Donald Trump pretende comenzar a deportar a solicitantes de asilo a Honduras en enero

La Casa Blanca ordenó al Departamento de Seguridad Nacional que implemente un acuerdo para enviar a los solicitantes de asilo a Honduras en enero próximo.

Cientos de hondureños avanzan por territorio mexicano para llegar a la frontera con EE.UU.(Foto Prensa Libre: AFP)
Cientos de hondureños avanzan por territorio mexicano para llegar a la frontera con EE.UU.(Foto Prensa Libre: AFP)

Este es el segundo de en una serie de acuerdos controvertidos con países de Centroamérica para deportar a los inmigrantes que buscan protección en la frontera sur, según un documento gubernamental obtenido por BuzzFeed News, que hizo publica esta información.

La publicación de BuzzFeed añade que la implementación del acuerdo se ha encontrado con obstáculos que parecen complicar la fecha límite de enero del 2020.

El acuerdo con Honduras se firmó inicialmente en septiembre, en ese entonces, los funcionarios de la agencia no proporcionaron muchos detalles específicos sobre la implementación de este.

Este acuerdo es parte de la estrategia de la administración de Trump para disuadir a los solicitantes de asilo de llegar a la frontera con Estados Unidos.

El artículo resalta que los críticos dicen que la administración Trump está obligando a las personas que huyen de la violencia y la pobreza a regresar a países que tienen sistemas de asilo débiles y no pueden proteger a su propia gente, mucho menos a los inmigrantes.

La semana pasada, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés) de los Estados Unidos implementaron un acuerdo similar para enviar a Guatemala a los solicitantes de asilo adultos interceptados en el área de El Paso que son de Honduras y El Salvador.

En octubre recién pasado, los funcionarios del referido Departamento de Seguridad viajaron a Honduras para discutir los detalles sobre la implementación del plan sin precedentes, llamado el Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA), de acuerdo con los materiales informativos elaborados para el secretario interino del DHS, Chad Wolf, y obtenidos por BuzzFeed News.

Las discusiones en Honduras parecen haber topado con algunos obstáculos.

Lea también: Primer experimento de asilo a migrantes evidencia falta de coordinación estatal

Primero, funcionarios hondureños han solicitado que nadie condenado o acusado de un delito grave sea enviado a su país, una propuesta que fue vista por los funcionarios del DHS como “operacionalmente inviable dada la naturaleza acelerada de los retiros”.

Además, pretendían que los solicitantes de asilo “manifestaran su conformidad” o expresaran su acuerdo de ser transferidos, propuesta que el DHS recomendaron rechazar o aclarar porque “no era legal ni operacionalmente factible”.

Los funcionarios hondureños también pedían que las transferencias comenzaran solo una vez que ambos países “notificaron que habían cumplido con las condiciones legales e institucionales necesarias para la implementación adecuada de este acuerdo”. Pero en privado, los funcionarios del DHS vieron esa solicitud como un intento de salir del país. tratar si quisieran.

“Esto se lee como la trampilla de escape (del gobierno de Honduras) para no implementar el ACA dada su falta de ‘condiciones institucionales’ o como el gancho para exigir más ayuda” de los Estados Unidos o de organizaciones no gubernamentales, señalaron los funcionarios del DHS.

Honduras también quería una definición de lo que constituiría una exención de “interés público” para deportar a alguien a Honduras. La exención vaga también se está utilizando en el plan para deportar a solicitantes de asilo de El Salvador y Honduras a Guatemala.

No deje de leer: Acuerdos migratorios entre EE.UU. y Centroamérica son un “alto riesgo” para los niños, dice Unicef

Pero en su recomendación a Wolf, los funcionarios del DHS dijeron que la solicitud debería rechazarse ya que “le da al gobierno de EE. UU. más flexibilidad operativa para no definir lo que consideramos la ‘exención de interés público’ para cuando elegimos no eliminar a un extranjero de conformidad con la ACA . ”

Los funcionarios del DHS han dicho anteriormente que más del 71% de las personas detenidas en la frontera sur en el año fiscal 2019 eran de Guatemala, Honduras o El Salvador.

Contenido relacionado

¿Podía implementarse el acuerdo de asilo, EE. UU.-Guatemala, aunque no haya sido aprobado en el Congreso?

“Se debió haber buscado una negociación más justa”, dice experto acerca de acuerdo migratorio Guatemala-EE. UU.

Dos guatemaltecos atraviesan muro fronterizo en camión pero son detenidos

 

0