PDH reitera obligación del Estado de dar seguridad a la niñez migrante

Después de que se revelara a través de un video la forma en que murió el adolescente guatemalteco Carlos Gregorio Hernández Vásquez, bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, recordó que el Estado guatemaltecos debe garantizar el bienestar de sus ciudadanos.

Publicado el
Niños y adolescentes migrantes permanecen detenidos sin compañía de sus padres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Niños y adolescentes migrantes permanecen detenidos sin compañía de sus padres. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Hernández Vásquez murió el 20 de mayo de este año en una celda en la que los agentes de la Patrulla Fronteriza lo aislaron debido a que padecía influenza. Una médica que lo asistió un día antes había recomendado chequeos cada dos horas debido a la fiebre alta, pero esto no ocurrió.

Un video publicado por el sitio periodístico estadounidense ProPublica evidencia la falta de atención al adolescente guatemalteco, lo que motivó a que Rodas a recordar que “más allá de la responsabilidad de los progenitores en cuanto a la protección de sus hijos, son los Estados quienes (…) deben garantizar el bienestar, tanto en sus comunidades de origen, como en el tránsito migratorio y sobre todo durante los procesos de detención administrativa”.

Rodas emitió el comunicado este 7 de diciembre, en donde señaló que el Ministerio de Relaciones Exteriores y su red consular acreditada en México y Estados Unidos, es el obligado a dar esa protección a los migrantes.

“Los niños y adolescentes migrantes deben ser sujetos de especial interés para el actuar de las instituciones gubernamentales”, indicó el PDH en referencia al trabajo que deben hacer los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Lea también: Video: Joven migrante murió en una celda sin cuidados de la Patrulla Fronteriza

Además, el procurador señala que la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió una opinión consultiva en la que indica que “la privación de la libertad de un niño, en este contexto, de ninguna manera podrá ser entendida como una medida que responsa a su interés superior”.

Los niños migrantes no acompañados, dice el comunicado, deben recibir de parte del Estado mayor cuidado y responsabilidad.

El llamado de la PDH es para que las autoridades migratorias del país impulsen programas que tengan un verdadero impacto en la reducción de la migración forzada que “es motivada para satisfacer necesidades básicas como el acceso a un trabajo digno, la salud, la educación y la seguridad”, señala Rodas.

El procurador también pidió dar el acompañamiento necesario a la familia de Hernández Vásquez, así como a otras familias de niños y adolescentes fallecidos durante la migración, para que tengan la posibilidad de acceder a los procedimientos de investigación a través de la red consular de la Cancillería.

Lea también: Migrante hondureño pide más tiempo en Guatemala tras ver “riesgos” en su país

Rodas además abogó por el esclarecimiento de los hechos y el acceso a la justicia, como un derecho humano y con ello las familias puedan desarrollar procesos de duelo adecuados.

Ayuda económica

La muerte del adolescente ocurrió en la ciudad de Weslaco, Texas y según el Ministerio de Relaciones Exteriores, la cartera apoyó a la familia con el pago del total de los gastos de repatriación hasta su lugar de origen, Cubulco, Baja Verapaz.

Además, según un comunicado publicado el 5 de diciembre, una abogada del consulado de Guatemala en McAllen, Texas, EE. UU. trabaja en el caso que sigue bajo investigación para conocer las causas del hecho.

Se hace la salvedad de que “regularmente este tipo de casos pueden llevar un tiempo prolongado en ser resueltos”.

Contenido relacionado

465 niños migrantes separados de sus familias serían guatemaltecos

Heridas psicológicas de niños migrantes separados de sus padres tardarán en sanar

Niños migrantes centroamericanos están bien atendidos dice alcalde