Ejecutivo “respeta” la tolerancia cero de EE. UU. a indocumentados

El Gobierno de Guatemala es “respetuoso de la política exterior (de Estados Unidos) en temas migratorios”, dijo el portavoz presidencial Heinz Hiemann, al ser consultado sobre la separación de los dos mil menores migrantes en la frontera estadounidense con México. Ante la indignación que levantaron esas declaraciones, la Cancillería matizó más tarde la postura del Gobierno. 

El vocero presidencial Heinz Hiemann dice que Guatemala respeta la política migratoria de EE.UU, en declaraciones al finalizar la reunión de ministros. (Foto Prensa Libre: Esbin García).
El vocero presidencial Heinz Hiemann dice que Guatemala respeta la política migratoria de EE.UU, en declaraciones al finalizar la reunión de ministros. (Foto Prensa Libre: Esbin García).

El vocero mencionó que la política de tolerancia cero de la administración del presidente Donald Trump “es la misma política que se aprobó en el período del presidente Barack Obama“, cuyo período “tuvimos la mayor cantidad de retornados y fue cuando se dio la problemática de los niños migrantes”, lo cual ha “evolucionado durante la administración del presidente Trump”.


Cuestionado acerca de si Guatemala se pronunciará en contra de esta medida, Hiemann dijo que el país centroamericano “brinda apoyo a los connacionales en Estados Unidos a través de los consulados y de la embajada, con asesoría también de carácter legal y asistencia técnica y humanitaria en lo que las posibilidades nos lo permiten”.

Las autoridades estadounidenses confirmaron la semana pasada que separaron de sus familias a cerca de 2.000 menores inmigrantes en la frontera con México en un plazo de seis semanas en el marco de la política de “tolerancia cero” en la frontera y contra la inmigración ilegal impulsada por Trump.

Además, el presidente norteamericano dijo en un acto en la Casa Blanca este lunes que “Estados Unidos no será un campo de inmigrantes y no será un campo de acogida de refugiados. Lo que está ocurriendo en Europa y otros lugares, no lo permitiré, no bajo mi vigilancia”.

Lea también:  Más de dos mil niños ha separado de sus familias la política migratoria de EE. UU.

Según Hiemann, la administración del presidente Jimmy Morales “ha venido trabajando con el fortalecimiento de departamentos que normalmente migran, viajan hacia Estados Unidos en la zona que colinda con (el sur de) México en proyectos de desarrollo para tratar de generar oportunidades dignas para estos guatemaltecos”.

De esta forma, aseveró el portavoz de Morales, no habrá “necesidad que (futuros indocumentados) busquen otras posibilidades migratorias”.

Un niño de dos años observa a agente de inmigración mientras detienen a su madre. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A propósito del asesinato de la migrante Claudia Patricia Gómez el pasado 23 de mayo, el procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, dijo cuatro días más tarde que la muerte de la joven de 20 años a manos de la Patrulla Fronteriza se debe analizar “dentro de un problema estructural del país”.

Recordamos: Claudia Gómez representa lo mejor de nosotros, afirman migrantes en EE. UU

Rodas sostuvo en esa oportunidad que ese caso es un ejemplo de “la incapacidad histórica de dar oportunidades de una vida digna a los connacionales, que no les queda otra alternativa que buscar la sobrevivencia en otro país, en el norte. Y ahí es donde el sueño americano para siendo una pesadilla, como el caso de Claudia”.

Por su parte, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, manifestó al respecto de la separación de los menores de sus padres indocumentados en EEUU que “pensar que un Estado pretenda disuadir a padres (de entrar ilegalmente en el país) al infligir tal abuso en niños es inadmisible”.

Lea también: Norma Torres pide a Trump esclarecer muerte de migrante Claudia Patricia Gómez González

Mientras que el secretario general de la ONU, António Guterres, defendió también este lunes que los niños “no deben ser traumatizados separándolos de sus padres”, pues “la unidad familiar debe ser preservada”.

Cancillería se pronuncia

Después de las declaraciones de Hiemann, la Cancillería matizó que esa dependencia “ha dado especial seguimiento al trabajo de los 19 consulados en los Estados Unidos, en especial a los consulados ubicados en las áreas fronterizas con México sobre todo para que se continúe velando por el respeto de la dignidad, los derechos humanos y el debido proceso de los guatemaltecos, en especial los relacionados a la niñez migrante y no acompañada”. 

La Cancillería, con Sandra Jovel a la cabeza, asegura que después de la implementación de las políticas migratorias de “Cero Tolerancia” los consulados brindan “especial atención a los casos que involucren a niños migrantes y no acompañados, priorizando la comunicación constante y gratuita entre padres e hijos, lo cual reduce la incertidumbre, brinda mayor estabilidad emocional a los niños y tranquilidad a los padres y familiares mientras continúan sus procesos”. 

Según esa dependencia, los consulados en EE. UU. ahora trabajan para “brindar atención especial” a los casos en que se involucre a niños migrantes, y que tratan de verificar el estado de ánimo y de salud de los menores, así como las condiciones de los albergues en que se encuentren. 

Otras notas relacionadas

>“Se me fueron 18 de ellos”. Migrante perdió a su familia por la erupción del Volcán de Fuego
>ONU denuncia “inadmisible” y “cruel” la política de separación de familias inmigrantes en EE. UU.
>Guatemaltecos en EE. UU. se unen para enviar apoyo a damnificados del Volcán de Fuego