Combatir la corrupción es una prioridad para Giammattei

La modernización del Estado y la revisión constante de la función pública es otro de los compromisos de Alejandro Giammattei propuestos en la Política General de Gobierno.

Publicado el
Las manifestaciones ciudadanas en contra de la corrupción se tomaron en cuenta en la Política General de Gobierno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las manifestaciones ciudadanas en contra de la corrupción se tomaron en cuenta en la Política General de Gobierno. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Este 16 de enero se presentó la Política General de Gobierno, el documento que dirigirá el gobierno de Giammattei y que se desarrolló en conjunto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas.

Dicha política se basa en el Plan Nacional de Innovación y Desarrollo que fue la propuesta de trabajo de Giammattei durante la campaña electoral del 2019, pero también integra el Plan Nacional K´atun Nuestra Guatemala 2032 que a la vez se adaptó a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles impulsados por la ONU.

La guía del nuevo gobierno tiene cinco pilares, en cuarto lugar, se presenta la intención de tener un Estado responsable, transparente y efectivo.

Las primeras tres metas de este pilar son:

  • Contar en los 14 ministerios con programa E-goverment
  • Implementar la estrategia de descentralización en la gestión pública
  • Implementar el Sistema Nacional de Planificación

Para cumplir con este pilar el gobierno se fijó seis metas como implementar en todos los municipios un plan de ordenamiento territorial y reforestar el 33.7 por ciento de la superficie del país.

Lea también: La corrupción le ha costado a Guatemala desarrollo, vidas y miles de millones de quetzales

Giammattei se plantea lograr que la agenda legislativa apoye la Política General de Gobierno a través de la aprobación de las 58 iniciativas de ley que ya se presentaron a los diputados de la actual legislatura, entre las que hay varias reformas.

Sobre el combate a la corrupción, se explica que esta se evidencia en el subdesarrollo del país e incide en la prestación de los servicios públicos, el aumento de la desigualdad e injusticia y la reducción de la inversión y la legitimidad de las instituciones públicas.

El Ejecutivo destaca la demanda ciudadana por implementar mecanismos de control y reducción de la corrupción, lo que generará más transparencia en las instituciones del Estado. Para esto se propone el libre acceso y movilidad de información, como un derecho ciudadano, así como rendición de cuentas sobre el uso de los recursos, decisiones administrativas y resultados.

La administración de Giammattei también se compromete a cumplir con una adecuada estructura organizativa en las entidades públicas, para que esto no limite la capacidad de respuesta ante los desafíos estructurales para el desarrollo.

Lea también: Piden orden de captura internacional contra exdiputado Galdámez y otros exfuncionarios

No se niega que existe una baja calidad del servicio púbico, lo cual el gobierno relaciona con la deficiencia en los procedimientos institucionales y la mala coordinación.

En la Política General de Gobierno se pone especial importancia a que Guatemala ocupa el puesto 125 de 188 países evaluados en el Informe Regional de Desarrollo Humano, de la Organización de las Naciones Unidas, lo que se atribuye a que no ha habido un buen proceso de planificación de parte del Estado.

También hay compromiso de las nuevas autoridades por descentralizar y desconcentrar el sector estatal, lo que permite reducir la burocracia y los niveles de corrupción.

“Los gobiernos locales deben reformarse para un mejor funcionamiento, orientado a las necesidades de la ciudadanía y creando nuevos espacios e instancias de diálogo y consenso con la población”, señala el documento.

Contenido relacionado

Presentan acción de inconstitucionalidad contra Ley de Aceptación de Cargos que este jueves entra en vigencia

Jueza Aifán ordena libertad a exviceministro acusado en el caso Asalto al Ministerio de Salud

Fiscales que trabajaron en la Cicig requieren más que sólo seguridad personal