Darleene Apolonia Monge Pinelo, habla de la importancia de un MP capacitado y que el manejo de casos sea más eficiente

Presidente Alejandro Giammattei cumple con segunda ronda de entrevistas a los seis candidatos a ocupar el cargo de fiscal general y jefe del MP.

Publicado el
El presidente Alejandro Giammattei durante la segunda entrevista a Darleene Apolonia Monge Pinello, integrante de la nómina de donde saldrá el próximo fiscal general y jefe del MP. (Foto Prensa Libre: Captura de Pantalla)
El presidente Alejandro Giammattei durante la segunda entrevista a Darleene Apolonia Monge Pinello, integrante de la nómina de donde saldrá el próximo fiscal general y jefe del MP. (Foto Prensa Libre: Captura de Pantalla)

Darleene Apolonia Monge Pinelo, cumplió este martes 3 de mayo con su segunda entrevista con el presidente Alejandro Giammattei para ahondar en su propuesta de trabajo, previo a que este nombre al nuevo jefe del Ministerio Público (MP), de la lista de seis aspirantes que le trasladó la Comisión de Postulación.  

Giammattei se había entrevistado previamente con Henry Alejandro Elías Wilson, por lo que Monge Pinelo se convirtió en la segunda en participar en esta nueva ronda de charlas con el mandatario.  

El presidente le dijo a Monge que en la primera entrevista ella había hablado de una escuela de capacitación y le consultó sobre si ella eliminaría la unidad de capacitación del MP o si haría una reforma.  

La aspirante al cargo mencionó que la unidad de capacitación ha quedado corta y que a estas alturas el personal que ingresa al MP debería estar mejor capacitado.  

Ella propone que a la escuela de capacitación fiscal deberían ingresar los aspirantes a fiscal del MP y deberían estudiar allí por lo menos 3 meses para aprender sobre el tema penal.  

“Ellos vienen –los aspirantes a fiscal- de las universidades, graduados de abogados y conocen el tema penal, pero conocen la teoría, la práctica no la conocen, entonces sería más que todo en esta escuela donde ellos estarían aprendiendo del tema penal, viendo cómo realmente son las audiencias y no saben realmente cómo participar, cómo es la participación del juez, del sindicado, del agraviado”, comentó Monge.  

Añadió que en esa escuela aprendería cómo tienen que actuar en esas audiencias y entrarían banco de elegibles mientras que los empleados del MP ya serían capacitados y reforzados por la unidad de capacitación. 

Manejo de casos más eficiente 

Giammattei le preguntó a la aspirante al cargo qué proponía para mejorar la la institución e implementar las soluciones para que los casos sean manejados más eficientemente y ella respondió que consideraba que los fiscales debían darles mejor trato a los casos, para que sea más ágil el proceso, porque la justicia tiene que ser pronta y cumplida. 

Señaló que se tiene que tienen que establecer plazos de investigación más cortos para que las personas que denuncian vean que la justicia se está aplicando de manera pronta y que no tengan que pasar 2 o 3 años sin tener conocimiento de cómo va su caso. 

“Pienso que las personas tienen el derecho realmente de saber qué está pasando con sus casos, que sean citados continuamente y que ellos sepan que cuando lleguen pues se les atienda de buena manera, que se les diga su caso está en esta etapa y vamos a hacer esto, para que la persona pues sienta realmente el apoyo del Ministerio Público si su caso pues está avanzando”, comentó Monge al presidente Giammattei.  

El presidente le consultó a Monge con qué otras instituciones coordinaría para garantizar los derechos humanos de la víctima y el acompañamiento del proceso y ella respondió que lo haría con la Procuraduría de Derechos Humanos, pues ellos dan apoyo a las víctimas y así puede dar más involucramiento, apoyo psicológico a la víctima y también al denunciar.  

Añadió que restructuraría la Oficina de Atención a la Víctima del MP, le asignaría más personal y buscaría crear una nueva instancia para que cumpla con ese objetivo de proteger a la víctima.  

Señaló que hay que establecer cómo funciona esa oficina en los departamentos, porque la justicia no solo es para los de la capital, sino que para toda Guatemala. 

Monge dijo que, si bien es cierto que ya hay presencia del MP en los 340 municipios del país, hay que llevar las oficinas de atención a las víctimas a todas y darles el apoyo para que la población sienta que hay realmente presencia de la institución y se sienta respaldada a la hora de denunciar.  

Lea además: Henry Alejandro Elías Wilson, habla sobre prisión preventiva y provisional, de la mediatización de la investigación y necesidad de mejorar la capacitación de fiscales

Equipo de trabajo 

Giammattei le mencionó a la aspirante al cargo que ella había dicho sobre la conformación de su equipo de trabajo si llegaba al MP y si podía adelantar algunos nombres de estas personas a lo que ella respondió que por respeto a las personas no podía revelar la identidad, pero que era compañeros fiscales y también personas ajenas a la institución, pero que están en el sector justicia. 

“Ellos tienen amplia experiencia y me han manifestado su interés de apoyarme en la gestión del Ministerio Público, porque también saben ellos que es una institución muy importante para el país que realmente pues queremos hacer un buen trabajo”, le expresó al presidente.  

En cuanto a las áreas en las que Monge piensa que se necesitaría reforzar el MP, señaló que sería en la Secretaría del Ministerio Público y que se podría crear una específica para atención de las víctimas y tendrían que coordinar mejor el trabajo. 

Agregó que existen los fiscales regionales y ese es un buen apoyo con el que cuenta el MP y por eso también pensaría en una secretaría de enlace con esas fiscalías regionales para hacer un mejor trabajo. 

También cree que el fiscal general debe tener presencia en todos los municipios para tener una idea de cómo está realmente la institución en los departamentos, porque muchas veces no se hacen esas visitas y sí se necesitan para que se vea cómo están haciendo su trabajo, qué necesidades tienen y cuáles son las áreas para fortalecer. 

Monge comentó que en se necesita que el centro de capacitación del MP haya personas, fiscales y docentes con mucha experiencia, para que puedan trasladarla al nuevo y antiguo personal. 

Apuesta por mesas de trabajo 

La aspirante al cargo de jefa del MP, fue consultada sobre qué propuestas tenía para la sistematización de los casos, a través de una institucionalidad que existe entre las organizaciones que forman parte del sector justicia, y respondió que ella le apuesta a las mesas de trabajo.  

Dice que podrían ser mesas para tratar temas específicos en donde se planteen necesidades y se busquen soluciones a los problemas. 

También mencionó las mesas regionales con Centroamérica, México y Estados Unidos, pues cada quien tiene experiencias en cuanto a los delitos y donde se pueda analizar temas como el narcotráfico, la trata de personas y lavado de dinero y así plantear estrategias en conjunto y combatir este tipo de delitos.  

“Me parece que tiene que haber esa coordinación verdad porque es muy importante combatir el delito ya no solo en Guatemala ya ha cruzado fronteras entonces pues tenemos que hacerlo pues a nivel regional”, refirió. 

Lea también: Senadores republicanos señalan influencia de funcionarios estadounidenses en elección del Fiscal General en Guatemala

Mora fiscal 

En cuanto a la mora fiscal, la aspirante al cargo afirmó que cada fiscalía del país podría tomar a un equipo de trabajo, para encargase de la mora fiscal, y que la Fiscalía liquidadora se podría encargar del área metropolitana que es una fiscalía muy grande. 

Cree que si no se hace eso la mora fiscal seguirá creciendo en todo el país.  

Injerencia en los casos 

Monge dijo que el MP es autónomo y no debería tener injerencia en ningún tipo de proceso o investigación. Recordó que la institución tiene su propio presupuesto y eso ayuda a que sea más independiente.  

Le puede interesar: Elección de fiscal general depende del camino que tomen las impugnaciones presentadas

Al ser consultada sobre qué controles internos sugiere para que disminuyan las fallas en la aplicación de la norma en los procesos de investigación y presentación de los casos ante los juzgados, Monge afirmó que eso se logra con mayor supervisión a los fiscales.