Arriba al país el primer vuelo de unidades familiares migrantes retornadas desde EE. UU.

De acuerdo con datos de Migración, de enero a la fecha han retornado desde Estados Unidos dos mil 585 connacionales.

Publicado el
El gobierno de EE. UU. ya había informado de deportaciones familiares. (Foto: Hemeroteca PL)
El gobierno de EE. UU. ya había informado de deportaciones familiares. (Foto: Hemeroteca PL)

Luego de que la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, informó sobre la posibilidad de retornar de forma aceleradas a núcleos familiares de migrantes que viajan de manera irregular, este lunes 2 de agosto arribó al país el primer vuelo bajo esta modalidad. 

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) informó que brindó atención a los connacionales retornados, en la nueva forma anunciada por el gobierno de los Estados Unidos.

En el vuelo procedente de Brownsville, Texas, Migración informó que llegaron 18 guatemaltecos mayores de edad (6 hombres y dos mujeres), así como 16 menores de edad (nueve hombres y siete mujeres); es decir, 34 connacionales en total, que conforman 14 unidades familiares.

Migración informó que trabaja para optimizar la atención de la población migrante retornada en coordinación con otras instituciones competentes.

De acuerdo con las cifras del IGM, de enero a la fecha han retornado desde Estados Unidos dos mil 585 personas.

Desde México, se tiene el registro de dos mil 198 y vía terrestre 22 mil 270, para un total de 27 mil 53 connacionales.

El asilo solo es para “quien lo necesite”

EL Departamento de Seguridad de Estados Unidos (DHS, en inglés) emitió este mismo lunes un comunicado en el que justifica la reanudación de las deportaciones desde ese país.

“El asilo y otras vías legales de migración deben estar disponibles para quienes los necesiten, y esta Administración está comprometida a examinar de forma justa y eficaz las solicitudes de asilo. Aquellos que no busquen protección o que no califiquen serán rápidamente retornados a su país de origen”, dice el texto.

Agregó que las familias que hoy fueron expulsadas “no tienen base legal” para permanecer en Estados Unidos, por lo que fuero devueltas a Guatemala y Honduras.

Explicó que “el proceso de expulsión expedita es un medio legal para administrar de manera segura nuestra frontera, y es un paso hacia nuestro objetivo más amplio de lograr un procesamiento de inmigración seguro y ordenado”.

Lea también: “Las bandas tienen mucho dinero, capacidades logísticas y personas que los alertan”: fiscal contra el Tráfico Ilícito de Migrantes

“La Administración Biden-Harris está trabajando para gestionar la migración segura, ordenada y humana en Norteamérica y Centroamérica, incluso mediante la expansión de las vías legales hacia los Estados Unidos”, aseguró.

Como prueba de ello, dijo, se expandió el programa de menores centroamericanos, poniendo a disposición seis mil visas tipo H-2B.

“El viaje (en forma irregular) es especialmente peligroso para las familias y los niños, incluidos los adolescentes”, advirtió el DHS.