Tres colaboran con Fiscalía en caso TCQ

Al menos tres sindicados en el caso del otorgamiento de usufructo de un terreno en la Portuaria Quetzal a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) se han convertido en colaboradores eficaces del Ministerio Público, y con ello ayudaron a descubrir la manera en que se gestó el contrato por el que los exmandatarios Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti recibieron al menos US$4.2 millones cada uno en sobornos.

Otto Pérez, al fondo, durante la audiencia judicial, cuyo inicio se postergó. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Otto Pérez, al fondo, durante la audiencia judicial, cuyo inicio se postergó. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

El Juzgado de Mayor Riesgo B citó ayer a los exgobernantes y a nueve capturados el viernes último por ese caso para ser indagados por el Ministerio Público (MP) por supuesta participación en los referidos delitos, pero la audiencia se aplazó para el próximo lunes.

La defensa será notificada sobre las audiencias de recepción de prueba anticipada del caso, así como de quiénes figuran como colaboradores eficaces del MP, incluido el ex secretario privado de Baldetti Juan Carlos Monzón y José Abraham Ruano Cerna, exjefe del Departamento Jurídico de la Empresa Portuaria Quetzal, quien declaró el pasado 13 de abril en el Juzgado, a las 16 horas.

El testimonio de Monzón, como colaborador eficaz, fue recibido el  8 y 12 de abril últimos, cuando afirmó que entregó dinero a Baldetti, quien lo daría a Pérez Molina.

Otro colaborador eficaz de la Fiscalía es César Medina Farfán, también procesado por el caso de defraudación conocido como Redes, en el cual  figura como sindicado Gustavo Martínez, yerno de Pérez Molina.

Saludo

Pérez Molina y Baldetti se reunieron ayer por segunda ocasión, desde que dimitieron a sus cargos y enfrentan a la justicia por supuestos actos de corrupción.

Junto a Pérez Molina y Baldetti se hallaban los nueve capturados el pasado 15 de abril por supuestamente haber facilitado la negociación ilícita del referido usufructo, entre quienes figuran el ex secretario general de la Presidencia,  Martínez, y Jonathan Chévez, presunto testaferro del exbinomio.


Baldetti fue la primera de los señalados en llegar a la Torre de Tribunales. Arribó al edificio  a eso de las 7 horas. Pérez Molina fue el segundo, y llegó media hora después.

Baldetti saludó a Pérez Molina con un beso, el cual intentó evitar que fuera documentado por la Prensa.

El juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, comenzó la diligencia; pero la aplazó a solicitud de la defensa para que pueda estudiar el expediente en el cual constan las investigaciones preliminares. La audiencia continuará el próximo 25 de abril.

Gálvez aceptó la participación de la Procuraduría General de la Nación (PGN) en el caso. Se le considera agraviada por los hechos que se investigan. La entidad acreditó al juzgador que espera ejercer la acción reparadora en favor del Estado.

Durante la audiencia, Gálvez negó a la Contraloría General de Cuentas ser querellante adhesivo, pues podría haber doble representación.

Primer encuentro

Hace 24 días se vieron por primera vez Pérez Molina y Baldetti como acusados por el proceso de defraudación aduanera  La Línea, en el que se les sindica como presuntos jefes. El 28 de marzo último, el Juzgado debía conocer la acusación del caso y determinar si  amerita abrir juicio.

Antes de ese primer encuentro, la última vez que se les vio juntos en público fue el 23 de abril del 2015, en un acto en que se anunció la prórroga de dos años del mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.


La entidad contribuye con las pesquisas del MP en casos de corrupción que involucran a exfuncionarios de Gobierno y empleados públicos, entre ellos La Línea y TCQ.

La Línea

La Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo notificó ayer a la PGN que se ordena su restitución como parte procesal en el caso La Línea.

El fallo explica que no se  acepta su apelación contra la resolución que la excluyó del caso como querellante, porque no tenía esa calidad. Uno de los argumentos de los magistrados señala que el juez fue inducido a  error por la defensa de la exintendente de Aduanas Claudia Méndez.