Sin la Cicig comienza juicio del caso Lavado y Política

En el tercer intento, el Tribunal de Mayor Riesgo A inició este miércoles el debate por el caso Lavado y Política. Es el primer juicio que inicia sin ningún representante de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

El debate del caso Lavado y Política inició en el Tribunal de Mayor Riesgo A. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Pérez)
El debate del caso Lavado y Política inició en el Tribunal de Mayor Riesgo A. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Pérez)

Desde el lunes se había retrasado el inicio del juicio por la inasistencia del abogado del exdiputado Jaime Antonio Martínez Lohaiza. Es el primer caso en donde está ausente el mandatario de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), quien lideró la investigación que determinó que existió una estructura que habría lavado unos US$33 millones.

El Tribunal de Mayor Riesgo A, integrado por Yassmín Barrios, Patricia Bustamente y Gelvi Sical, arrancó el debate con la ayuda de dos penalistas del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), quienes representaron a Martínez Lohaiza, debido a la separación de su defensor Erick Huitz, por haber estado ausente el lunes y martes pasado.

Los defensores solicitaron que fuera separada la mandataria de la Cicig, Astrid Escobedo, debido a que la semana pasada envió una excusa para ausentarse, centrada en la decisión del presidente Jimmy Morales de finalizar el mandato del ente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El Tribunal la denegó y explicó que en cualquier momento podía incorporarse al juicio el representante de la Cicig por ser querellante.

El fiscal Rudy Herrera, de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), explicó los hechos centrados en el supuesto lavado de dinero, en donde el cabecilla es Francisco Édgar Morales Guerra, alias chico dólar.

La investigación del Ministerio Público (MP) y la Cicig se relaciona por las denuncias sobre la existencia de una estructura que operaba desde el 2008 en Jutiapa y otros lugares fronterizos de la región, la cual se dedicaba a desarrollar actividades de lavado de activos, y contaba con la colaboración de autoridades locales y nacionales.

Según la acusación, el supuesto cabecilla de la red es Morales Guerra, quien entre el 2008 y el 2011 recibió grandes sumas de dinero en efectivo. Para la realización de sus actividades ilícitas habría contado con la participación de familiares, particulares y funcionarios públicos.

El exdiputado Jaime Martínez Lohaiza, es uno de los implicados. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Pérez)

Nuevo defensor

El abogado Otto Gómez fue acreditado para representar al exlegislador Martínez Lohaiza, quien había sido representado, de forma momentánea por los abogados del IDPP, Rafael Morales y Orlando de Paz.

“Estoy de acuerdo en que me represente”, mencionó el exdiputado Martínez Lohaiza.

Durante los incidentes, los abogados Morales y De Paz plantearon la violación al derecho de defensa y al derecho de elegir defensor. “Se violentaron las garantías constitucionales, procesales y hasta internacionales para elegir defensor de confianza”, dijo Morales.

 

El abogado Francisco Cojulún, quien defiende a Morales Guerra, también planteó un incidente centrado en la ilegalidad de la acción fiscal por la modificación que hizo el MP en la acusación.

El Tribunal rechazó ambos incidentes y recordó que el abogado Gómez fue acreditado como nuevo defensor de Martínez Lohaiza.

Francisco Morales, alias Chico dólar, es uno de los implicados. (Foto Prensa Libre: Juan Carlos Pérez)

Contenido relacionado

>Exdiputado vuelve a suspender inicio de juicio del caso Lavado y Política

>La CC tramita recursos a favor de magistrados constitucionales

>El voto razonado de dos magistradas judiciales por antejuicio contra la CC

 

 

0