¿Qué pasará con los migrantes después del anuncio de acuerdos entre EE. UU. y México?

El efecto más inmediato, de acuerdo con activistas y abogados, es que los migrantes se quedarán abandonados legalmente y sin oportunidad de defenderse, según una publicación de la cadena Univisión.

Hasta ahora, ninguna legislación o acuerdo ha disminuido la ola de migrantes. Desplazados en Tapachula, México. (Foto Prensa Libre: EFE)
Hasta ahora, ninguna legislación o acuerdo ha disminuido la ola de migrantes. Desplazados en Tapachula, México. (Foto Prensa Libre: EFE)

Los gobiernos de México y EE. UU. anunciaron el viernes último que habían logrado un acuerdo respecto de la situación de los migrantes, razón por la que el presidente estadounidense, Donald Trump, había anunciado una serie de sanciones, como la subida en 5% en los aranceles de productos mexicanos si ese país “no hacía lo suficiente” para frenar la ola de migración.

Entre otros acuerdos, México se comprometió a recibir en la frontera a los migrantes que soliciten asilo a EE. UU. mientras se dilucide su situación; sin embargo, abogados advierten de que ese país no tiene las condiciones necesarias para albergar a los desplazados.

Tras los acuerdos, una ola de críticas se disparó contra esos gobiernos, ya que los derechos humanos de los migrantes estarían en grave riesgo de ser vulnerados. De acuerdo con la agencia EFE, “el estado de Nuevo México demandó este lunes al gobierno de presidente Donald Trump por violar la política de “liberación segura” de migrantes que, después de solicitar asilo al cruzar la frontera sur, quedan al cuidado de organizaciones caritativas y de los gobiernos locales.

Según la agencia, el acuerdo “in extremis” entre México y Estados Unidos ha llevado a un refuerzo de los controles migratorios en la frontera con Guatemala con inspecciones de vehículos y una presencia más visible de las fuerzas de seguridad que, no obstante, no ha zanjado por completo el flujo de migrantes.

Lea también: En la frontera México-Guatemala, migrantes se encuentran entre el sueño y amargura

México dijo este lunes que aún discutirá con Washington la posibilidad de ser un “tercer país seguro”, es decir, acoger a los demandantes de asilo en territorio mexicano en lugar de Estados Unidos, si el flujo de migrantes indocumentados no disminuye en 45 días, en momentos en que Donald Trump volvió a amenazar con aranceles.

Pero, de acuerdo con la publicación de Univisión Noticias, estas serán las consecuencias para los inmigrantes:

  • “El programa de retorno a México deja a los inmigrantes sin la oportunidad de conseguir la ayuda legal necesaria para defender sus permanencias y ganar sus casos de asilo”, consigna Univisión, citando a los jueces de inmigración.
  • Los acuerdos causarán más problemas legales para los inmigrantes.
  • Los desplazados tendrán más dificultades para apelar a sus fallos. 
  • “Es posible que no tengan la posibilidad de una entrevista de temor creíble y, además, no podrán presentar sus casos ante la unidad de asilo”, consigna la nota, citando a una prominente abogada de inmigración.
  • La utilización de “coyotes” se incrementará, porque los migrantes no esperarán tanto tiempo y, quienes tengan posibilidad, lo harán ilegalmente.
  • Si no consiguen trabajo en México, deberán regresar a sus países de origen, lo que pone en peligro sus vidas, en los casos que hay amenazas reales por parte de grupos de pandilleros.
  • El asilo político es un “proceso complicado”, por lo que muchos migrantes no lo obtendrán.
  • Los acuerdos también perjudicarán la economía de EE. UU., porque muchos de los migrantes que buscan asilo son los que hacen los trabajos que un estadounidense promedio nunca haría, como trabajar en cultivos.

En tanto, funcionarios del Gobierno estadounidense se encuentran esta semana en Centroamérica para “negociar” acuerdos que eviten que sus ciudadanos tengan que cruzar México y llegar hasta EE. UU. en busca de oportunidades, informó este lunes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

En el pasado mes de mayo, las autoridades detuvieron a 132 mil 887 personas por entrar ilegalmente al país, casi tres veces más que los 51 mil 862 del año pasado, según la agencia EFE.

De los detenidos por cruzar ilegalmente, 11 mil 507 eran menores sin la compañía de un familiar adulto y 84 mil 542 formaban parte de grupos de familias en los que hay al menos un menor de edad, consigna la agencia.

Contenido relacionado

> México bloquea cuentas bancarias de 26 coyotes ligados a caravanas de migrantes

> Patrulla Fronteriza arresta a grupo de 134 migrantes centroamericanos y difunde video

> Trump cancela el futbol, clases de inglés y asistencia legal para niños migrantes en refugios

1

Carla Malene Hace 6 días

Aquí le damos una solución rápida y fácil para el crédito entre los individuos a una tasa del 2% para su proyecto, el sueño y la realización
Correo : msoluciones79@gmail.com