Cómo la Ley de Etiquetado de Alimentos puede complementar la Ley de Alimentación Escolar

La primera iniciativa busca advertir a los consumidores si un alimento contiene altos niveles de azúcar o grasa.

Publicado el
Durante el 2020 y 2021, por la pandemia, el Ministerio de Educación ha entregado víveres en sustitución de las comidas escolares, no obstante, sigue estando limitado el acceso a alimentos para que incluir una dieta saludable. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante el 2020 y 2021, por la pandemia, el Ministerio de Educación ha entregado víveres en sustitución de las comidas escolares, no obstante, sigue estando limitado el acceso a alimentos para que incluir una dieta saludable. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La alimentación saludable es más que consumir alimentos tres veces al día. Expertos en la salud afirman que es importante medir las porciones y calificar la calidad de esas comidas.

Los alimentos saludables no deben exceder en grasas o azúcar principalmente, pero pese a que los productos cuentan con una tabla nutricional a la mayoría de personas se les hace difícil, por no decir imposible, comprender al 100% esa información.

Con la aprobación del decreto legislativo 12 – 2021, el Pleno de diputados aprobó cambios a la Ley de Alimentación Escolar. Gradualmente ampliaran a la cantidad de personas beneficiadas, pero a su vez buscan que en los centros educativos se vendan productos saludables.

Punto donde cobra relevancia la iniciativa 5504, la Ley de Promoción de Alimentación Saludable. Propuesta que cuenta con dictamen favorable desde el pasado 19 de noviembre de 2018.

La norma busca evitar enfermedades no transmisibles producto de la mala alimentación donde destacan casos por hipertensión, diabetes y obesidad.

Datos que maneja el Frente Parlamentario contra el Hambre señala que en Guatemala hay más de 4 millones de personas con hipertensión y 2.5 millones de adultos con algún tipo de diabetes, está ultima enfermedad incluso está tocando a niños de 10 años, según el órgano parlamentario.

Esta iniciativa busca advertir a los consumidores mediante un sello hexagonal si un producto contiene altos niveles de azúcar o grasa, para saber qué tan saludable o no sea ese alimento.

“Se enmascaran muchos ingredientes”

No todo lo que brilla es oro, refrán que también se puede utilizar cuando se habla de productos alimenticios que afirman ser saludables y libres de azúcar, eso según Roxana del Cid, nutricionista clínica, deportiva y experta en alimentación comunitaria.

Actualmente existe en la industria de alimentos muchos productos que garantizar ser de alta calidad, sin embargo la realidad es otra, según del Cid existen muchos ingredientes que a pesar de no ser saludables no reciben esa calificación.

“Se vuelve difícil porque una vez el producto no tenga azúcar como tal está totalmente permitido declarar que no tiene azúcar, sin embargo estamos hablando de sucralosa, fluctuosa y todo este tipo de edulcorantes aunque diga que no tienen azúcar, pero si contienen alguno de estos va a causar el mismo daño”, explicó.

Con la eventual aprobación de la iniciativa 5504, el etiquetado de alimentos podría ayudar a que los guatemaltecos sean más conscientes de que productos adquirir para no dañar su salud.

“Sería una forma mucho más fácil para que los consumidores puedan saber una mejor forma para seleccionar alimentos. Hoy en día se enmascaran muchos ingredientes que pueden ser dañinos, podemos hablar de la azúcar y las grasas, no solo se utiliza la azúcar como se ve en las etiquetas, hay otros tipos de azúcar que causan el mismo daño. El etiquetado puede contribuir mucho en la dirección, para que el consumidor esté en alerta o al menos este consiente que el producto que está llevando va a causarle cierto daño”, indicó.

Lea también: El incierto salto del diversificado a la universidad ¿estarán los jóvenes preparados?

Requiere más análisis

Por su parte la Gremial de Alimentos y Bebidas de Guatemala destaca que no están en contra de la propuesta,  pero estiman que aprobar la iniciativa tal y como está podría traer efectos negativos para el comercio nacional.

Principalmente porque estarían faltando a acuerdos previamente establecidos en la región centroamericana, lo que podría traer un efecto inesperado para Guatemala, eso según el análisis de Julio Orozco, Director Ejecutivo de la Gremial de Alimentos y Bebidas de Guatemala.

“No es que estemos en contra de una regulación de etiquetado como tal, más bien hay que hacerla y hay que hacerla bien. El punto para hacerlo es en el marco del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), en aras de examinar evaluemos las experiencias internacionales, Chile fue el primer país en el mundo que implementó una normativa en esta materia y a cinco años de su implementación continua siendo el país más obeso de América Latina”, argumentó.

Orozco estima que de momento se podrían trabajar otros elementos que toca l iniciativa, como campañas de información que ayuden a las personas a tener una mejor relación con los alimentos, donde destaca que el etiquetado es un tema que se tiene que evaluar en una instancia internacional.

“Cuando hablamos de promoción de alimentación saludable hay muchas más estrategias que en efecto podemos abordar y la reflexión es la siguiente, abordemos esas estrategias a nivel local que no tienen una vinculación directa al comercio, pero la que tiene vinculación directa al comercio y puede generar algún tipo de complicación la veamos en el Sica”, señaló.

Sin voluntad política

“Yo he pedido mil veces que se agende esta y otras leyes que son de beneficio a la salud del guatemalteco, sobre todo para proteger a nuestra niñez, pero cuando un tema lo propone la oposición no se agenda por la Junta Directiva que está en manos del oficialismo”, señaló el diputado Jairo Flores, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y uno de los ponentes.

El congresista explicó que no atender este tipo de enfermedades no transmisibles le trae un gasto millonario al Estado de Guatemala porque son pocos los ciudadanos que se pueden costear sus medicamentos.

“Solamente por los problemas de obesidad, diabetes e hipertensión significan al país Q28 mil millones, es el 30% del presupuesto nacional, cuatro veces más del presupuesto total que tiene ahora el Ministerio de Salud, con estos enfermos un porcentaje costea sus medicinas y unos cuantos tendrán cobertura social, pero la mayoría no puede adquirir sus medicamentos y está prácticamente condenado a una muerte prematura”, explicó.

Por último el diputado no comparte los temores del empresariado con la aprobación de esta ley, al contrario, considera que pueden existir alternativas que no complicarán la labor comercial.

“No reemplaza el reglamento técnico centroamericano de etiquetado nutricional vigente en la región, esto es solamente un sello informativo. Es más nosotros estamos dispuestos a eliminar el impuesto que se establecía en la ley para productos que dañen la salud y estamos dispuestos a darles una prórroga de seis meses para que puedan utilizar los empaques que ya tienen fabricados como una muestra de buena voluntad”, puntualizó.