Organizaciones civiles denuncian incremento de migración infantil

Conglomerado de asociaciones civiles defensoras de derechos humanos denunció que el gobierno ha descuidado la protección de los migrantes.

Según los datos divulgados en conferencia de prensa por la Red Nacional de Protección, del 1 de octubre de 2017 al 31 de mayo de 2018 la patrulla fronteriza de los Estados Unidos ha detenido a 16 mil 480 niños y adolescentes migrantes.


Esto representa un incremento de mil 653 menores interceptados en la frontera estadunidense en comparación del mismo periodo un año antes, que equivale a un aumento del 11.15%.
En este sentido, se reportaron del 1 de octubre de 2017 al 31 de mayo de 2018, 29 mil 278 unidades familiares detenidas por la patrulla fronteriza. Un aumento del 18.74% en comparación con el año pasado, que equivale a 4 mil 621 unidades familiares.
Las organizaciones denunciaron que este incremento del flujo migratorio se debe a los altos niveles de violencia y pobreza que persisten en el país y que el Estado de Guatemala ha fracasado en disminuir.

Vejámenes sin precedentes

Las ocho organizaciones, en las que se puede destacar la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala y la Casa del Migrante, que conforman la Red Nacional de Protección aseguraron que los vejámenes de los que han sido víctimas los migrantes, por parte de las autoridades de Estados Unidos, no tienen precedentes.

Migrantes arriesgan la vida durante su travesía hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La política migratoria que recientemente fue impulsada por el gobierno de Estados Unidos, que consiste en separar a los menores de edad de sus padres, fue catalogada como una seria violación a los derechos humanos de los migrantes.
“Estados Unidos no están siguiendo el debido proceso. El gobierno del país del norte está criminalizando a los migrantes a pesar que el migrar es un derecho humano”, dijo Mauro Verzeletti, Director de la Casa del Migrante.

Verzeletti asegura que los niños migrantes que son separados de sus padres atraviesan un proceso de duelo y no están recibiendo el apoyo psicológico que requieren. Además, son retenidos en albergues en condiciones indignas.  
“Tenemos en McAllen, Texas, espacios para supermercados que fueron habilitados como albergues para los niños migrantes”, explicó el director.
La organización que encabeza Verzeletti ha atendido a mil 33 migrantes, de estos el 65% hombres, el 14% mujeres y el resto niños y adolescentes.

Demanda al Estado

Nery Rodenas, director de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), dijo que como aglomerado de organizaciones civiles su deber es hacer la denuncia, no obstante, no descartó que puedan emprender acciones legales en contra del Estado de Guatemala debido al descuido en la protección de los derechos de los migrantes.
“A nosotros nos corresponde hacer la denuncia y exigir al Estado de Guatemala que se cumpla con la protección de las personas. Podría proceder una demanda en contra del Estado de Guatemala por no atender la protección de los migrantes, especialmente de los niños”, digo Rodenas.
Además, Rodenas criticó la postura laxa de las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores en relación a la política migratoria del gobierno de Donald Trump. “El Estado de Guatemala ha sido bastante complaciente con este tipo de políticas y ha estada ausente en la defensa de las personas. Necesitamos una reacción, aunque sea tardía”, dijo el director de la ODHAG.

Contenido relacionado