Guatemalteca migrante en EE. UU. reparte alimentos y donaciones por crisis del coronavirus

La comunidad latina en Charlotte, Carolina del Norte, es una de las más afectadas por contagios de coronavirus. En el lugar habitan miles de guatemaltecos entre quienes también han surgido casos de contagios.

Mónica del Cid , al centro, apoya en Charlotte Estados Unidos a migrantes, principalmente guatemaltecos. (Foto, Prensa Libre:  cortesía Mónica del Cid).
Mónica del Cid , al centro, apoya en Charlotte Estados Unidos a migrantes, principalmente guatemaltecos. (Foto, Prensa Libre: cortesía Mónica del Cid).

En Carolina de Norte, viven unos 85 mil guatemaltecos, según cuenta Mónica del Cid, líder comunitaria en dicho lugar, quien cita datos del consulado general de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Sin embargo, refiere que no saben exactamente cuántos casos hay de covid-19, porque en los hospitales no preguntan la nacionalidad. Según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores en Guatemala, en todo el estado se tienen 28 guatemaltecos reportados como contagiados. Se trata de un dato oficial, es decir los que se han reportado al consulado, agrega dicho ministerio.

En Charlotte hay personas provenientes de diversas partes de Guatemala, incluyendo de Izabal, de San Marcos y otros departamentos.

La comunidad latina, incluyendo a los guatemaltecos, que son económica y socialmente vulnerables en Charlotte, es de la más afectada por casos de coronavirus según reporten de organizaciones y medios locales. Del Cid comenta a Prensa Libre que en el Condado de Mecklemburg, del cual forma parte Charlotte, el 14 % de la población son hispanos y de estos el 38% tiene covid-19, según datos que se manejan en el lugar.

Las razones por las que los contagios son tan altos según del Cid, son variadas, entre ellos la necesidad de tomar en serio la enfermedad y protegerse, además de que a diferencia de los anglosajones que pueden efectuar más labores en teletrabajo, los hispanos en el área trabajan en fábricas y otras labores donde se requiere su presencia.

Comenta que varios guatemaltecos tienen talleres, muchos de ellos provienen de Izabal y algunos con mecánicos que aprendieron en el Intecap. Ella y su esposo instalaron un taller.

Entre las personas de San Marcos, y otros lugares, la mayoría trabaja en construcción, cocina y en fabricación de palets (estructuras de regularmente de madera para ordenar mercadería para su transporte), entre otros.

Surge y se refuerza la solidaridad

Mónica tiene 18 años de vivir en Estados Unidos, y desde hace años, cuando llegaba por las madrugadas a vender café afuera de los consulados, se dio cuenta de las necesidades que enfrentan los guatemaltecos que llegaban y les empezó a enseñar a leer, a escribir y que podrían acceder a servicios básicos.

Con su esposo poseen un taller de mecánica para autos en el cual laboran juntos, y además de cuidar a sus hijos ya daba apoyo social a la comunidad. Sin embargo, desde que se registró más fuerte la pandemia en el lugar, se enfocó en la ayuda comunitaria, dejó de ir al taller y ahora su mamá le ayuda a cuidar a sus hijos.

Varios días por semana Mónica recorre calles y avenidas con el fin de lograr donaciones de víveres. “Muchas organizaciones están donando, entre ellos a iglesias, en un día puedo ir a tres porque a veces me toca hacer de hasta tres horas”, comentó.

Expone que va a una organización, recibe lo que ahí le ofrecen y regresa a su hogar a descargar, de esa forma todos los días, para poder ir armando las cajas de víveres que llevará a las familias, principalmente guatemaltecas.

En ocasiones es difícil encontrar donaciones de alimentos, pero también personas de la comunidad la llaman y le indica que lograron producto para que continúe su labor.

Lunes, miércoles y viernes atiende a seis familias, prepara su caja de alimentos con fruta, leche, pan y productos para preparar, según el número de personas que residen ahí o según cuantas estén contagiadas. En una de esas casas hay cinco adultos y tres niños.  Los adultos están enfermos, aunque los niños no tienen síntomas, según le indica, en esos casos sí debe dejar alimentos para todos.

Durante la semana, Mónica del Cid junto a otros guatemaltecos buscan donaciones para preparar las cajas de alimentos que llevan a las familias guatemaltecas en Charlotte, Carolina del Norte. (Foto, Prensa Libre: Cortesía Mónica del Cid.).

Los jueves es diferente, por medio del consulado de El Salvador en Charlotte y un chef que proviene de ese país logran obtener 125 platos de comida ya preparada.

La mayoría de ocasiones cada jueves se colocaban en calles o avenidas y que las personas pasaran a recibir ahí la comida. Además, llevan un cartel, dando la recomendación, en inglés y en español, para que las personas usen mascarilla.

Sin embargo, la semana pasada cambió esa forma de entrega ya que le avisaron que en unos inmuebles de varios apartamentos hay personas guatemaltecas con contagio. Entonces acudieron a esos lugares.

Mónica llega con la caja, la dejan en la puerta, por el distanciamiento necesario se aleja unos pasos y llama a la familia por teléfono, o les habla por la ventana para que salgan a recoger los alimentos.

Comenta que también le apoya Alba Cordón, proveniente de Izabal, quien ayuda para conseguir donaciones y repartirlas.

“Estas personas quedan muy agradecidas, a veces no saben a quién acudir, ni siquiera saben que pueden llamar al 911 para atención médica”, comentó al indicar que hay casos en que saben hablar español ni inglés.

Carolina del Norte se encuentra en este momento en una fase alta de contagios, y se prevé que siga en aumento, expresó Mónica al indicar que ahora el foco de contagios está en dicho estado, como hace poco tiempo lo fue en Nueva York. En tiempo normal en los hospitales tienen ocupación de alrededor del 25% de las camas, pero ahora está en 80% expone al mencionar datos  que se han divulgado en el lugar.

Del consulado de Guatemala en Carolina de Norte, con el cual trabaja desde hace años para apoyar a los guatemaltecos, le han abierto las puertas también en esta emergencia.

Mónica posee su página La Casa del Guatemalteco para apoyo comunitario.

0