Trump anuncia un recorte de la ayuda a Guatemala, Honduras y El Salvador

Los migrantes hondureños salieron de su país el 13 de octubre, con el objetivo de ingresar de forma ilegal a EE. UU.

Publicado el
Los migrantes hondureños avanzan hacia EE. UU., en su deseo por escapar de la violencia en su país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL / AFP)
Los migrantes hondureños avanzan hacia EE. UU., en su deseo por escapar de la violencia en su país. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL / AFP)

El presidente de EE. UU., Donald Trump, afirmó este lunes que comenzará a “recortar o reducir sustancialmente” la enorme ayuda exterior que Washington suministra de manera “rutinaria” a Guatemala, Honduras y El Salvador.


Esta sería una consecuencia a estos tres países por no haber “impedido” la salida de la caravana de inmigrantes hondureños que buscan ingresar de forma irregular a EE. UU.

“Guatemala, Honduras y El Salvador no fueron capaces de hacer el trabajo de impedir que la gente saliese de su país y viniese de manera ilegal a EE.UU. Comenzaremos ahora a recortar, o reducir sustancialmente, la enorme ayuda extranjera que rutinariamente les damos”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

El gobierno de Guatemala todavía no se pronuncia al respecto. En ocasiones anteriores el presidente Jimmy Morales aseguró que “ninguna ayuda puede ser condicionada”.

Durante una visita que el embajador de EE. UU., Luis Arreaga, efectuó a la Casa del Migrante, en el paso fronterizo entre Guatemala y México, prefirió no hacer mayores comentarios sobre la amenaza de Trump, aunque aseguró que “Guatemala ha hecho un esfuerzo importante para ayudarnos en este tema, el gobierno -de Guatemala- ha emitido comunicados para disuadir a los migrantes y tiene autobuses listos para los migrantes que quieren regresar a Honduras”.

Lea también: Donald Trump amenaza con militarizar y cerrar la frontera con México si caravana migrante avanza

Los migrantes hondureños aseguran que huyen de su país debido a la violencia y la falta de oportunidades para su desarrollo; sin embargo, el viernes pasado Trump afirmó que la mayoría de quienes viajan rumbo a su país son delincuentes.

“Muchas de esas personas, un porcentaje, un porcentaje bastante grande de esas personas son delincuentes. Quieren venir a nuestro país y son delincuentes. Y eso no sucederá en mi mandato. No sucederá”, dijo el presidente estadounidense a periodistas.

La secretaria de Seguridad Nacional de EE. UU., Kirstjen Nielsen, afirmó que además de poner atención a la caravana de migrantes que se dirije a ese país, se vigila a las organizaciones criminales transnacionales que se aprovechan de la vulnerabilidad de quienes viajan de forma ilegal.

La funcionaria firmó que desde EE. UU. se apoyan los esfuerzos de Guatemala, Honduras y México para abordar esta “situación crítica” y garantizar una región más segura.

Lea también: Mauro Verzeletti: Pobreza, exclusión y violencia lamentablemente unen a nuestros países

Paso por México

El 19 de octubre, los miles de hondureños llegaron a México, donde se les ofreció un permiso para transitar por ese país; sin embargo, un grupo de ellos amenazó con ingresar a la fuerza y fueron contenidos por autoridades de ese país.

En grabaciones publicadas en las redes sociales puede verse cómo varios agentes de la Policía Federal de México detienen por la fuerza a inmigrantes, mientras otros tratan se oponen a las detenciones.

Entre los hondureños también hay algunos que desistieron de continuar con el viaje y emprendieron su regreso a la frontera hondureña en autobuses proporcionados por el gobierno guatemalteco.

En este país, la Dirección General de Migración otorgó visas temporales y sin derecho a renovación a los hondureños que permanezcan en el país, con el objetivo de que regularicen su situación para regresar a su país.

Contenido relacionado

>Trump acusa a Guatemala y Honduras de asaltar Estados Unidos

>Unos emprenden camino hacia Honduras; otros llegan a Casa del Migrante

>El drama que viven niños y mujeres en paso fronterizo con México