“Mamá, ya solo faltan horas para estar juntos”, dice niño a quien juez de EE. UU. autorizó la reunificación

Leo Jean Carlo, de 6 años, y su madre Lourdes de León se abrazarán de nuevo, luego que un juez de Nueva York autorizara su reunificación, quien que ella fuera detenida por la patrulla fronteriza en su intento por llegar a Estados Unidos.

Después de más de dos meses separados, Lourdes de León podrá abrazar nuevamente a su hijo Leo, quien está esta en un albergue en Nueva York, Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Cortesía Lourdes de León)
Después de más de dos meses separados, Lourdes de León podrá abrazar nuevamente a su hijo Leo, quien está esta en un albergue en Nueva York, Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Cortesía Lourdes de León)

Han pasado dos meses y una semana desde que fueron separados en San Luis, Arizona, debido a la política de “tolerancia cero” del gobierno de Donald Trump.

Este jueves, Lourdes recibió una llamada de larga distancia. Le notificaron que su hijo sería enviado a Guatemala para reunirse con ella.

Leo se presentó por la mañana en una corte en Nueva York, donde el juez le otorgó “salida voluntaria”, según dijo la madre. “El juez le preguntó si quería regresar a su país, el nene le dijo que sí, que ya se quería regresar, porque me extrañaba”, agrega la guatemalteca.

Desde que fueron separados se han comunicado varias veces por videoconferencia, la tristeza en el rostro del niño ha sido evidente en días anteriores, pero la llamada de este jueves fue distinta. El pequeño estaba feliz, emocionado. “Pidió hablar conmigo y me dijo: 'Mamá ya solo faltan horas para estar juntos'”.

Leo Jean Carlo tiene 6 años, y este jueves se presentó ante un juez de Nueva York, que aprobó la reunificación. (Foto Prensa Libre: Cortesía Lourdes de León)

La familia de Lourdes espera con ansias la reunificación, incluso, prepara una pequeña fiesta para darle la bienvenida al menor. 

El estadounidense Michael Avenatti, abogado de la actriz Stormy Daniels, llevaba el caso de Leo; sin embargo, fue una abogada de Caridades Católicas la que ayudó a agilizar la audiencia del niño ante el juez, pues estaba prevista para septiembre.  

Le puede interesar: Segunda migrante guatemalteca demanda a Donald Trump por separarla de su hija

Los días han sido difíciles para Lourdes, sin la compañía de su hijo, pero el lunes último una luz de esperanza se encendió en su vida. La abogada y la trabajadora social del albergue Cayuga Center se comunicaron con ella para informarle que esta semana su hijo se presentaría en la corte. Ellas también fueron las que le dieron la buena noticia de que el togado autorizó que el niño se reencuentre con su madre.

Ahora solo falta esperar. Según le informaron a la guatemalteca, están pendientes unos documentos que el Consulado de Guatemala en Nueva York debe presentar. Además, le indicaron que un oficial del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) acompañará a su hijo en el vuelo hacia Guatemala. “Yo lo estaré esperando en el aeropuerto”, agregó.

Separada de su hijo

Lourdes y Leo fueron detenidos en San Luis, Arizona, cuando intentaban ingresar a suelo estadounidense de manera ilegal. El pasado 12 de mayo fueron separados. Luego de dos semanas de suplicar que le informaran dónde estaba el niño, le indicaron que se encontraba en Nueva York, en el albergue Cayuga Center, junto a otros 600 niños.

Lea también: Niños migrantes denuncian que los drogan, engrilletan y golpean en centros de detención

La madre guatemalteca fue deportada el 7 de junio, luego de firmar varios documentos en los que aceptaba retornar a su país antes que su hijo, con la promesa de que el proceso de reunificación se aceleraría y estarían nuevamente juntos en Guatemala, en San Pablo, San Marcos, de donde son originarios.

Su historia se volvió mediática luego de un video que publicó la cadena Univisión, el 27 de junio, en la que el niño dice a una cámara que quiere ver a su mamá.

Leo y su madre han sufrido en carne propia la política de “Tolerancia cero” de Trump, que llevó en pocas semanas a la separación de entre 2 mil 500 y 3 mil niños de los adultos con los que cruzaron la frontera. De ellos, 465 eran guatemaltecos que fueron arrebatados de los brazos de sus padres al intentar ingresar a Estados Unidos de manera indocumentada.

Otra historia de reunificación

Hace seis días, la guatemalteca Yeni González se reencontró con sus tres hijos. Ella se encontraba en el centro de detención de Eloy, en Arizona, mientras que sus niños estaban en Nueva York, en Cayuga Center. Gracias al porte de grupos solidarios, la madre logró viajar a la Gran Manzana donde volvió a abrazar a sus retoños.

Contenido relacionado

> Juez detiene temporalmente la reunificación de familias migrantes
> Trump no quiere a niños migrantes en Estados Unidos
> Aumentan arrestos de migrantes