EE. UU. espera ola migratoria tras derogación de Título 42 y endurece controles fronterizos

Normativa que pierde vigencia el próximo 23 de mayo permitió la expulsión a México de un cuarto de millón de guatemaltecos.

Publicado el
Migrantes en la frontera de San Isidro, San Diego, a la espera de que les permitan el ingreso a EE. UU. (Foto Prensa Libre: EFE)
Migrantes en la frontera de San Isidro, San Diego, a la espera de que les permitan el ingreso a EE. UU. (Foto Prensa Libre: EFE)

El Gobierno de EE. UU. se prepara para recibir una nueva oleada de migrantes irregulares en su frontera sur, después de que este viernes 1 de abril anunció el fin del Titulo 42, ley que permitía la deportación expedita hacia México de los migrantes que llegaran al país.

La norma —vigente desde marzo de 2020 cuando la impuso la administración de Donald Trump con el pretexto evitar contagios de coronavirus— dejará de tener validez el próximo 23 de mayo, dijo Blas Núñez-Neto subsecretario adjunto de Política Fronteriza e Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. (DHS, en inglés).

No obstante el fin de esta normativa, el funcionario aseguró que EE. UU. “continuará expulsado a las personas” bajo el Título 8, y que aquellos que crucen la frontera sin autorización “serán sometidos a procedimientos de deportación” y tendrán consecuencias a largo plazo, entre estas, el que no serán elegibles a posibles beneficios migratorios en el futuro.

“Nuestro departamento —el DHS— enviará personal de fuerza en las semanas que vienen. Hemos redistribuido ya a más de 600 agentes en la frontera y estamos dispuestos a seguir mandando gente si fuese necesario”, advirtió Nuñez-Neto, en una conferencia telefónica con varios medios de Latinoamérica.

Estos agentes fueron desplegados a las áreas que han sido identificadas con mayor flujo de migrantes, entre estas el Valle del Río Grande, en Texas, y Yuma, Arizona.

A diferencia del Título 42, con el Título 8 los guardias fronterizos deben trasladar hacia un albergue a los migrantes para que formalicen su solicitud de asilo. Con la norma que perderá vigencia en un mes y medio se expulsa a México a los solicitantes a discreción de los guardias fronterizos.

Mediante esa legislación, que ha sido calificada de inhumana por grupos pro migrantes, han sido expulsados 252 mil 199 guatemaltecos, según cifras oficiales de la Patrulla Fronteriza de EE. UU.

Engañarán a la gente

Núñez-Neto reconoció que la derogación del Título 42 puede ocasionar una avalancha de migrantes en la frontera sur, propiciada por traficantes de personas que engañan a la gente al decirles que se terminaron las restricciones.

Verificamos por Usted: ¿Puede Guatemala abandonar el Parlacén de forma unilateral?

“Sabemos que hay criminales, gente que da información mala a las personas y que les está cobrando miles de dólares a las poblaciones vulnerables y dejan que les pasen cosas terribles. Continuamos insistiendo en que no escuchen a esos contrabandistas”, precisó el subsecretario del DHS.

Migrantes esperan bajo el puente de ingreso a EE. UU. en Tijuana, Baja California. (Foto Prensa Libre: EFE)

“Estamos preparándonos para cualquier flujo migratorio. Estamos aumentando los recursos y construyendo infraestructura para procesar a más gente de una manera segura en que se respeten sus derechos”, continuó el funcionario.

Conscientes de que ante la llegada de más migrantes se incrementará la cantidad de expulsiones. Núñez-Neto expuso que “estamos por firmar acuerdos con los países de la región en términos de facilitar las deportaciones”.

Aprueban decisión

Diversos grupos humanitarios recibieron positivamente el anuncio de la suspensión del Título 42, entre estas el Grupo de Trabajo para América Latina (LAWG, en inglés) quien lamentó que esta regulación permitió la expulsión de 1.7 millones de personas a quienes no se les permitió exponer sus solicitudes de asilo y que procedían del Triángulo Norte de Centroamérica, México, Colombia, Brasil y Haití.

“Aplaudimos la decisión de la Administración Biden de terminar finalmente con el Título 42, que durante dos años ha causado un daño incalculable y ha negado protección a las personas que buscan protección en nuestras fronteras”, afirmó Daniella Burgi-Palomino, codirectora de LAWG.

Las organizaciones de derechos humanos han documentado casi 10 mil casos de personas secuestradas, torturadas, agredidas sexualmente y asesinadas como resultado del Título 42, incluidas familias con niños pequeños y personas vulnerables que huyen de la violencia y la persecución, puesto que quedaron varadas y expuestas en peligrosas ciudades fronterizas mexicanas, enfatizó la organización.