Al menos 13 nuevos grupos aspiran a conformarse como partidos políticos para 2023

Políticos, funcionarios y exfuncionarios, sin ocultar sus aspiraciones, trabajan en la formación de nuevos partidos políticos y en la promoción de su imagen como preparación para el evento electoral del 2023, algunas actividades podrían considerarse como campaña anticipada y el TSE debería regularlas, opinan analistas.

Publicado el
Edmond Mulet anunció que trabaja en una plataforma política denominada Cabal. (Foto Prensa Libre: Twitter Edmond Mulet).
Edmond Mulet anunció que trabaja en una plataforma política denominada Cabal. (Foto Prensa Libre: Twitter Edmond Mulet).

Las próximas elecciones se celebrarán en 2023, pero el camino para ostentar cargos públicos ya inició para al menos 13 grupos que aspiran a convertirse en partidos políticos. Algunos de estos, impulsados por actores que ya desfilaron por otras organizaciones partidistas.

Los partidos políticos, o comités cívicos, son plataformas indispensables para cualquier persona que aspire a cargos de elección popular en Guatemala. Crear estas organizaciones puede durar años debido a los requisitos que hay cumplir.

Primero, inician como “grupos promotores”. Luego, tras cumplir con varios trámites administrativos, entre estos recopilar 489 simpatizantes, el Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) debe inscribirlos como “comité para la constitución de un partido político”.

A partir de allí, el comité tiene dos años improrrogables para reunir alrededor de 22 mil afiliados, equivalente al 0.30 por ciento del padrón electoral, para quedar inscritos como partidos políticos.

Actualmente hay cinco grupos promotores y ocho comités constituidos. Entre estos últimos se encuentra el denominado Partido Popular, que tiene como secretario general a Jorge Arévalo Canales, exdiputado de los partidos desaparecidos Libertad Democrática Renovada (Líder) y Movimiento Reformador (MR).

Líder fue el partido de Manuel Baldizón, condenado por narcotráfico en Estados Unidos, mientras que MR fue el vehículo con el que aspiraba a llegar a la presidencia Alejandro Sinibaldi, exministro de comunicaciones del Partido Patriota y vinculado a cinco casos de corrupción en Guatemala.

“Lastimosamente pueden decir que yo estuve en la legislatura pasada, y que yo fui de Movimiento Reformador. Es correcto, llegué por Líder y me incorporé a MR. Igual mi señor padre (Jorge Arévalo Valdez) estuvo en su momento en el FRG. Pero nosotros buscamos ser diferentes (…) No somos un partido donde van a haber dueños, somos un partido donde todos pueden participar y ganarse sus espacios”, justifica Canales, al preguntarle por su pasado político.

Otra organización partidaria en ciernes es la denominada Partido Republicano, que impulsa Carlos Velásquez Monge, exdirector de Aeronáutica Civil y exministro de Desarrollo Social durante el gobierno del FCN-Nación, partido en proceso de cancelación por financiamiento electoral ilícito.

El hermano del exfuncionario, Mario Velásquez Monge, fue candidato por Unión del Centro Nacional, cuyo candidato presidencial en las últimas elecciones fue Mario Estrada, capturado en Estados Unidos por cargos de narcotráfico en EE.UU. En este proceso, se conoció que además pretendía atentar contra la vida de candidatos rivales en las elecciones pasadas.

“Yo estoy de acuerdo con que haya siempre un cambio generacional en la política. Creo que el actuar de los funcionarios públicos con el tiempo se irá viendo. (…) Siempre se necesita esa experiencia para evitar improvisación, que es un mal que nos ha generado mucho costo, esa experiencia tiene un valor agregado”, responde Velásquez Monge, cuando se le pregunta sobre la incursión de los mismos actores en la política.

De igual forma, Edmond Mulet, excandidato presidencial del Partido Humanista (PH) el año pasado, ahora conforma un grupo promotor denominado “Cabal”, según lo ha anunciado en sus redes sociales. Mulet se desligó de PH apenas un mes después del 15 de enero, luego de diferencias con la bancada legislativa. Aseguró que los acuerdos para respetar la democracia interna del partido se incumplieron.

Grupos con miras a constituirse como partidos políticos 
Nombre del grupo promotor o comitéSecretario general o representante
Nueva CiudadaníaEdgar Guzmán
Alianza es PoderLubia Araceli Barrientos Guzmán de López
Unión RepublicanaAstrid Judith Melgar Figueroa
Partido Popular GuatemaltecoJorge Leonel Arévalo Canales
Partido RepublicanoCarlos Fernando Velásquez Monge
Fuerza GuatemalaÁlvaro Rudencindo Girón Velásquez
CambioUbaldo Abraham Vicente García
Comunidad ElefanteRodrigo Antonio Pellecer Rodríguez
Mi FamiliaByron André López Maldonado
Partido de los TrabajadoresEfrén Emigdio Sandoval Sanabria
Partido Oportunidades y DesarrolloWalfre Oswaldo Lara Matute
AzulJorge Mario Villagrán Álvarez
CabalEdmond Mullet

Los mismos de siempre

La politóloga Gabriela Carrera afirma que el sistema político electoral está diseñado para que las mismas estructuras que han cooptado al Estado se mantengan vigentes. Muchos partidos surgen como vehículos electorales, únicamente.

Por esta razón es necesario que las siguientes reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos procuren la democracia interna de las organizaciones políticas y garanticen que estas tengan una estructura que trascienda más allá de un proceso electoral.

Fernando Ixpanel, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), cuenta que muchos las organizaciones políticas carecen de fundamentos ideológicos. Esto se debe a las dinámicas que utilizan los partidos para constituirse como tal.

“Es una dinámica en la cual se delega a ciertas personas relevantes en ámbitos locales para que forme las bases. Mas allá de ser proyectos de representación política de ciudadana, son proyectos políticos de personas”, dice Ixpanel.

“Hay una campaña permanente”

El analista político Marcios Palacios considera que en el país se vive una campaña permanente y muchos políticos no respetan los tiempos que fija el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Palacios dice que hay algunos potenciales candidatos que se mantienen activos y de parte del TSE no se verifica que éstos no incurran en campaña anticipada en las distintas actividades que realizan. Como ejemplo, se puede mencionar a Mulet o al alcalde de Mixco, Neto Bran, dice Palacios. Este último repartió alimentos y prebendas a los vecinos durante la vigencia del Estado de Calamidad y en los últimos meses anunció su intención de participar por la Presidencia de la República.


“El TSE carece de herramientas técnicas y jurídicas para penalizar acciones que se le van de las manos”, comenta el analista.

Se intentó contactar Mulet para consultarle sobre esto, pero no respondió las llamadas ni mensajes. Mynor Espinoza, vocero de la comuna mixqueña, comentó que las actividades del alcalde no son campaña anticipada, sino se amparan en el artículo 53 del Código Municipal, que establece que el alcalde debe tomar las medidas necesarias para mitigar los efectos de catástrofes o emergencias.

Por su parte, Mynor Franco, presidente del TSE, dijo que todos los delegados departamentos tienen instrucciones de vigilar actividades políticas para que no se incurra en actos contrarios a la ley.

*Nota del editor: Edmond Mulet envió su opinión respecto a este artículo, a través de su equipo de comunicación, a las 21.22 horas del jueves 5 de noviembre, por lo que se consigna íntegra su respuesta el jueves 6 de noviembre del 2020. 

“La LEPP es muy clara en hacer la distinción entre ‘proselitismo’ y ‘campaña anticipada’. Todo lo que se refiere a actividades de organización, promoción de principios, ideales y programas de gobierno, diseminación de nombre y símbolo, reuniones de formación y capacitación, etc., son actividades proselitistas y perfectamente legales. Lo que no se puede hacer es promover un nombre y pedir el voto para un cargo de elección popular”.