Agentes, cercas, barricadas y barreras: secretario de Defensa de EE. UU. aprueba blindar fronteras

El secretario de Defensa, Jim Mattis, aprobó este viernes una solicitud para enviar tropas y asistencia militar a la frontera entre México y Estados Unidos, como parte del esfuerzo del presidente Donald Trump por frenar los cruces migratorios ilegales semanas antes de las elecciones legislativas.

Los guardias fronterizos serán reforzados, según la aprobación del departamento de Defensa de EE. UU. (Foto Prensa Libre: AFP)
Los guardias fronterizos serán reforzados, según la aprobación del departamento de Defensa de EE. UU. (Foto Prensa Libre: AFP)

Una declaración del Pentágono dijo que el refuerzo sería en asistencia logística e ingeniería, incluida la construcción de “barreras temporales, barricadas y cercas”.


El Pentágono no proporcionó detalles sobre la cantidad de tropas que se enviarían, pero oficiales de Estados Unidos dijeron el jueves a la AFP que cerca de 800 miembros del servicio serían desplegados en la frontera.

“Después de recibir un pedido de asistencia por parte del Secretario de Seguridad Nacional, el Secretario de Defensa aprobó brindar recursos para mejorar la misión del Departamento de Seguridad Nacional, Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos a lo largo de la frontera suroeste”, dice la declaración del Pentágono.

Las tropas aumentarían los aproximadamente dos mil cien miembros de la Guardia Nacional que fueron desplegados en abril para apoyar las operaciones fronterizas y podrían provenir de múltiples bases militares del país.

Lea también: Unos 2 mil 300 niños de la caravana de migrantes necesitan ayuda, dice Unicef

Por otra parte, se incluiría apoyo de aviación para transportar agentes fronterizos y asistencia médica a los equipos para que puedan “seleccionar, tratar y preparar el transporte en vuelos comerciales de pacientes”, se lee en el comunicado.

El refuerzo militar de la frontera se produce cuando miles de migrantes centroamericanos cruzan México en dirección a Estados Unidos en una lenta caravana.

El tema se ha convertido en un grito de guerra para Trump, que adoptó una línea dura con respecto a la inmigración ilegal y mantuvo repetidamente la historia en los titulares en el período previo a las elecciones legislativas de Estados Unidos que podrían hacer que los demócratas recuperen cierto grado de poder.

Dejarán Chiapas

Los miles de centroamericanos que forman parte de la caravana migrante continuaron este viernes su trayecto por México y llegaron a Arriaga, la que será su última parada en el estado de Chiapas antes de cruzar a Oaxaca.

Los migrantes partieron en la madrugada de Pijijiapan y recorrieron los cien kilómetros que separan este punto de Arriaga, mientras que un grupo más avanzado salió de Tonalá.

Las siguientes etapas que se tienen previstas serán Tapanatepec, Juchitán y Tehuantepec, todas ellas en el estado de Oaxaca.

Después de recorrer unos 300 kilómetros juntos en suelo mexicano, hay una posibilidad de que la caravana se disperse si algunos grupos deciden abordar “La Bestia”, como se conoce al tren de carga al que muchos migrantes se suben para llegar al norte del país.

No obstante, hay que tener en cuenta que existen “algunos lapsos por Veracruz donde las vías no están funcionando bien” por culpa de las lluvias, afirmó a Efe Gina Garibo, coordinadora de Pueblo Sin Fronteras, organización que acompaña y apoya a la caravana.

Contenido relacionado

> Den la vuelta y regrésense a su país, advierte Donald Trump a caravana de migrantes

> Han salido más de 30 grupos de migrantes hondureños, afirma activista Bartolo Fuentes

> Mike Pence revela “quiénes estarían detrás de la caravana migrante”