Anam podría rechazar las renuncias de alcaldes

Siguen las molestias e inconformidades por la supuesta mala gestión de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam) en la emergencia nacional del covid-19. Ayer, el alcalde de Mixco, Ernesto “Neto” Bran renunció a la entidad, siguiendo los pasos de Jorge Orellana, jefe edil de Guastatoya, El Progreso.

Jorge Orellana alcalde de Guastatoya, El Progreso saluda a MIguel Ovalle alcalde de Salcaja, Quetzaltenango previó a la elección de la presidencia de la Anam. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Jorge Orellana alcalde de Guastatoya, El Progreso saluda a MIguel Ovalle alcalde de Salcaja, Quetzaltenango previó a la elección de la presidencia de la Anam. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Rolando Miguel Ovalle, alcalde de Salcajá, Quetzaltenango y presidente de la Anam, explicó que la renuncias presentadas por los jefes ediles serán analizadas para buscar una vía legal y así conocerlas, porque en los estatutos de la entidad no se establece la forma y quien debe tramitar las solicitudes.

“No se sabe quien es el que tiene que tomar la renuncia, no sé si está entre las obligaciones y funciones del presidente, de la asociación, no está en las funciones de la Junta Directiva y tampoco en las funciones de la Asamblea”, afirmó Ovalle.

Además, agregó que cuando un municipio es adherido a la organización, el procedimiento no se realiza por quien sea el jefe edil o quienes integran el concejo municipal, si no, más bien, es una solicitud que se realiza para que sea integrado el municipio.

“Todavía no está claro que esa sea una competencia del alcalde, porque el alcalde no es el municipio y el municipio integra la asociación. No es la entidad de alcaldes, ni tampoco de concejos municipales”, aseveró.

Asimismo, afirmó que tanto Bran como Orellana pertenecen a un grupo de alcaldes que buscan formar una confederación de municipalidades y por lo mismo espera que en los próximos días más jefes ediles presenten su renuncia a la Anam, porque es el grupo que no acepta su victoria en las elecciones de dicha organización.

Ovalle agregó que analizarán las dos renuncias por medio de una asamblea de la organización, tienen 30 días para resolver las solicitudes y durante ese período realizarán consultas legales a instituciones del sector justicia como la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y la Corte de Constitucionalidad (CC) para resolverlas.

Decisión inmadura

El alcalde de Salcajá también afirmó que, en el caso de la renuncia de Orellana primero buscarán una mediación y segundo solicitar opiniones jurídicas para resolver su petición. Ovalle además calificó como un berrinche la decisión de Orellana porque no fue él quien venció en las elecciones por la presidencia de la entidad.

“Yo lo veo como una inmadurez porque él empieza a trabajar que quiere dirigir una asociación, pero después renuncia. Las cosas no funcionan así. Si todos los que pierden renunciaran a las asociaciones nadie estuviera, porque qué de a sobrero si yo gano sí y si pierdo no. Así no funciona”, acotó Ovalle.

Mientras que, en el caso de la petición de Bran dijo que fue una solicitud avalada por mayoría calificada de votos.

Más renuncias

El malestar y las inconformidades por la gestión de Ovalle ante la Anam crece, porque según el alcalde de Zacualpa, Quiché, Sabino Calachij, a menos 15 jefe ediles la mayoría de Quiché y otros departamentos de Occidente, analizan renunciar a la entidad, porque no ha velado por los intereses de los gobiernos locales y tampoco ha apoyado a agilizar los programas de asistencia económica para los municipios.

“Estoy decepcionado totalmente de la Anam. Aquí somos 15 alcaldes que estamos dispuestos a renunciar a la organizaciones, porque no hay coordinación y tampoco apoyo a las municipales. Están a favor del Ejecutivo y eso es lo que más no molesta”, afirmó Calachij.

Además, criticó que el gobierno quiso hacer a su “manera” la entrega de los programas sociales y no sean las comunas quienes administran estos recursos. El jefe edil recordó que la Anam es “financiada” por las municipalidades y no por el Ejecutivo.

Mientras que, en Sacatepéquez, Neftalí Ordónez, alcalde de Santa Catarina Barahona, anunció que la próxima semana estará presentando su renuncia a la organización, porque según indicó el representante de la Anam ante el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) no se ha pronunciado a favor de los usuarios contra las alzas en el servicio.

No obstante, Ovalle defendió que las municipalidades han paliado la crisis del covid-19 en sus municipios, porque la ayuda del gobierno central aún no llega, pero la Anam ha hecho gestiones para conseguir gel, mascarillas, cloro y distribuirlos entre las comunas.

“Los alcaldes se han estado fajando a diestra y siniestra y lo están haciendo de verdad muy bien. Nosotros como Anam lo que tenemos son asesores departamentales que los pueden apoyar con asesorías”, indicó.

Además, agregó que solicitó un fondo ante el Ministerio de Finanzas para que los alcaldes lo puedan manear y distribuir, pero aún está a la espera de la respuesta a su solicitud y también dijo que para la próxima espera que el gobierno inicie con la distribución del bono de Q1 mil que anunció el presidente Alejandro Giammattei.