Muere cuarto niño guatemalteco detenido en frontera de EE. UU. tras semanas en hospital

Un niño guatemalteco de dos años y medio murió este miércoles de una aparente neumonía en un hospital de EE. UU. en el que estaba ingresado desde que cruzó la frontera con su madre a principios de abril, informaron medios estadounidenses.

Archivado en:

EEUUmigraciónMigrantes
Varios migrantes viven en condiciones inhumanas y hacinados; niños y adultos, entre los cuales hay guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: con permiso de Breitbart Texas).
Varios migrantes viven en condiciones inhumanas y hacinados; niños y adultos, entre los cuales hay guatemaltecos. (Foto Prensa Libre: con permiso de Breitbart Texas).

El niño, cuya identidad no ha sido revelada, fue detenido junto a su madre tras cruzar de forma irregular la frontera entre México y Estados Unidos cerca de El Paso (Texas) el pasado 3 de abril, informó al The Washington Post una fuente del cuerpo fronterizo.

Se trata del cuarto menor de edad guatemalteco que muere desde diciembre tras ser detenido por la Patrulla Fronteriza.

El 6 de abril fue trasladado en ambulancia a un centro médico de la zona tras mostrar síntomas de estar enfermo y posteriormente fue ingresado en el Hospital de Niños Providencia de El Paso, donde murió este miércoles por motivos que todavía están siendo investigados.

La Patrulla Fronteriza dejó oficialmente en libertad al niño y a su madre el 8 de abril.

El cónsul de Guatemala en Del Río (Texas), Tekandi Paniagua, dijo en un comunicado que “los viajes a EEUU, en las condiciones en las que las familias guatemaltecas los están emprendiendo, son muy peligrosos”.

Los otros casos

En diciembre fallecieron Jakelin Caal Maquin, de 7 años, y Felipe Gómez Alonzo, de 8, en dos casos muy polémicos ya que murieron bajo custodia.

El pasado 30 de abril murió de una infección en el cerebro Juan de León Gutiérrez, de 16 años, que fue detenido el 19 de ese mes tras cruzar solo la frontera cerca de El Paso y trasladado a un albergue para menores.

La frontera sur de Estados Unidos vive una oleada migratoria sin precedentes en la última década que ha llevado a las autoridades fronterizas a reconocer que están desbordadas.

En abril, la cifra de migrantes detenidos tras cruzar la frontera superó los 100.000, en su mayoría familias centroamericanas, sobre todo guatemaltecas, que solicitan asilo en EE.UU. a su llegada.

Contenido relacionado:

> Las nuevas medidas antimigrantes de Florida atormentan a guateamaltecos

> Trump ordena cobrar tarifa a solicitantes de asilo

> Conamigua contrató personal 029 sin seguir criterios técnicos, dicen diputados