Cortes cumplen 10 meses en cargos interinos y Congreso posterga la elección

El jueves próximo, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y de la Corte de Apelaciones cumplirán 10 meses de estar al frente de los cargos de manera interina, y aunque diputados, sociedad civil y magistrados han pedido que se haga la elección esto no sucederá pronto.

Diputados que integran la alianza oficialista siguen con la intensión de retrasar la elección de cortes. (Foto: Hemeroteca PL)
Diputados que integran la alianza oficialista siguen con la intensión de retrasar la elección de cortes. (Foto: Hemeroteca PL)

El Congreso inicia la segunda semana de su segundo período ordinario de sesiones cerrado, y con esto se aleja, otra vez, la posibilidad de comenzar con el proceso de elección de cortes, una tarea que analistas y diputados vislumbran que se extenderá más tiempo, incluso, podría llegar hasta el próximo año.

 

Por desinfección de los edificios del Congreso y por hisopados que se realizarán a empleados de ese organismo para esta semana, no se tiene contemplado sesionar a pesar de que ya están en el segundo periodo ordinario de sesiones.

Durante este último periodo de sesiones del año, el riesgo de infecciones por Covid-19 marcará el ritmo del trabajo legislativo y, por ahora, no hay ningún tema de urgencia por conocer y se ha autorizado el cierre de todos los inmuebles del Congreso para una desinfección, en el momento que ya se registran 63 casos positivos de coronavirus, de los cuales 44 se han recuperado y se lamenta la muerte de una persona.

Aparte, las magistradas de la CSJ, Delia Dávila, María Eugenia Morales y Silvia García enviaron una carta al Congreso en la que manifiestan su preocupación por el retraso para elegir autoridades del Organismo Judicial.

“El plazo constitucional de nuestro mandato ya venció y se ha extendido como consecuencia de acciones legales y por no estar electa la nueva Corte para poder entregar nuestros cargos”, dice la carta firmada por las tres magistradas.

Mientras que la Conferencia Episcopal de Guatemala también se manifestó por la coyuntura actual en torno a la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y salas de Apelaciones, la cual aún no se ha realizado.

“¿A quién beneficia esta postergación?, ¿al pueblo de Guatemala, al orden constitucional, al bien común, a la convivencia pacífica y armónica de la sociedad guatemalteca?, ¿o a actores y sectores con intereses en que la justicia pronta y cumplida no sea un objetivo realizable en nuestro país?”, cuestionaron en su momento los líderes religiosos.

Falta de voluntad

La directora ejecutiva del Movimiento ProJusticia, Carmen Aída Ibarra, considera que la junta directiva y la mayoría de los jefes de bloque siguen eludiendo la elección de magistrados, ahora con el pretexto de la desinfección, porque ya se terminó la excusa del receso.

“Eso confirma que la intención es mantener en sus puestos a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de cortes de Apelaciones, porque se mantiene la alianza entre diputados y magistrados; sigue vigente la estrategia de mantener la alianza para sacar adelante temas de sus interés: elección de magistrados de la CC, promoción o freno de antejuicios según el caso, resoluciones en casos judiciales de interés, ataque a operadores de justicia independientes, y el debilitamiento del sistema de mayor riesgo”, expone Ibarra.

La experta señala que “es una pena” que los diputados que no forman parte de esa “alianza perversa” estén viendo impávidos lo que ocurre. Les están negando cumplir con la obligación constitucional de elegir magistrados y no reaccionan.

“Es de resaltar que en la medida en que los diputados dejan hacer y dejan pasar, de alguna manera se vuelven coadyuvantes de la estrategia de mantener la subordinación política del poder Judicial al poder Legislativo, y por esa vía al poder Ejecutivo”, expone.

Añadió: “sí. están usando la pandemia como excusa y viene una etapa intensa, pues pronto deberán empezar con las discusiones sobre el presupuesto nacional 2021; las negociaciones para junta directiva 2021-2022 y van a tener aún en la nuca la elección de magistrados”.

José Echeverría presidente del Movimiento Cívico Nacional (MCN) indicó que el modelo y el proceso de elección que dictó la Corte de Constitucionalidad en la sentencia emitida, aunque hubieran iniciado con la integración de las cortes, no estaría finalizada.

“El proceso es sumamente extenso; sin embargo, esto no es excusa para no iniciar el proceso de elección y por qué hablo de una excusa, a pesar del modelo que dictó la CC es extensa, en las diversas agendas que se han tenido en el Legislativo para conocer específicamente ese punto no se ha podido abordar”, dijo Echeverría.

El abogado considera que hay muchos factores, hay desde lo político institucional como lo es que no hay una fecha límite que obligue a los diputados, por qué el plazo constitucional se violó el año pasado y cuando se rompe ya no existe una fecha límite para la elección de las cortes y “eso abre la puerta para que más elementos políticos o de intereses que se desconocen estén en juego (…) es casi voluntad del Congreso y no de un plazo que sirve de control del poder público”

El experto considera que el miedo al contagio en el Legislativo es real entre trabajadores, inclusive con el contagio del presidente del Congreso.

“Pero no creo que sea una excusa, porque han conocido otros temas y este tema de la elección de cortes es importante, porque estamos hablando de uno de los tres poderes del Estado, lastimosamente estamos viviendo las consecuencias que han tenido los amparos, repeticiones y suspensiones y avalada por esta magistratura de la CC”, concluyó.

Mientras que Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), indicó que todos los factores van a establecer intereses particulares que aseguren en algunos sectores la posibilidad de influir en las decisiones de las magistraturas.

“Las actitudes tanto de las autoridades judiciales y diputados dan a entender que la intensión es que priven intereses particulares en donde determinado sector pueda influir en las decisiones de los magistrados, los de salas de apelaciones cuando revisan un fallo de primera instancia y las de la Suprema cuando conocen de antejuicios, amparos o temas administrativos”, expone la experta.

La profesional indicó que es difícil identificar a un grupo o a una persona, porque en realidad hay muchos intereses en juego y las condiciones de la pandemia no facilitan la identificación de estos actores y también limitan las capacidades de la sociedad civil para manifestar su descontento.

“Estamos hablando que tenemos cinco meses de estar en estado de Calamidad y por obvias razones no se ha podido hacer una fiscalización más exhaustiva y no se ha podido manifestar el descontento”, dijo Escobar.

La experta considera que si se tuviera la voluntad política la elección de las cortes se podría hacer de manera programática, una sesión alterna de la que se discuten las leyes podrían hacerlo y en esa elegir primero a la Corte Suprema de Justicia que son 26 candidatos.