Trasladan a juzgado de femicidio caso de muerte de guatemalteca y colombiana

El caso de la muerte violenta de una mujer guatemalteca y otra colombiana que ocurrió en octubre de 2017 fue trasladado a un Juzgado de Femicidio.

La guatemalteca Gabriela Lucía Villacinda Montepeque y la colombiana María Carolina Laverde Sastoque murieron de forma violenta el 26 de octubre de 2017. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La guatemalteca Gabriela Lucía Villacinda Montepeque y la colombiana María Carolina Laverde Sastoque murieron de forma violenta el 26 de octubre de 2017. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El caso estaba siendo conocido por un Juzgado de Mixco pero a petición de la Fiscalía fue trasladado a un Juzgado de Femicidio ubicado en la capital.


Por este caso están siendo procesados Antonio de Jesús Jeréz, Luis Fernando Cardona Rodríguez, y Jenifer Beatriz Pérez Mercado, quienes se encuentran en prisión preventiva.

La Fiscalía contra el Delito de Femicidio los sindica de ser los responsables de la muerte de la colombiana María Carolina Laverde Sastoque y la guatemalteca Gabriela Lucía Villacinda Montepeque.

Según consta en el expediente el 26 de octubre de 2017, agentes del Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC) estaban presentes en un bar del bulevar San Cristóbal, Mixco. Registraron el establecimiento, donde había manchas de sangre y un zapato de mujer, y buscaron indicios en un vehículo parqueado cerca de ahí.

Vecinos contaron ese día que escucharon disparos la noche anterior y presumieron que pudo haber sido en ese negocio.

Lea además: Así fue el almuerzo del embajador Luis Arreaga y el alcalde Ricardo Quiñónez

Ese operativo estaba relacionado con otro en un terreno baldío a la orilla del camino en Ciudad Peronia, zona 8 de Mixco, donde aparecieron los cuerpos de las dos víctimas, que en ese momento no estaban identificados.

Los cadáveres estaban maniatados y tenían heridas de arma de fuego.

Tenía temor

María Carolina se sentía acosada por alguien en el bar donde estaba esa noche y se anticipó a ponerse sobre aviso a su familia en Colombia.

En contexto: ¿Los culpables de femicidio deben tener reducción de penas?

“Cualquier cosa, usted ya sabe”, dijo Carolina por notas de voz de WhatsApp horas antes de morir a sus familiares, quienes las divulgaron días después a Caracol Noticias, al saber sobre el doble crimen.

“Gisela, si cualquier cosa, usted ya sabe, ya tiene fotos y todo”, se escucha en el audio que le mandó a su hermana Gisela a las 3.32 horas del sábado.

El mensaje iba acompañado por una fotografía, al parecer, de uno de los hombres que la estaba acosando en el bar donde se encontraba ella con unos amigos. Esa fue la última comunicación que hubo con Carolina.

“Los tipos de una mesa comienzan a ponerse pesados con ella, ella subió al baño, me envía un audio… se escucha cómo forcejean la puerta”, relató Gisela.

Lea también: Mujer fue asesinada porque abandonó a la pandilla

El día siguiente la familia recibió la comunicación desde Guatemala para notificarles que Carolina y otra amiga, Gabriela Lucía Villacinda Montepeque, habían sido asesinadas.

Según la versión de las familiares, Valverde viajó a Guatemala un mes antes a trabajar en un restaurante. Entre sus objetivos estaban comprarle una casa a su mamá y ayudar a su hijo a cumplir su sueño de ser futbolista profesional.

“Ella se fue con la ilusión porque unas personas la contactaron y le dijeron que para trabajar en un restaurante”, dijo Gisela a otro medio colombiano, El Tiempo.

Recordamos: Una tele fue  el rastro para dar con un hombre por femicidio

Según los medios citados, en su país Carolina había trabajado como asesora de la Secretaría de Tránsito de Chía, municipio de Cundinamarca, de donde era originaria.

Contenido relacionado

> Siguen los permisos para José Manuel, el hijo de Jimmy Morales

> Blanca Stalling no podrá excusarse del proceso justificando estar mal de salud

> Estos son los riesgos de que la justicia pueda quedar cooptada