Cuatro alarmas que enciende la reciente ampliación de Q3 mil millones al CIV

Diferentes voces cuestionan el fondo de la ampliación presupuestaria que se aprobó en apenas 15 días por diputados de la alianza oficialista.

Publicado el
Desde que la iniciativa se presentó a Dirección Legislativa, la Junta Directiva del Congreso y sus aliados la tomaron como prioridad. Fotografía: Congreso.
Desde que la iniciativa se presentó a Dirección Legislativa, la Junta Directiva del Congreso y sus aliados la tomaron como prioridad. Fotografía: Congreso.

Todos los sectores nacionales están conscientes de la necesidad que tiene Guatemala por mejorar su red vial, pero aunque sea un problema mayúsculo no apoyan la ampliación presupuestaria al Ministerio de Comunicaciones.

Pese a esa negativa social los diputados de la alianza oficialista decidieron ampliar Q3 mil millones al presupuesto de esta cartera, bajo el argumento que será utilizado para proyectos estratégicos de infraestructura.

La misma coyuntura hizo que la millonaria cantidad de recursos públicos pasara inadvertida, porque la población salió a manifestar por un decreto que penalizaba el aborto y que discriminaba a las personas de la diversidad sexual.

La sociedad civil olvidó esa iniciativa de ley, pero los diputados de la alianza oficialista la tomaron como prioridad, no escucharon las sugerencias de hacer un estudio a mayor profundad y la aprobaron la noche del martes15 de marzo.

Algunos analistas, sectores empresariales y políticos han manifestado que opinan de esta ampliación, la mayoría de comentarios son en contra porque dudan que ese dinero vaya a ser bien invertido.

Las fuentes coinciden que son, el menos, cuatro peligros los que existen con esta apresurada ampliación presupuestaria: Botín político en año preelectoral, consolidar votos en elecciones legislativos, gastos en proyectos sin justificación técnica y una solicitud de recursos apresurada que hará un despilfarro económico.

Botín político

La primera advertencia nació del propio Congreso. Los diputado de oposición señalaron que estos recursos tiene un destino político que sería financiar la campaña electoral para el 2023.

Al menos así lo ve Samuel Pérez, diputado de Movimiento Semilla, quien en la sesión plenaria expuso los argumentos en contra de la iniciativa que trasladó el Ejecutivo.

“Son obras sobrevaloradas porque esta iniciativa no va para construir ni reparar carreteras, lo más seguro es que cobren su parte los gobernadores, alcaldes diputados distritales que ahí van a aparecer en la foto con Giammattei inaugurando obras que no se van a cumplir, pero si se van a ir para financiar sus campañas políticas”.

Quien ve los aspectos positivos de la ampliación es Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), quien estima que con los proyectos se podrían generar casi 20 mil 400 empleos directos y 7 mil 500 empleos indirectos.

Aunque destaca que todas esas dudas por el año preelectoral obedecen a la desconfianza social, por lo que Comunicaciones tendrá como tarea clave ser trasparente en el gasto.

“Esto se tiene que definir en el Ministerio de Comunicaciones, como se logran generar procesos transparentes, creo que es importante lo que Covial está haciendo para transparentar la obra pública a través de auditorías externas, en este gobierno ya se volvió a contratar una auditoria externa”.

Consolidar votos

Desde el inicio de esta legislatura se ha especulado de la compra de votos para los designios que vienen desde el Organismo Ejecutivo, incluso diputados de oposición han señalado que con compra de votos el partido oficial ha conseguido hacerse con la Junta Directiva.

Este año el Congreso tendrá que elegir al Contralor General de Cuentas y al Procurador de los Derechos Humanos, temas que podrían estar amarrados con esta aprobación, según la lectura política de José Echeverría, analista del Movimiento Cívico Nacional (MCN).

“Se aprobó un presupuesto general para el 2022 y una de las grandes alertas es que a dos o tres meses…que haya necesidad de más fondos yo creo que es muy poco probable, si no estaba presupuestado dentro de los planes del año pasado”.

El diputado Pérez, por su parte, duda que realmente los recursos que si se inviertan en carreteras generen cambios estratégicos, como destacó la iniciativa de ley.

“Esta iniciativa es totalmente innecesaria, el Micivi ya tiene Q5 mil millones y han ejecutado el 11%, para que quieren más dinero, en realidad este no se va a construcción y reparación de carreteras, este dinero lo que busca es hacer chapuces miserables”.

Otros de los temas que tiene que afinar este año el Congreso es la distribución del presupuesto 2023, que sentará las bases económicas en cada institución para la despedida de la actual administración.

Para Zapata, el tema sigue siendo una falta de confianza ciudadana, “creo que el gran desafío en este momento es un tema de falta de confianza en las instituciones, que hacia eso deberíamos de fortalecer las capacidades de fiscalización para que los proyectos se logren como están planteados”.

Sin justificación

El analista y columnista Mario García Lara, experto economía, publicó recientemente que Guatemala si necesita inversión en esta materia, pero la forma como lo hizo el Congreso hace dudar que sea un dinero con justificación técnica.

“Sería un auténtico pecado desperdiciar esta oportunidad tirando el dinero al disfuncional sistema que hoy tiene a su cargo la infraestructura en el gobierno central u otorgándoselo a los gobiernos locales para que hagan ‘recapeos’ sin control”.

Incluso la Cámara de Comercio de Guatemala se manifestó en contra, solicitándole al presidente que vete este decreto, ya que tampoco visualizan la justificación técnica del proyecto.

Por su parte  Javier Maldonado, ministro de Comunicaciones, afirmó en una reciente conferencia de prensa que el proyecto si tiene una justificación estratégica.

“Para rutas centroamericanas vamos a estar interviniendo 481 km; 261km que serán rehabilitación, 219 km con un recapeo menor, 240 metros de construcción y vamos a señalizar además de estos tramos que vamos a hacer, de más de 520 km, que llevan su señalización, además de rutas centroamericanas vamos a estar señalizando 1,203 km”.

Despilfarro

Muchos expertos consideran que la aprobación que hizo el Congreso es para estar preocupado, ya que al no encontrar una justificación técnica para cada proyecto consideran que tan solo será como tirar el dinero a la basura, sobre todo por la premura en la que hace la ampliación.

Para este 2022 el Congreso si aprobó un presupuesto, por lo que para expertos es un completo despilfarro dar recursos a una institución que todavía cuenta con fondos.

Echeverría, analista del MCN, cree que la decisión parlamentaria no fue la mejor, incluso ve como previo a esta ampliación se trata de mantener a raya a la población con un subsidio a los combustibles que no ataca el problema de fondo, que son la escalada en los precios.

“Esta ampliación en una palabra es ‘alarmante’, hay una crisis global en términos de economía, en términos de materias primas y creo que contando con remanentes del presupuesto anterior se deberían de encontrar destinos transparentes, que se ejecuten de forma responsable, con calidad del gasto y que llegue a las necesidades de la población y obligaciones del Estado”.

El titular de Comunicaciones, por su parte, pidió a la población tener confianza, volviendo a hacer énfasis en la estrategia de los proyectos, y por consecuencia en la inversión que se hará en cada uno.

“Miramos en el tema de construcción que son pocos metros con un costo elevado, pero en las rutas centroamericanas vamos a estar trabajando tres estructuras que son tres puentes, pero hay puentes de más de 150 metros de longitud (…) con toda solvencia les sé decir que en rubro de construcción no nos alarmemos, son temas específicos de puentes, puentes estructurales o pre fabricados, con luces de hasta 150 metros”.