Ricardo Zúñiga niega nuevos acuerdos de seguridad pero señala que es “muy difícil” hacer cumplir la ley en fronteras

Guatemala, México y Honduras aclararon la Casa Blanca que no existen documentos sobre nuevos acuerdos de seguridad fronteriza.

Publicado el
Ricardo Zúñiga, encargado de la administración de Biden para el Triángulo Norte Centroamericano. (Foto: Hemeroteca PL)
Ricardo Zúñiga, encargado de la administración de Biden para el Triángulo Norte Centroamericano. (Foto: Hemeroteca PL)

El enviado especial de Estados Unidos para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, negó este 14 de abril que Washington haya alcanzado nuevos acuerdos en materia de seguridad fronteriza con México, Guatemala y Honduras, y destacó que en lo que sí hay consenso es en “seguir trabajando juntos” para gestionar la inmigración irregular.

El funcionario aclaró así un anuncio hecho el día 12 por la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien indicó que EE.UU. había llegado a acuerdos con México, Honduras y Guatemala para que movilizaran a miles de militares y policías en sus fronteras.

“No se han celebrado acuerdos con los Gobiernos en materia de seguridad fronteriza”, respondió Zúñiga, durante una audiencia ante el Subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes sobre el hemisferio occidental, seguridad civil, migración y política económica internacional.

Lea más | “Cuerpos atrapados” en el Río Grande: rescatistas mexicanos tienen mensaje para inmigrantes

Zúñiga, quien visitó recientemente Guatemala y El Salvador, destacó que en lo que sí están de acuerdo es “con que es muy importante seguir trabajando juntos y colaborando para gestionar la migración, de manera que mejore la seguridad de cada país, y permita a los Gobiernos aplicar la ley en sus fronteras como lo hace Estados Unidos”.

Para Zúñiga, quien ha sido delegado por el Gobierno del presidente Joe Biden para trabajar con El Salvador, Guatemala y Honduras, países que conforman el Triángulo Norte, el flujo actual de migrantes desde Centroamérica “es parte de un patrón recurrente” que impulsa a la migración masiva, entre cuyas causas identificó la inseguridad, la falta de oportunidades y la búsqueda de una vida mejor.

Indicó que como Gobierno encaran un trabajo “muy difícil” para hacer cumplir la ley en las fronteras, demostrar que hay otras vías que pueden seguir quienes buscan migrar legalmente a EE.UU. y generar esperanza en Centroamérica para que exista “una razón para quedarse”.

Lea también | Impunidad y corrupción hacen que personas sientan que no hay futuro en sus países, dice EE. UU.

Un día después de las afirmaciones de Jen Psaki, México respondió el día 13 que desde hace “más de un mes” había desplazado a 12 mil personas, entre soldados, agentes migratorios y otros funcionarios, para frenar la ola migratoria y especialmente el tráfico de menores de edad.

A su vez, Guatemala y Honduras negaron que hubiesen suscrito un nuevo convenio.

En ese contexto, Zúñiga expresó el interés de Estados Unidos por continuar trabajando para mejorar la capacidad de los organismos en cada país, con miras a identificar a los menores de edad que viajen solos con las caravanas de inmigrantes u otros grupos y asegurar que no puedan continuar ese viaje sin ninguna supervisión.