Sala resolvió que reos del sector 11 sigan con restricciones de visitas y encomiendas

Una sala de apelaciones rechazó amparar a 608 reos del sector 11 del Centro de Detención Preventiva para Hombres de la zona 18, quienes buscaban que les fueran levantadas las restricciones interpuestas semanas atrás.

Pandilleros recluidos en el sector 11 del Preventivo de la zona 18 mantienen restricciones de visitas y encomiendas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Pandilleros recluidos en el sector 11 del Preventivo de la zona 18 mantienen restricciones de visitas y encomiendas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Sala Segunda de Apelaciones del Ramo Penal denegó este martes un amparo solicitado por 608 reos del sector 11 del Preventivo de la zona 18, en su mayoría integrantes de la Mara 18.


Los pandilleros presos buscaban ampararse para que el Sistema Penitenciario (SP) se viera obligado a ablandar los controles de seguridad en el ingreso de visitas y encomiendas, que les fueron suspendidas desde hace tres meses.

El amparo pretendía revocar la suspensión de visitas e ingreso de encomiendas que impuso la Dirección General del Sistema Penitenciario hace tres meses en ese sector de la referida prisión, donde entonces había 625 pandilleros y en la Cárcel del Infiernito, en Escuintla, donde guardaban prisión 173.

Rudi Esquivel, portavoz del SP dijo que seguirán acatando las resoluciones judiciales y continuarán con las medidas de seguridad.

Integrantes de la Mara 18 recluidos en el sector 11 del Preventivo de la zona 18, durante un enfrentamiento con agentes de la PNC. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Encomiendas Controladas

El director del SP, no precisó fecha, pero adelantó que este año se levantarían las medidas de sanción en contra de los reos.

Según Esquivel, desde la semana pasada se autorizó el ingreso de “encomiendas controladas”, principalmente de artículos de higiene personal, pero bajó un nuevo mecanismo de entrega.

Los paquetes ya no se entregan directamente en el centro carcelario, sino que los llevan al edificio de la dirección general, donde es revisada previo a ser llevada al centro carcelario, con el fin de que no sigan ingresando objetos ilícitos.

La entrega de la encomienda la hace el SP directamente al reo, junto con un acta que debe ser firmada en donde se hace constar el recibo y el tipo de encomienda.