Sacerdote de la Red Jesuita con Migrantes: Lo que ha sucedido es indignante, escandaloso e inaudito

A Estados Unidos no le interesa combatir las causas que generan la migración forzada, opina sacerdote jesuita.

El sacerdote José Luis González coordina la Red Jesuita con Migrantes. (Foto: Cortesía)
El sacerdote José Luis González coordina la Red Jesuita con Migrantes. (Foto: Cortesía)

El coordinador de la Red Jesuita con Migrantes en Guatemala, José Luis González, dice que las autoridades están jugando con el miedo,  la vida y la muerte de miles y miles de personas que viven en los países más violentos del mundo, sin que exista una guerra.

¿Cuál es su opinión de la puesta en marcha del acuerdo de asilo entre Estados Unidos y Guatemala?

El hecho de que el ciudadano hondureño haya salido hoy —22 de noviembre— para su país confirma que no se trata de un acuerdo de asilo sino que únicamente se pretende desincentivar, desmotivar y aburrir a las personas que están solicitando refugio en Estados Unidos y que están huyendo de una situación violenta.

Es grave que se haya publicado el nombre del hondureño porque con las personas refugiadas siempre hay que tener cuidado en no publicar nombres, rostros, identificarlos y anunciar donde se encuentran porque los que los persiguen pueden buscarlos y encontrarlos. Lo que ha ocurrido en menos de 24 horas ha sido indignante, escandaloso e inaudito.

El presidente Donald Trump ha anunciado que enviará más migrantes, pero se asegura que Guatemala no tiene la capacidad de acogerlos, ¿Qué opina?

El objetivo de Estados Unidos al obligar a Guatemala a firmar este Acuerdo de Cooperación Sobre Asilo no es de cooperación porque no se ven los fondos; tampoco se trata de un acuerdo porque es una imposición, lo cual se evidenció con las amenazas de aumentar los aranceles a las exportaciones y a las remesas.

Tampoco es sobre asilo, porque simplemente es una deportación escalonada y barata porque al traer aquí a los solicitantes de refugio lo hacen para desincentivarlos en un país donde siguen corriendo peligro, donde no existe ayuda humanitaria porque no tienen dónde comer y dormir y  mucho menos un trabajo.

Entonces,  son medidas exclusivas para imponerles condiciones que les hagan abandonar la solicitud de refugio. El caso del joven hondureño es un ejemplo de lo que ellos buscan conseguir que es que ellos mismos regresen a su país.

¿Se puede decir que es un experimento donde emplean como arma el miedo?

Por supuesto, ellos están jugando con el miedo y la vida y la muerte de miles y miles de personas que están viviendo en los países más violentos del mundo, sin que exista una de guerra. Es un escándalo por el modo en que están ejecutados los supuestos acuerdos.

En menos de 48 horas nos hemos dado cuenta de que ni el vicepresidente Jafeth Cabrera conocía la información, según dijo,  ni al presidente electo Alejandro Giammattei le han proporcionado el acuerdo.  La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, (Acnur) también ha dicho que no sabe nada y el mismo embajador de Estados Unidos -Luis Arreaga- dice que los anexos no están finalizados y por supuesto el Congreso de la República tampoco sabe nada.

Todo es escandaloso. La manera de hacer estas cosas va contra la dignidad de las personas y los derechos humanos, porque estamos hablando de refugiados. Estamos hablando de un Acuerdo para tratar a las personas que están pidiendo protección, no estamos hablando de migrantes sino de refugiados, lo cual es grave porque se está incumpliendo con Convenciones como  la de 1951 y otros tratados internacionales que defienden los derechos de las personas que huyen de su país para salvar su vida.

¿Este panorama provocará que los migrantes busquen rutas más clandestinas y peligrosas?

No creo que se empleen nuevas rutas, los caminos están ahí, lo único que pasará es que saldrá más caro porque se tendrá que corromper a niveles más altos, por ejemplo el Instituto Nacional de Migración de México todos los años hace una limpieza de cientos y cientos de funcionarios. La última que efectuaron fue de más de 500. Las fuerzas que expulsan a los centroamericanos siguen ahí, esas no las quiere tocar Estados Unidos, porque son las que le están sirviendo y son élites que están tanto a nivel político como empresarial y muchos casos están ligadas con el crimen organizado.

Hay una impunidad que a Estados Unidos ya no le interesa para nada como lo demostró con el abandono de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el caso del hermano del presidente de Honduras condenado por narcotráfico. También se refleja en que ese país continúa enviando armas hacia Centroamérica que son las que se utilizan para extorsionar y matar a los ciudadanos y por eso buscan salir de este infierno.

González, durante una actividad con migrantes. (Foto: Cortesía)

¿La insistencia de imponer este acuerdo, al final le traerá réditos a Donald Trump en su carrera por la reelección presidencial?

Todo el tema migratorio, como la construcción del muro, le ha traído réditos y muchos votos de lo más interno en las zonas rurales que no tienen mucha cultura, ellos son los que votan por él, pero ahora existen circunstancias muy diferentes y le va a resultar difícil que gane las elecciones, si es que llega a ser candidato por todo lo que está ocurriendo con relación al caso de Ucrania.

Los acontecimientos sobre la migración de Centroamérica y el proceso por el que se le está acusando en el caso de Ucrania son muy parecidos incluso se llevan un día de diferencia, pues el 25 de julio Trump presionó a Ucrania para que investigara a Joe Biden y amenazó con sanciones económicas y el 26 de julio el ministro de Gobernación -Enrique Dejenhart- firmó en Estados Unidos el Acuerdo con presiones económicas de los aranceles y las remesas. Trump es un pistolero que piensa que el mundo es una película del oeste donde puede amenazar a todos y se está quedando sin aliados y sin los pocos amigos que tenía.

Notas relacionadas:

>¿Podía implementarse el acuerdo de asilo, EE. UU.-Guatemala, aunque no haya sido aprobado en el Congreso?

>EE. UU. advierte que acuerdo de asilo es una “condición” para ser parte de plan de desarrollo

>Acnur: no fuimos involucrados en la implementación de acuerdo de asilo