluso el participaba con pasamontañas directamente”.
El testigo, que relató el plan a través de videoconferencia, asegura que fueron 23 días consecutivos en los que se montó un seguimiento a Licardi López.
Cuté Franco fue uno de los vigilantes y su función era avisar cuando la víctima se acercara, para emboscarla. Ahora enfrenta cargos por asociación ilícita y asesinato. También esta ligado en otro proceso penal y podría  ser condenado a 74 años de cárcel.
Según la Fiscalía, Licardi López fue asesinado de un balazo en el cráneo. Sin embargo, el día de su muerte fue emboscado desde tres viviendas, a pesar de que intentó defenderse, murió de un disparo certero que le dio Miguel Antonio Balán Ramírez, un menor de edad que fue condenado y que ahora está en libertad. En el hecho también resultó herido su guardaespaldas.
Condenados
El Tribunal de Mayor Riesgo A dictó, en el 2013, entre 11  y 108 años de prisión a nueve miembros del Barrio  18 por el asesinato de Licardi López, entre ellos estaba Balán Ramírez, el menor  que acertó el tiro mortal.  

Contenido relacionado

Pandillas se han sofisticado en el Triángulo Norte de Centroamérica
> Matan a cuatro mujeres en El Búcaro, Villa Nueva, pandilla se atribuye ataque