EE. UU. ofrece US$5 mil 800 millones para reformas institucionales en el Triángulo Norte 

Con el compromiso de “promover una Centroamérica más segura y próspera”, Estados Unidos ofrece US$5 mil 800 millones para impulsar la seguridad, gobernabilidad y prosperidad en el Istmo. 

Uno de los objetivos de la estrategia de EE. UU. es reducir la migración de los países del Triángulo Norte. (Foto: Hemeroteca PL)
Uno de los objetivos de la estrategia de EE. UU. es reducir la migración de los países del Triángulo Norte. (Foto: Hemeroteca PL)

Uno de los motivos de este ofrecimiento de Estados Unidos, en colaboración con el gobierno de México, es que “se puede generar mayores oportunidades y ventajas para los pueblos de la región y ayudarnos a abordar juntos los desafíos compartidos en materia de migración, narcotráfico y las actividades de las organizaciones delictivas transnacionales”, dijo el Departamento de Estado de EE. UU. en un comunicado.


Este apoyo se materializaría en inversiones públicas y privadas destinadas a promover reformas institucionales y de desarrollo en los países que conforman el Triángulo Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras, dice el texto. 

El Departamento de Estado enfatizó que esta estrategia complementa el Plan Alianza para la Prosperidad, que procura en el Istmo “impulsar al sector productivo, desarrollar el capital humano, mejorar la seguridad ciudadana y el acceso a la justicia, fortalecer las instituciones e incrementar la transparencia”.

Lea también: Plan Alianza para la Prosperidad debe ampliarse a más municipios pobres 

Específicamente, EE. UU. propone trabajar en tres ejes principales: 

  1. Seguridad: Combatir organizaciones delictivas transnacionales, erradicar el narcotráfico, reforzar la seguridad ciudadana, reducir las pandillas y, por ende los índices de violencia, afianzar las fronteras, disuadir y disminuir el contrabando y trata de personas, así como profesionalizar las instituciones de seguridad. 
  2. Gobernabilidad: Apoyar iniciativas contra la corrupción, fortalecer el estado de Derecho, promover instituciones sólidas y exigir la rendición de cuentas de las diferentes entidades gubernamentales, reducir la impunidad y mejorar la gestión fiscal, promover la participación de la sociedad civil y la reforma institucional. 
  3. Prosperidad: Promover el crecimiento económico, la seguridad energética y alimentaria, reducir la pobreza, impulsar el desarrollo y educación, capacitar a la fuerza laboral, procurar una mayor integración regional, mejorar las oportunidades empresariales, así como reducir la migración irregular. 

Citando al vicepresidente Mike Pence, el comunicado enfatiza que “Estados Unidos de América nunca ha tenido un compromiso más firme con el fortalecimiento de nuestra asociación con las naciones del Triángulo Norte para ayudarles… a abordar los problemas que enfrenta nuestra región compartida”.

Además: Buscan incentivar programas en el país para disminuir la migración irregular a EE. UU. 

“Estados Unidos ratifica ese compromiso, y expone una estrategia para la colaboración en 2019, que incluirá una Reunión Ministerial con nuestros pares mexicanos a principios del próximo año; un diálogo más asiduo con los gobiernos de América Central orientado a generar resultados y una hoja de ruta para el cumplimiento de nuestros objetivos comunes; y mayor diálogo y cooperación con otros actores internacionales, así como instituciones internacionales financieras y de desarrollo”, enfatiza el texto.

El comunicado también recordó que “ya se han asignado a los gobiernos del Triángulo Norte al menos US$1 mil 800 millones de fondos del Departamento de Estado, la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional y fondos regionales. Además, el Gobierno ha solicitado fondos adicionales por US$180 millones para asistencia bilateral a la región en para el Año Fiscal 2019″. 

Contenido relacionado

> Migración irregular de hondureños pone en aprietos el Plan Alianza para la Prosperidad

> Norma Torres: La lista de corruptos es el primer paso

> Jimmy Morales pide créditos por US$15 mil millones para infraestructura y seguridad fronteriza